Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
SINIESTROS
Cómo abordar los siniestros en los primeros 30 días
En muchos casos, las compañías terminan teniendo que responder por un siniestro que en realidad no tenía cobertura, por no haber logrado cumplir con los plazos que determina el artículo 56 de la Ley de Seguros (tienen 30 días para expedirse sobre la cobertura del mismo). “Pasa, sobre todo, en aquellas compañías que venden pólizas a nivel nacional y que tienen un asegurado de Buenos Aires, que tiene un siniestro en Tierra del Fuego, contra un tercero que vive en San Luis. Los 30 días no te alcanzan para analizar y dictaminar si el siniestro tiene o no cobertura, cuál es la responsabilidad del asegurado y cuál el la magnitud del evento”, dijo en Pool Carlos Resio, socio del estudio jurídico Tranmed.
29 de noviembre de 2011
Para hablar de siniestros, Pool Económico convocó al contador Carlos Vitagliano y al abogado Carlos Resio, ambos socios del estudio jurídico Tranmed.

Pool Económico: ¿Por qué son importantes los primeros 30 días posteriores al siniestro?

Resio: Los primeros 30 días son muy importantes, por un lado, por una cuestión legal que establece la Ley de Seguros. Se ponen un juego los artículos 56 y 46 de esa ley. El 46 establece que el asegurado tiene la obligación de denunciar el siniestro dentro de un plazo de tres días y a colaborar con la aseguradora. El 56 obliga a la aseguradora en un término de 30 días a expedirse sobre la cobertura del siniestro. La sanción que establece la propia ley, si hace silencio, es cubrir el siniestro aunque no tenga cobertura.
Por otro lado, en esos 30 días la compañía puede realizar gestiones que disminuyan las consecuencias dañosas de un siniestro.

Pool Económico: ¿Qué tiene que hacer la aseguradora en ese lapso, antes de expedirse?

Resio: La aseguradora debe tomar acciones céleres y profesionales dirigidas a conocer si existen o no exclusiones de cobertura. Para ello, debe realizar múltiples acciones como la ampliación de la denuncia con el asegurado, la reconstrucción del hecho (yendo al lugar), obtener copia o tomar vista de las causas penales y determinar la magnitud del siniestro. Son muchas acciones muy complejas en muy poco tiempo.

Pool Económico: ¿Cómo juegan los avances tecnológicos en este proceso, que debe hacerse en tan poco tiempo?

Vitagliano: Todo lo que está modificando la realidad deviene de la tecnología. La incorporación de la interactividad de medios como móviles, celulares, computadoras, Internet, fotos y firmas digitales, la posibilidad de recabar del asegurado las ampliaciones en el momento y tenerlas disponibles inmediatamente y la posibilidad de denunciar por estos medios… todo eso sirve.
La denuncia por Internet vale lo mismo que una denuncia telefónica. Aunque luego vos después le podés pedir que se amplíe por escrito, este tipo de denuncia te permite interesarte y conocer mucho más del hecho. Tener un celular y un mail del asegurado para interactuar desde el primer momento. Las fotos y las filmaciones sirven. Todas estas cosas que enumeré sirven para redundar.
Ayuda mucho al diagnóstico y se puede tomar una acción mucho más rápido. Así uno tiene mucho más días para analizar la situación. Si en una zona lejana se toma una denuncia en el momento pero se tarda cinco días en trasladarla, se pierde mucho tiempo. Recordemos que tenemos sólo 30 días, y si se pierde tiempo nos vemos muy acosado para tomar una decisión importante como rechazar o suspender plazos.

Pool Económico: ¿En muchos casos pasa que la compañía termina teniendo que responder por un siniestro que en realidad no tenía cobertura por no haber llegado con estos plazos?

Resio: Sí, son muchos los casos. Sobre todo en aquellas compañías que venden pólizas a nivel nacional y que tienen un asegurado de Buenos Aires, que tiene un siniestro en Tierra del Fuego, contra un tercero que vive en San Luis. Tenés que hacer múltiples acciones como colectar la causa penal en Tierra del Fuego, ampliar con el asegurado en Bs.As. y ver la contingencia dañosa del evento con el tercero en San Luis. Los 30 días no te alcanzan para analizar y dictaminar si el siniestro tiene o no cobertura, cuál es la responsabilidad del asegurado y cuál el la magnitud del evento.

Pool Económico: ¿Cómo es la relación entre ustedes como estudio y la aseguradora, en esos 30 días?

Resio: Lo más importante es que denuncia de siniestro que se realiza ante la aseguradora sea remitida al estudio lo más rápido posible, porque los plazos empiezan a correr desde el momento en que el asegurado hace la denuncia. Si la compañía se difiere mucho en esa cuestión, los tiempos nos causarán un problema para lograr expedirnos sobre las exclusiones de cobertura, que es lo más importante, y sobre la responsabilidad en el siniestro, que también es importante porque le podemos ir diciendo a la aseguradora qué camino debe tomar, si el de la prevención de un futuro juicio o el de colectar pruebas para determinar que no hubo responsabilidad.

Pool Económico: Hubo un falla de Cámara en Rosario en que se condenó a la aseguradora a pagar el siniestro, aunque no estaba pago el seguro, porque la aseguradora no le comunicó al asegurado que estaba impaga la cobertura. ¿Las compañías deberían tomar como prevención la acción de comunicarle al asegurado cualquier situación irregular de la cobertura?

Resio: Respecto a la cobranza, que es, por lo que veo, sobre lo que trata este fallo, entiendo que no. Me parece un error considerar que ante una póliza impaga vos tengas que comunicar “se cae el contrato”. Es un fallo que no comparto. Es realmente insólito. La jurisdicción de Rosario es sumamente complicada.

Vitagliano: Desde un punto de vista no jurídico, nosotros siempre decimos que lo más importante es determinar el riesgo judicial. Y el riesgo judicial tiene aristas que son bien jurídicas, en el caso de que existiera una causa penal, y otras aristas que son causales respecto a decidir en esos 30 días si, con las pruebas con que uno cuenta, puede suponer o no un resultado favorable en sede judicial. La falta de elementos muchas veces permite determinar que, a pesar de que lo que dice tu asegurado pudiera ser cierto y a pesar que las lesiones pudieran no ser tantas, el riesgo judicial es muy alto y que entonces es mejor resolver el siniestro en esta etapa que seguir adelante.
Si tuviéramos una causa penal, sería distinto porque muchas veces el resultado de la causa penal determina muchas veces el resultado de la causa civil, porque ahí habrá pruebas: criminología, alcoholemia, mecánica, peritajes, etc.
Aunque la aseguradora no tenga obligación de intervenir en la causa pena (sólo la tiene en la civil), todo se relaciona entre sí. Por eso pensamos que la visión Jurídica y la visión de Siniestros es una sola, porque uno está mirando el siniestro a la vez que va determinando las políticas de seguir, suspender, rechazar, o si jurisdiccionalmente podemos tener sorpresas, etc.