Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
SEGUROS AGRICOLAS
"Si no hay alguien dispuesto a perder, a subsidiar, no hay juego"
Lo dijo Roberto Murphy, socio de Norden Brokers, en Pool Económico, en referencia a lo que la sequía que puso en el tapete: la necesidad de masificar el seguro agrícola. Murphy y Guillermo Rotger, jefe del área Riesgos Agropecuarios y Forestales del Grupo Asegurador La Segunda, analizaron la actualidad del negocio y las posibilidades que tiene para desarrollarse.
28 de febrero de 2012
La sequía que impactó fuerte en gran parte de la pampa húmeda argentina puso en el tapete la necesidad de masificar el seguro agrícola.

Después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo referencias sobre la necesidad de un mayor desarrollo del seguro agrícola con relación a las zonas afectadas por la sequía, la Asociación de Aseguradoras de Interior del país, ADIRA, emitió un comunicado donde se manifiesta a favor de la propuesta de implementar un Seguro Agropecuario.

Pero ADIRA dice que sólo la acción mancomunada del Estado, las aseguradoras y entidades representativas de las distintas actividades agropecuarias podrán lograr avances perdurables en el tiempo y con logros efectivos de previsibilidad.

La sustentabilidad de esta cobertura -dice la entidad- está lograda en países como España, EE.UU. y Brasil, entre otros, mediante un subsidio de la prima por parte del Estado, una adecuación de los impuestos y la complementación con Fondos de Catástrofe, que son la herramienta para soportar eventos de tales características y que no pueden ser atendidos por el seguro de contratación individual.

Pool Económico convocó para hablar del tema a un empresario integrante de la Cámara: Guillermo Rotger, jefe del área Riesgos Agropecuarios y Forestales del Grupo Asegurador La Segunda.


Pool Económico: La sequía puso en el tapete la necesidad de masificar el seguro agrícola. Ahora el Gobierno está impulsando la implementación de una cobertura multirriesgo. La cobertura multirriesgo (granizo, vendaval, inundación y sequía) existe, pero de las 29 compañías que operan en seguros agropecuarios sólo nueve ofrecen Multirriesgos. ¿Cuál es la postura de ADIRA respecto de lo que dijo la presidenta?



Rotger:
La postura de ADIRA es escuchar y querer debatir el tema. Vemos auspiciosa la mención de la presidenta de orientar al productor agrícola para que tome coberturas agropecuarias, porque le hace mucho bien al seguro. Hay países que ya están bajo esta modalidad como España, EE.UU., Canadá y Brasil.

Por supuesto que para desarrollar el Multiriesgo Agrícola donde existen sequías o heladas (digo sequías porque es un riesgo masivo y catastrófico) es necesaria la dispersión… por eso hay aseguradoras que no la tienen y aún nosotros, que contamos con una cartera importante, no lo sugerimos y no lo vendemos porque esta cobertura siempre está solicitada desde las regiones extrapampeanas, es decir zonas con suelos salitrosos no aptos, mientras que las aseguradoras necesitamos dispersar el riesgo en zonas. El riego debe estar expuesto en toda la dimensión de las diferentes zonas o regiones agrícolas (en la extrapampeanas, claro, pero también en la zona núcleo).


Pool Económico: Porque si no se hace una antiselección. El seguro Multiriego surgió en los 90 y las primeras experiencias fueron de siniestralidades del 400%. Para soportar esa cobertura tendrían que cobrar una tasa de prima altísima.



Rotger: Precisamente por eso vemos auspiciosa la mención de la presidenta y los posteriores dichos desde el Ministerio de Agricultura.


Pool Económico: ¿La mención de la presidenta refleja que en su Gobierno hay conciencia sobre el tema? Porque además hizo una crítica a los productores agropecuarios en relación a que no habían tomado esta cobertura. ¿Hay conciencia en el Gobierno de que esto es posible sólo con apoyo del Estado o se sigue culpando al productor agropecuario?


Rotger: Yo creo que deben haber observado alguna situación, porque para pensar en subsidios agrícolas debería dejar de existir la Ley de Emergencias. Tan es así que así figura en otros programas como los de EE.UU. y España en los que se da subsidio pero en los que no hay asistencia. Yo realmente no conozco el dinero que se va vía emergencias, pero el dinero que iría en seguros, desde mi punto de vista, sería conocido y tiene un límite, que es el total de las primas que se venden. Si conozco la cantidad de primas que genera el país agrícola, resulta interesante hacer programa sustentable en el tiempo.

Nosotros como empresas independientes y privadas hicimos el desarrollo de este seguro y lo comercializamos, pero a través del tiempo nos dimos cuenta que estábamos asegurando un solo sector y que no nos compraban ese seguro en zonas núcleo buenas. Vemos positivamente que haya un subsidio que promueva la dispersión y baje la selección (no al nivel de no seleccionar, pero sé bajarlo).


Pool Económico: Entonces se trataría de un programa que apuntaría a una dispersión del riesgo con una subvención del Estado. Un buen ejemplo de programa sería el de la vid en Mendoza, único que articula la participación de las aseguradoras con la del Gobierno.


Rotger:
Sí, pero fijate que, si bien es un buen ejemplo, en Mendoza no participaba el productor. El Estado daba entre 13 y 14 millones de pesos y con ese dinero subvencionaba las primas. Y tenía una porción de suma acotada que servía. Pero era el Estado solo; el productor agropecuario no participaba.


Pool Económico: Si, la idea ahora sería que el productor agrícola compre el seguro. Pero, por ejemplo, el ex presidente de CRA y de CARBAP, Arturo Navarro, sostuvo que “los seguros agrícolas no pueden ser obligatorios”.


