Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
PERSPECTIVAS ECONOMICAS
"No está en el horizonte un escenario recesivo"
Alberto Schuster, CEO de KPMG, dijo en Pool que en 2012 no habrá recesión, pero sí un crecimiento menor, ubicado entre el 4 y el 5%. "Lo que podemos prever es una continuidad de las políticas actuales y una 'política del 18': ir a confluir a aumentos salariales de ese nivel", completó.
6 de diciembre de 2011
Alberto Schuster, CEO de KPMG y presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, estuvo en Pool Económico para analizar las perspectivas económicas de cada a 2012.

Pool Económico: Termina el primer mandato de CFK y el segundo del kirchnerismo. ¿Cuáles tendrían que ser los temas prioritarios de la agenda económica oficial para el segundo mandato de Cristina?

Schuster: Aclaro que no soy economista, por lo que voy a dar perspectivas derivadas de lo que yo capto de nuestros clientes, de la situación general y de lo que se habla en el mundo.
Ahora sí, me parece que nuestra situación en particular va a depender de lo que pase en el mundo. Hoy se está definiendo si Europa queda como está, si la zona del euro queda como está, cómo van a salir de la crisis bancaria y cómo van a salir de la crisis de la deuda algunos países. Eso va a ser clave para el mundo. Por otro lado, EE.UU. se está debatiendo si crece un poquito o no crece nada. Brasil ha decrecido en el último trimestre pero parece que ahora levanta. La actividad de los emergentes muestra que fundamentalmente China está desacelerando.
Todo esto junto implica una perspectiva para la Argentina que deriva directamente en el valor de los commodities y en la cantidad de productor argentinos que se exporten a Brasil y a otros países del mundo. Los commodities ya decrecieron (no mucho, pero bajaron de valor), lo que significa para la Argentina menores ingresos fiscales, y como consecuencia de eso vemos la reacción del gobierno tratando de compensar estos efectos.
Vamos a ver ahora cómo se conforma el equipo económico. Según las noticias, se anticipa que el ministro será Lorenzino y que el Gabinete quedará más o menos como estaba.
Lo que podemos prever es una continuidad de las políticas. Aparentemente sería lo que yo diría que es la política del 18: ir a confluir a aumentos salariales de ese nivel.

Pool Económico: ¿La política es del 18, no del 30?

Schuster: No, para nada. Es mi visión. Con una política del 30, la inflación se seguiría espiralizando y eso no es bueno.

Pool Económico: El ejecutivo de una fábrica de electrodomésticos le dijo a Clarín: “Para 2012 observo dos escenarios posibles: uno es el freno, el recesivo; en el otro está el Gobierno alentando el consumo. Entre los dos, me quedo con el segundo”. ¿Vos con cuál escenario te quedás para 2012?

Schuster: Una cosa es promover el consumo con mecanismos reales para alentar el consumo, que es lo que toda economía hoy debería hacer. Pero otra cosa es sobrecalentar el consumo. Tener mayor demanda que oferta te dispara la inflación.
Entonces, creo que el escenario recesivo no está en el horizonte, pero sí un escenario de menor crecimiento que alcance 4, 4 y medio y 5%, como está diciendo los economistas. Si bien están sacando dinero de la economía (porque si hay aumentos en los servicios, ese dinero se saca del consumo), hay que ver qué políticas de equilibrio termina de adoptando este gobierno para no llegar a un sobrecalentamiento del consumo ni a una política recesiva.

Pool Económico: ¿Cómo está ahora el “clima de negocios”? En épocas de Néstor Kirchner se decía que el clima de negocios no era el mejor. Tal vez ahora los empresarios ya se acostumbraron al kirchnerismo, y el clima es resignación a lo que hay. ¿Cómo se refleja ese clima en materia de inversiones?

Schuster: No hay un clima de negocios. Es una simplificación. Yo creo que cada sector tiene el clima que siente de acuerdo a las circunstancias particulares.
Salió ayer un comunicado de Vale sobre una inversión de 25 mil millones de pesos en una inversión en la provincia de Mendoza, o sea que el clima de negocios para la Minería es bueno.
Por otro lado, si aprovechamos las ventajas que pueden dar el petróleo y el gas no convencional también va a ser importante para mejorar la oferta energética, aunque eso será más a largo plazo.
Por su parte, la actividad bancaria está tranquila y no espero un desempeño explosivo para el año que viene. Será un desempeño normal.
Creo que el clima depende del sector del que estemos hablando.

Pool Económico: ¿Cómo toma el sector financiero las últimas medidas tomadas por el Gobierno respecto de, por ejemplo, el manejo del dólar?

Schuster: En las últimas tres semanas se han tomado medidas que por lo menos no son ortodoxas, pero que están dando resultados. Si bien cuando uno habla con las entidades financieras se confirma que la “salida de dólares cero” es imposible, también se ve que ha bajado bastante. Pero una cosa es la salida de capitales en el resto del año y otra cosa es lo que va a ser la percibida cotización del dólar hacia fin de año. La verdad es que nadie espera una devaluación brusca. Esta continuidad de la gente en el gobierno afirma ese camino.

Pool Económico: ¿Y las tasas de interés? Hubo una suba bastante pronunciada en estas últimas semanas.

Schuster: Sí, hubo una suba pronunciada, pero también hubo una baja. Hoy se consigue dinero en el mercado, a tasas más altas, pero tampoco es lo que se podía prever cuando se decía que diciembre se iba a secar, que iba a ser un mes de tasas altísimas. Eso no parece ser así.
Las tasas se van a quedar, para el año que viene, en niveles un poco más altos de lo que vimos en los últimos años, pero nadie puede hoy hacer cálculos de sintonía fina tan ajustados que nos permitan decir que el tipo de cambio va a ser éste o aquel.

Pool Económico: Uno de los motores de la economía en 2011 fue la financiación al consumo. ¿En 2012 vamos a poder seguir comprando en 20 ó 30 cuotas?

Schuster: Dependen de cómo evolucione el mundo. Si no se produce una crisis seria, y ése no parece ser el escenario más probable, esto implica que siga entrando dinero y que va a seguir habiendo una balanza comercial positiva. Si se mitigan las salidas de capitales, vamos a ver acceso a la financiación que nos permitirá seguir consumiendo, no tanto, pero sí un poco.