Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
DEFENSA CONSUMIDOR Y CONTRATO DE SEGUROS
“La aplicabilidad o no de la LDC al seguro depende del juez que te toque”
Lo dijo en Pool el abogado Osvaldo Riopedre, para quien el consumidor de seguros ya no sabe qué legislación lo ampara. El letrado Martín Magula, por su parte, entiende que la LDC sería aplicable al seguro, aunque “la misma necesita una adecuación”. El contador Carlos Vitagliano, sin embargo, advierte sobre el impacto que esta aplicabilidad tiene sobre las reservas, las primas y el futuro de las aseguradoras: “Si se privilegian algunas cláusulas en desmedro de otras, o si la SSN sigue aprobando planes que en sí mismos conllevan un riesgo, las primas y las reservas deberán ser adecuadas”, señaló.
8 de mayo de 2012
Pool Económico abordó, una vez más, los temas de conflicto que existen entre la Ley de Defensa del Consumidor y la Ley de Seguros.

Desde el dictado de la Ley de Defensa del Consumidor (LDC), sancionada en 1993, se abrió el debate sobre si dicha ley era o no aplicable a los contratos de seguros. La mayoría de los abogados del sector asegurador siempre argumentaron que no.

En 2008, la reforma a la ley pareció disipar las dudas, pero los aseguradores y sus letrados continúan haciendo objeciones.

Para analizar el tema Pool convocó a especialistas en Derecho del Seguro y a profesionales de Defensa del Consumidor, con la idea de plantear las diferentes posturas:

Por un lado, el abogado Martín Magula, con posgrado en Derecho de Seguros de la UCA, asesor jurídico de aseguradoras y productores, Subdirector del Instituto de Derecho de Seguros del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Ex Secretario del Instituto de Derecho de Seguros del Colegio de Abogados de San Isidro y ex Director suplente del Comité de Control de General American Argentina Seguros de Vida.

Por otro lado, el abogado Osvaldo Riopedre, mediador, ex director de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados de la Nación, Fundador de ADECUA (Asociación de Defensa de Consumidores y Usuarios de Argentina), ex vicepresidente y actual Director Ejecutivo de ADECUA. Ejerce su profesión en forma independiente en defensa de consumidores y usuarios.

Además, Pool invitó a un contador y asesor de aseguradoras para que ver cómo impacta la problemática en los números de las compañías: Carlos Vitagliano, columnista del programa, socio del Estudio Tranmed.


Pool Económico: El ex Superintendente de Seguros, Francisco Durañona, dijo en este programa que “la discusión está terminada, al menos por parte del Estado, acerca de la absoluta aplicación de derecho del consumidor en materia de seguros”.

Hay, además, entre los abogados del sector asegurador, letrados que sostienen que la LDC es aplicable al contrato de seguros. Uno de los casos es el abogado Eduardo Toribio, ex superintendente de Seguros de la Nación, quien sostiene que “el seguro es casi un modelo de ejemplo del contrato de consumo, porque es de contratación masiva y de predisposición de condiciones”.

¿Cuál es su opinión? ¿La LDC se aplica a los contratos de seguros y prevalece por sobre las leyes de seguros?

Magula: A mi me gustaría primero retroceder un poquito en la historia y ver cómo viene el planteo con respecto a la aplicación o no de la LDC al seguro. Cuando se sanciona la LDC, la primera observación que hacemos los abogados del sector es que la misma hablaba esencialmente de la compraventa de bienes y de prestaciones de servicios. Y, si bien desde el punto de vista económico, “servicios” tiene una concepción más amplia, desde el punto de vista jurídico la idea de “servicio” siempre estuvo relacionada con una obligación “de hacer”, una conducta. Entonces, como la obligación del asegurador era una obligación de dar dinero (sujeta a condición), ésta no entraba perfectamente en lo que jurídicamente se llamaba “servicio”. Por lo tanto, la idea original era que esta ley no aplicaba al sector de seguros. Entonces, todo el mercado de seguros –inclusive la Superintendencia de Seguros– se siguió manejando por las leyes tradicionales: la ley 17.418 de Contrato de Seguros, la ley 20091 de Entidad Aseguradoras y su Control, y la reglamentación.

