Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
NUEVO MARCO REGULATORIO DE REASEGUROS
“La resolución se ratifica exactamente como está”
El superintendente de Seguros de la Nación, Francisco Durañona, dijo en una conferencia de prensa que la resolución 35.615/2011 se mantiene en firme. Por otro lado, descartó el rumor de que el organismo de control esté pensando en poner en marcha un reasegurador estatal y garantizó que para el 1° de septiembre de este año habría diez reaseguradores operando en la Argentina (de capitales naciones e internacionales). Además, anunció que en breve saldrá una nueva resolución para reglamentar el art. 19 de la anterior, “para dejar de lado cualquier posible discrecionalidad por parte de la Superintendencia”. LEA LA DESGRABACION COMPLETA DE LA CONFERENCIA.
10 de marzo de 2011
La Superintendencia de Seguros de la Nación convocó a una conferencia de prensa en la que el superintendente, Francisco Durañona -acompañado por el vicesuperintendente, Juan Bontempo, y el gerente de Asuntos Jurídicos, Diego Rangugni-, ratificó la resolución n° 35.615 que plantea un nuevo marco regulatorio en materia de reaseguros.
Según dijo Durañona, el organismo de control mantendrá sus puertas abiertas para dialogar con todas las partes interesadas, pero sostuvo que la normativa se mantiene firme y que la fecha límite para ajustarse a ella (1° de septiembre de 2011) sigue en pié. “La resolución se ratifica exactamente como está”, dijo.
Por otro lado, descartó de plano la participación del Estado en el negocio reasegurador cuando desmintió los rumores que decían que la Súper podría poner en marcha una nueva versión del INDER.
“Antes del 1° de septiembre habrá compañías de reaseguros en la Argentina. Lo garantizo”, postuló Durañona para responder a quienes estiman que los operadores internacionales no se constituirán con Sociedades Anónimos en nuestro país. Y arriesgó: “Para entonces, ya habría diez reaseguradores operando, entre compañías de capitales naciones y de capitales extranjeros”.
La nueva norma contempla un escenario excepcional. El art. 19 del anexo 1° prevé que si por la magnitud y las características del riesgo no hay capacidad local de reaseguro, se pude hacer una presentación ante la Superintendencia que podría habilitar la contratación con reaseguradores del exterior. Al respecto, Durañona anticipó que en breve saldrá una nueva resolución que reglamentará este artículo, “para dejar de lado cualquier posible discrecionalidad por parte de la Superintendencia sobre reaseguros”.
Se despejaron dudas también sobre la modalidad de las retrocesiones (cuando un reaseguradora cede, a su vez, a otro reasegurador): “A las retrocesiones se aplica lo mismo que establece la resolución para el reaseguro”, aclaró el súper. Eso es que, como la retrocesión es un reaseguro, como tal deberá hacerse con compañías radicadas en la Argentina.
Por otro lado, el titular del organismo repasó algunos de los argumentos que inspiraron este nuevo marco regulatorio, iniciativa que nació en la mismísima SSN. El primero: el ensanchamiento de la brecha entre las primas contratadas de reaseguros y lo que vuelve en pago de siniestros. Según el expediente n° 50.546 de la Súper, hay una tendencia en ese sentido entre 2002 y 2010. El año pasado, por ejemplo, hubo primas netas de siniestros y comisiones por casi 400 millones de dólares. “Esto podría tratarse de una fuga de divisas y nosotros queremos que salgan menos dólares de la Argentina”, se dijo en la conferencia.
Otro de los argumentos en los que se basó la resolución n° 35.615, según Durañona, fueron las observaciones que el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) le hizo al organismo de control en octubre de 2010.

DESGRABACIÓN COMPLETA DE LA CONFERENCIA DE PRENSA:

Superintendente de Seguros de la Nación, Francisco Durañona: Hacía días que salió la Resolución sobre reaseguros y hubo muchos dimes y diretes sobre la interpretación que se le dio a la norma. Esta convocatoria a los medios me pareció una buena manera de aclarar ciertos malos entendidos.

Auditorio de periodistas: A partir de las reuniones que mantuvieron con el sector empresario (la Asociación de Compañías presentó una contrapropuesta a la resolución), ¿hubo o habrá algún cambio en la norma?

Durañona: No. La resolución se mantiene exactamente como está. Ratificamos absolutamente el rumbo. Pero por supuesto que, así como lo hicimos previamente a la resolución, mantenemos la idea de puertas abiertas para conversar con todas las partes. Las asociaciones y las compañías nos han venido a ver por este tema y seguiremos hablando y aclarando. De todos modos se mantiene firme la resolución y la fecha, tal cual como está.

