Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
DESARMADEROS ILEGALES DE AUTOS
-
1 de enero de 2007
Hoy en la Argentina se roban 120 mil autos por año. El 60 % de los autos robados nunca son recuperados. Desaparecen en desarmaderos ilegales donde son desguazados y vendidos como repuestos.
Esta industria negra creció desde la devaluación, por la suba de los precios de los repuestos al ritmo del dólar. Los desarmaderos ilegales mueven unos 327 millones de pesos al año. Están ubicados en la periferia del Gran Buenos Aires, de las grandes ciudades del interior del país y en la calle Warnes de la Capital Federal.
El crecimiento de este negocio ilegal golpeó fuerte a las compañías de seguros. En el 2002 registraron un aumentó del 40 % en el robo de autos. Hoy los empresarios del seguro le reclaman al gobierno una política activa para desbaratar la operatoria y reprimir el delito.
Dos causas penales ejemplifican como funciona este meganegocio ilegal en el norte y en el sur del Gran Buenos Aires. En ambas, aparece la participación de la policía o de algún funcionario venal que protegía esta actividad ilegal.
Elvio Fernández se hacía llamar "el rey del corte". Ahora está preso, acusado de construir la red de desarmaderos más grande del conurbano sur. Era un especialista. Cuando lo detuvieron facturaba unos 300.000 pesos por día. Sus hombres robaban por encargo y lograban desarmar un auto en menos de una hora. En esta causa está acusado un funcionario de la Fiscalía de Estado bonaerense, dependencia a la que van a parar los autos secuestrados por orden judicial.
En la otra causa, la Justicia detuvo y le dictó la prisión preventiva al comisario Norberto Fiori, de la comisaría de General Pacheco. Está acusado de proteger a desarmaderos ilegales a cambio de una cuota mensual de dinero o en repuestos.