En ese momento se planteaba la inaplicabilidad de la LDC, también con el argumento de que el sector tiene su ley especial (legislación especial de seguros), la que desplaza a la ley general. Hasta entonces el tema estaba claro: la legislación de seguro se aplicaba al seguro y la de consumidor, no.

En los años 2002/2003 empieza a cambiar un poco la historia. De hecho se empieza a aplicar la LDC a los contrato de seguros. Cuando digo “de hecho” me refiero tanto a los entes de aplicación de la ley (entidades administrativas, como la Dirección de Defensa del Consumidor) como a la Justicia. Se empieza a aplicar casi mecánicamente a los seguros, sin dar mayores explicaciones de si era o no era aplicable. A partir de esa aplicación de la LDC, el sector asegurador empieza a reanalizar su postura. Empiezan a aparecer opiniones como la del Dr. Toribio, la mía y muchas otras, que entendemos que hoy por hoy la legislación del consumidor sería aplicable al seguro, sin perjuicio de lo cual la misma necesita adecuar muchas cosas.

Riopedre: Nosotros creemos que es aplicable desde el inicio. Si bien es discutible la concepción de lo que es “servicio”, nosotros lo entendemos en un sentido mucho más amplio en el que se incluye, por supuesto, a los seguros.

Creo no debería ser “alguien vs. alguien”, sino ver de qué manera sale fortalecido el sistema. Estamos hablando de una LDC relativamente joven vs. una Ley de Seguros que no está aggiornada y que se quedó en el tiempo. Creemos que han surgido nuevos conceptos, nuevas formas, y que es ahí donde se da la colisión. Desde nuestro punto de vista, lo que hay que hacer es cambiar la ley, para aggiornarla. En la medida en que uno aggiorne la ley, no va a haber ninguna colisión. Habrá algunas pautas de la LDC que se estarán aplicando y otras de la Ley de Seguros que quedarán. Lo importante es que el usuario tenga claro cuál es la ley que lo ampara, porque hoy por hoy tenemos el problema de que eso depende del juez que le toque, y eso no puede ser así.

Vitagliano: Desde nuestro punto de vista, lo importante es cuál es el impacto que este tipo de cosa tiene sobre las reservas, sobre las primas y sobre el futuro de las compañías. Nos parece un tema que, según he discutido con varios gerentes, no es tan importante hoy pero que sí lo será en el futuro, y probablemente haya que contemplarlo con mucho más detenimiento. ¿Por qué? Porque si empiezan a privilegiarse algunas cláusulas en desmedro de otras, o si la Superintendencia sigue aprobando planes que en sí mismos conllevan un riesgo, seguramente las primas deberán ser adecuadas y las reservas también.

Pool Económico: ¿Cuáles son los puntos de conflicto entre una ley y otra?

Magula: Por un lado tenemos el tema de la prescripción. De acuerdo a la Ley de Seguros, las aseguradoras manejaban sus reservas con un plazo de prescripción anual (un año). La LDC tiene un plazo de tres años (no para todos los contratos, sino para todos los que son “relaciones de consumo”). Si se aplica al seguro, alcanzaría a los seguros destinados al consumo final, no a la integración en un proceso productivo. Una prescripción de tres años obviamente cambia todo el sistema de reservas. Es decir, las compañías de seguros deberíamos mantener reservas por muchos más años.

Por otro lado, tenemos el tema de los planes o las cláusulas contractuales. Me parece que éste es el otro punto central. Las compañías vienen trabajando desde siempre con planes aprobados por la Superintendencia de Seguros, y con cláusulas que lógicamente creen válidas, porque han sido aprobadas por el organismo de control. Sin embargo, hoy en día muchas de estas cláusulas ya han sido tachadas de “abusivas” por el artículo 37 de la LDC. Además, todo indica que pueden terminar igual muchas cláusulas más. Hoy las compañías no pueden estar seguras de ninguna de las cláusulas que figuran en sus planes.