Auditorio: Previamente a la salida de la resolución, ¿se hizo algún análisis sobre las aseguradoras argentinas o extranjeras interesadas en instalarse como reaseguradores? Por el plazo lo digo. ¿Se evaluó cómo se va a articular una oferta de reaseguro?

Durañona: Uno de los argumentos que se escucharon respecto del plazo es que sería imposible para una empresa extranjera poder instalar una sucursal en el país en ese tiempo. Se dijo lo mismo respecto de las empresas locales (la imposibilidad de hacerlo). Eso lo desmiento absolutamente. Nos hemos reunido con las autoridades de la Inspección General de Justicia quienes nos garantizaron que si la documentación está correcta, en cinco días hábiles estará la autorización para operar como sucursal, y que además van a hacer un esfuerzo plus para que esta resolución se pueda cumplimentar con los plazos que corresponden (agilizar todos los trámites en IGJ).
También conversamos, antes y después de sacar la resolución, con algunas compañías argentinas y hoy tenemos confirmado el avance de que van a operar en reaseguro. También hay algunas extranjeras que están muy interesadas en instalarse.

Auditorio: Uno de los argumentos en contra es que aunque se instalen algunas extranjeras y operen también algunas nacionales, de todos modos la oferta se achica en relación a la que había antes de la resolución (era una abanico mucho más amplio de opciones de reaseguro).

Durañona: Habrá que verlo cuando esté funcionando el sistema a partir del 1° de septiembre.

Auditorio: ¿Se pueden saber los nombres de los interesados?

Durañona: No. Pidieron reserva hasta que ellos lo oficialicen, que va a ser en breve.

Auditorio: Ok. Pero nadie hasta ahora pidió la inscripción. Es “el interés en participar”…

Durañona: Exactamente.

Auditorio: ¿Sería cuatro compañías?

Durañona: Hasta ahora hay cuatro compañías locales firmes.

Auditorio: ¿El estado podría complementar la oferta de reaseguros?

Durañona: No. Y aprovecho la pregunta para ser muy contundente en la respuesta de que está descartado de plano, y nunca estuvo en la agenda de esta gestión de la Superintendencia ni la del Gobierno, la idea de la reinstalación del INDER ni nada que se le parezca respecto de la participación a través del Estado en reaseguros. No iría de la mano con el espíritu que le queremos dar a esta resolución.

Auditorio: ¿Qué pasa si estas compañías al final no desembarcan en el país y no alcanza para cubrir la demanda de reaseguro del mercado local?

Durañona: Que van a instalarse reaseguradores, eso lo garantizo absolutamente. Pero para los casos en los que no haya mercado suficiente, para reasegurar determinados riesgos que son complejos, grandes riesgos, está contemplada en la resolución la excepción para esos casos (artículo 19). Por supuesto que no de la manera que se venía realizando hasta ahora. Estamos trabajando y en breve saldrá una resolución con la que se va a regular específicamente para dejar de lado cualquier tipo de temor de discrecionalidad por parte de la SSN en cómo será la operatoria para los casos en los que se permita reasegurar afuera.
Uno de los fundamentos principales por los cuales nosotros avanzamos con esta resolución es para disminuir la discrecionalidad de la SSN en materia de reaseguros, así que por supuesto que haremos todo lo necesario para que no existan fantasmas ni dudas sobre la discrecionalidad del organismo en esta cuestión.

Auditorio: Para que no los tapen de expedientes con pedidos de excepción, ¿habrá algún sistema automático? Ejemplo: pido la excepción y si en tal plazo de tiempo no me responde la SSN queda automáticamente…

Durañona: No. El tema es lo suficientemente serio como para analizarlo como corresponde. Está en nosotros la responsabilidad de que esto no sea una carga burocrática o que los plazos se prolonguen y terminen afectando la operatoria.

Auditorio: ¿La resolución nueva que dijiste que va a salir va a regular justamente esto?

Durañona: Exactamente.

Auditorio: ¿Cuánto es en plata el reaseguro?

Durañona: Los contratos eran, en 2010, de 1.200 millones de dólares aproximadamente.