Rotger: No nos hemos expresa sobre la obligatoriedad porque no conocemos en qué se basa en profundidad el proyecto del que habló el ministro de Agricultura. No podemos oponernos a lago que no conocemos. Pero si vamos al ejemplo de España veremos que el subsidio del Estado es del 50% a la vez que el productor agrícola paga y participa también. No es obligatorio, pero hay un direccionamiento: si no comprás el seguro, no te vamos a asistir. Entonces, de algún modo, existe la obligatoriedad.

No sabemos cómo será acá. Hay que ver cómo se desarrolla. Tenemos todas las herramientas necesarias para arrancar. Falta el impulso.



En el segundo bloque del programa Pool Económico, Roberto Murphy, socio de Norden Brokers, especializado en coberturas de seguros agrícolas, completó el panel de especialistas sobre el tema.


Pool Económico: ¿Cuál es tu opinión sobre el hecho de que la presidenta haya hablado de los seguros agrícolas como cobertura y que haya instalado el tema?


Murphy: Para que algo existe hay que nombrarlo, hay que ponerle nombre. Ahora se nombró el seguro agrícola y ya es algo, porque hasta acá no se había nombrado ni existía. Eso está muy bueno!

Pero vale preguntarse (luego de escuchar a Rotger en el bloque anterior) qué es lo que apoya ADIRA, o si es sólo una expresión de deseo, porque yo acabo de cortar con Secretaría de Agricultura y me dijeron que las últimas novedades son: Todavía no nos llamó nadie…. Pero está bien encausado.

Arturo Navarro hace poco sacó un informe en el que decía que de mil millones, 500 millones es lo que habría que subsidiar… y eso es de alguna manera falaz porque un Multiriesgo cuesta más que un daño directo. Hay regiones que tienen tasas de riesgo mucho más altas que las de zona núcleo. Pero si uno logra hacer un universo lo suficientemente importante, no sé si te costaría mil. Ponele que te costaría dos mil y que vos podrías subsidiar mil (teniendo en cuenta que diez mil se invierten en la siembra!). Entonces, nada más que con lograr que se subsidiase la mitad de la prima… pero eso lo tiene que perder alguien, es un costo que alguien tiene que pagar. Es como el seguro del auto. Si quiero cubrir el pasacasstte tengo que entender que es un costo porque todos los años se roban el pasacassette, entonces como aseguradora tengo que cobrar la póliza más el pasacassettes. Ese es su costo. Así hay que pensar el ciclo de sequías y hay que incluirlos en la cuenta: cuesta la mitad de la prima. El Estado no puede llegar adonde las compañías sí llegan.

Estoy hablando de Multiriesgo, una cobertura catastrófica y cíclica que se va a disparar muy cada tanto. Disparó en 2008 y disparó ahora. Hoy el maíz, que son cinco mil millones de dólares por lo menos, está totalmente perdido para toda la cadena (también para los que tributan y para los que recaudan sobre ese dinero).

Hay tantas maneras de resolverlo! El punto ahora es que el Estado está llamando a las compañías. Deben trabajar juntos Estado y aseguradoras. El estado tiene que manejar y las compañías distribuir, y sobre ese fondo catastrófico jugar cada compañía como quiera, cobrarle más al que quiere pagar más, por ejemplo. Si alguien quiere cubrir 15 mil kilos de los 20 mil kilos de maíz que cosecha todos los años en Venado Tuerto, puede querer pagar la diferencia entre lo que se le subsidia y lo que él quiere cubrir.


Pool Económico: ¿Decís que las compañías no están respondiendo a la convocatoria del Estado?


Murphy: Sí, están respondiendo. Lo que no estaban haciendo era responder al pedido, al clamor que el sector les estaba reclamando hacía 20 años. Norden vende la mitad del total de lo que se vende en Multirriesgo, que es nada: un millón de dólares de prima. Somos los ases del Multirriesgo, somos los que más vendemos, pero lo que más podemos ganar es eso. Es el 10% de nuestra cartera, pero porque no hay más.


Pool Económico: ¿Qué porcentaje de lo sembrado tenía cobertura ante es última sequía?


Murphy: Un 5% como máximo, exagerando. Pero todos los reaseguradores que hasta acá han jugado durante 50 años les inculcaron la productor agropecuario la conciencia de la necesidad del seguro. El productor ya lo sabe, no hay que enseñarle nada. Lo que necesita es que alguien le ofrezca la cobertura, que alguien se la venda. No tenés que ir a explicarle qué es Multirriesgo, todo el mundo lo sabe y sobre todo el que lo necesita.

Hay que vender mucho Multirriesgo y a precio bajo, no como ahora que se vende poco, caro y en zonas donde no hace falta.


Pool Económico: ¿Por qué las compañías no lo hacen?


Murphy: Ahí quería llegar… si no hay alguien dispuesto a perder, a subsidiar (a poner ese pasacassette que me roban todos los años), no hay juego. Si no hay eso, no hay nada. No digamos que hay desidia o desinterés por parte del sector agrícola o que las compañías hay abandonado el Multirriesgo porque no lo podían vender debido a que los reaseguradores, que monopolizaron todo, no se los daban. No faltemos a la verdad.

El Multirriesgo que nosotros vendemos donde nos dejan vender vale el 5 o el 6% (zonas muy buenas; no límites). A ese precio tampoco quieren vender.

Este año el mejor negocio para las compañías va a ser el Multirriesgo porque hubo mucho granizo y helados, mucho daño directo que tuvo sinistros, y el Multirriesgo no. Y el maíz, que es a lo que menos medio se le tiene, fue lo que más castigó la sequía.