Pool Económico: ¿Hay, además, una contradicción también sobre la autoridad de control? Por un lado está la Secretaría de Comercio y por otro la Superintendencia, dependiendo de qué ley se aplique en cada caso.

Magula: Esa es otra problemática importante. ¿Quién aplica la legislación a los seguros? Tenemos un organismo especializado que es la Superintendencia de Seguros de la Nación, que conoce la materia y sabe sobre qué contrato está hablando. Y por otro lado tenemos Defensa del Consumidor que, como hemos visto en estos años, ha sacado resoluciones que incluso avanzan sobre la misma ley, considerando que algunas normas legales son “cláusulas abusivas”. Evidentemente acá hace falta que la aplicación, siendo el seguro algo tan técnico, sea llevada adelante por algún organismo especializado.

Pool Económico: ¿Hay, por parte de las aseguradoras, alguna adaptación de los productos a lo que es la LDC? Lo pregunto por esto que decís de que hay un montón de cláusulas que están en contra del articulado de la LDC.

Magula: Las compañías están en un proceso de adaptación. Por lo menos las que nosotros conocemos bien, están trabajando en pos de esto. Pero es una revisión completa porque hoy por hoy no se sabe cuál va a ser la próxima cláusula que será considerada “abusiva”. Hay varias que desde el punto de vista doctrinario se han marcado y también lo hemos hecho nosotros en el Instituto de Seguros. Para el sector esto es un cambio que requiere un proceso. Por ahora se está trabajando cuando hay alguna denuncia, tratando de solucionar los problemas.

Pool Económico: ¿Qué está pasando con los fallos de la Corte Suprema y de los tribunales provinciales? ¿Para qué lado se inclinan?

Riopedre: Hay dos cosas que dijo el Dr. Magula que son importantes. Una es cuál debe ser el rol de Superintendencia. Me parece que tiene que cambiar. Las aseguradoras se están recostando sobre planes aprobados por la Superintendencia que después terminan siendo nulos, anulables o abusivo, a criterio de un juez. El rol de la SSN, entonces, tiene que redefinirse. Si uno tiene un órgano de control desdibujado, el otro órgano de aplicación seguramente se va a sobre-imponer.

Por otro lado, la jurisprudencia fue avanzando. Al principio (cuando se sancionó la LDC) lo de la prescripción de tres años no era aceptado por nadie. Ahora ya prácticamente se puede inferir (aunque no hay Plenario todavía) que ya todos toman que la prescripción es de tres años.

Pool Económico: ¿Esto es así en la mayoría de los fallos?

Magula: Yo no diría que en la mayoría de los fallos. Yo diría que en los casos en los que se plantea el tema (o sea, que el actor pide la aplicación del plazo de tres años), en general se le hace lugar y se le aplican los tres años (siempre, por supuesto, que sea un contrato de consumo).

Pool Económico: Entonces habrá que hacer una reformulación, como planteaba Osvaldo. Ahora la Superintendencia está impulsando un Plan Estratégico 2012-2020 que incluye, según nos confirmó el superintendente de Seguros, una propuesta de reformulación de la Ley de Seguro. Todos los cambios que en los hechos se están dando, habría que llevarlos a la ley.

Riopedre: La jurisprudencia también es fuente del Derecho y de eso hablamos cuando hablamos de aggiornamiento de las leyes. Creo que las leyes deben acompañar el proceso de la sociedad. Si no, lamentablemente tenemos leyes viejas e intereses diferentes.

Pool Económico: ¿Qué está pasando en los tribunales provinciales?

Vitagliano: Este momento, desde el punto de vista de la Justicia, es muy complejo. Muchas veces los fallos son contradictorios, y los tribunales provinciales (como el de Rosario) están fallando en contra lo que la Corte dijo.

La reforma del Código Civil y Comercial que está en proceso y una reforma de la Ley de Seguros en consonancia con el cambio del Código Civil y Comercial, sería un buen momento para establecer reglas. Porque las reglas hoy no tienen unificación y estamos viviendo momentos complejos. Hoy hay Salas que dicen una cosa y que a la semana están diciendo otra. La influencia del consumidor, al que se lo supone más débil frente a las compañías, hace los jueces determinen “que pague siempre alguien”. Y en ese camino, a veces hasta deja de importar si el Derecho les da la derecha o no. Entonces me parece muy interesante que la reforma que está en danza realmente sea una reforma profunda y que tome en cuenta todo esto para que dejemos de preocuparnos de si Rosario toma la cláusula de Cobranzas o no, si toma la prescripción o no, o si en el futuro vamos a tener que cambiar las primas porque suponemos que estas cláusulas van a ser todas tildadas de abusivas, cuando probablemente algunas están bien.

Ríopedre: Hay que ver cómo se resuelve. Cuando hablamos de reservas y de cambios en las primas, uno como consumidor se pregunta si al final esto no significa que voy a tener que pagar más plata. ¿Voy a tener que pagar más? Ese también es un problema que debemos atender. Si impacta en lo que pagan los asegurados, estamos en problemas. Yo no digo que no deban hacerse ajustes, pero sí digo que es una cuestión matemática peligrosa porque puede implicar que mucha gente, directamente, salega de sus seguros. A lo mejor las consecuencias son peores todavía. Hay que tenerlo en cuenta. Concientización es lo que necesitamos para que todos estén asegurados.

Pool Económico: Carlos, ¿lo están contemplando hoy las aseguradoras? ¿Hay un análisis de este es el escenario futuro que incluya cambios en las reservas o en la estructura tarifaria?

Vitagliano: Yo diría que no. Hoy las compañías están más enfocadas a la rotura: si aparece algo lo analizamos, lo vemos. Y la atención del consumidor está más enfocada a los propios asegurados, o sea “me pongo una oficina, pongo alguien al teléfono, atiendo alguna queja”, pero me parece que todavía la problemática no es analizada como algo prioritario. Me parece que todavía no está incorporado ni en las reservas ni en los cálculos.

Nosotros analizamos riesgo judicial, y por lo tanto proponemos empezar a mirar este tema y evaluarlo cuando creemos, por ejemplo, que hay los problemas de prescripción, de cláusulas de cobranzas o de la cláusula 80/20 de Destrucción Total. Evaluamos si algo de esto puede trascender a un litigio judicial, si conviene considerar que la valorización del 20% no va a sufrir un fracaso en el proceso judicial.

Creo que lo más importante sería tener la previsibilidad para poder hacer los cálculos adecuados de reservas matemáticas. Hasta que no tengamos un horizonte judicial más claro…

Nosotros proponemos tenerlo en cuenta hasta jurisdiccionalmente. Donde vemos que en determinada jurisdicción el Tribunal Superior empieza a dictaminar determinados fallos, yo les digo a mis clientes que lo tengan en cuenta.

Pool Económico: Como conclusión, hay mucha disparidad entre los fallos judiciales con respecto a estas contradicciones de la LDC y la Ley de Seguros.

Vitagliano: Para mí hay pocos… todavía no se considera, en el cúmulo de fallos, que estos sean los temas centrales. Por eso decimos que es un tema de futuro.

Magula: En los últimos años la jurisprudencia va claramente en la línea de la aplicación de la LDC a los seguros. De hecho, si buscamos fallos que decidan no aplicarla, no encontraremos.

Pool Económico: La conclusión sería reformar la Ley de Seguro para empatarla a la LDC, para que no entre en conflicto con ésta.

Vitagliano: En sintonía con el Código Civil Comercial, que está en plena reforma.