Gerente de Asuntos Jurídicos de la SSN, Diego Rangugni: En 2010 se pagaron 1.250 millones de primas de reaseguros (un 13% de total de las primas de ese año). De ese total, se compensan siniestros que son 550 millones de dólares y hay, además, 225 millones de comisiones. Eso da un saldo para las reaseguradoras entre 400 y 500 millones de dólares. Eso se les giraba a las reaseguradoras desde nuestro país o desde el exterior. Esa es la cuenta.

Durañona: No es un número exacto. Puede haber algún error. Está entre 450 y 550 millones de dólares.

Auditorio: Entonces, ¿por qué en el balance del Banco Central figuran 200 millones?

Rangugni: Eso es lo que salió desde la Argentina para afuera. Ese número es la salida de divisas que nosotros autorizamos al BCRA, que no contempla lo que se paga de reaseguros desde el exterior.

Durañona: Hay pagos de reaseguros que se hacen directamente desde el exterior. Lo que dice en BCRA es lo que salió de la Argentina al exterior. Después hay otros pagos que se hacen desde un país a otro, siempre por seguros de la Argentina.
Antes el superintendente autorizaba pagos de reaseguro desde un país a otro fuera de la Argentina. ¡Imposible de controlar! Dejamos eso sin efecto eso porque estamos asumiendo un control imposible de realizar).

Auditorio: ¿El objetivo de la norma es que salgan menos dólares del país?

Durañona: Ese en uno de los objetivos. Y no se trata de una cuestión caprichosa. Hay un fundamento previo que no es menor, que tiene que ver con que hasta ahora los reaseguros sólo tenían como procedimiento una autorización de parte del superintendente a través de una actuación administrativa que contemplaba muy poca información. Por otro lado, entendemos que hay una brecha entre las primas contratadas de reaseguros y los desembolsos que se hicieron en concepto de pago de siniestros. Esa brecha, año a año, del 2002 a la fecha, se fue acrecentando. Eso nos llamó mucho la atención.

Auditorio: ¿Creen que puede ser una vía para la fuga de capitales?

Durañona: Exactamente. Las primas contratadas en concepto de reaseguro y lo que volvía en concepto de pago de siniestros se fue ampliando año a año. En 2002 o 2003 era mucho más estable.

Auditorio: Si hay sospecha de fuga de divisas, ¿dónde está la inspección?

Durañona: Se está haciendo ahora. Con el sistema que regía hasta hoy es muy difícil, no sólo para la SSN sino para cualquier organismo argentino, incluso judicial, poder hacer una inspección como corresponde de esta situación. Primero, porque habría que ir a inspeccionar también a las reaseguradoras afuera, situación muy compleja. Segundo, no es sólo el sistema de autorización de pagos al exterior era absolutamente complejo en cuanto a la defensa que tenía que hacer el Estado del asegurado. También estaban los contratos que establecen prórroga de jurisdicción. Una persona asegurada en una compañía de seguros argentina que termina en quiebra y que está en proceso de liquidación, para reclamar su crédito a la reaseguradora tiene que hacerlo en el país de origen de esa reaseguradora. Obviamente, imposible.
Es decir que no es sólo la fuga de divisas. El conjunto de cuestiones vinculadas al reaseguro no sólo generaba fuga de divisas; además no se hacía un control efectivo de parte del Estado sobre esos fondos, había ramos de seguros que no justificaban la contratación de un reaseguro afuera, y principalmente se estaba perjudicando al asegurado.

Auditorio: ¿Creen que con esta medida el costo del seguro va a tener que bajar?

Durañona: Creemos que no es correcto el argumento de que se va a monopolizar y que eso va a generar un aumento de precios. Para nada. No sólo eso, sino que apostamos a que podría darse (porque hay comisiones muy altas que van a desaparecer) una rebaja por lo menos en los seguros más populares.

Auditorio: Pero esos no se reaseguran…

Durañona: ¿Cómo que no? Automotor se reasegura.

Auditorio: Bueno, pero en exceso de pérdida. El grueso es absorbido por el mercado local.

Auditorio: Hubo un rumor de un caso de corrupción vinculado a reaseguros de algunos riesgos como Sepelio y Vida. Parecían operaciones en las que no se justificaba el reaseguro.

Durañona: Se han reasegurado Vida, Sepelio, Automotor en los últimos 10 años.

Rangugni: Es un criterio técnico. Cualquier persona del mercado puede decir que es bastante llamativo que se reaseguren los volúmenes que se reaseguran de Vida, Sepelio y ciertos Automotor. Nos llama la atención a nosotros y a todo el mundo.

Auditorio: Pero no lo han detectado como un caso de corrupción que merezca una investigación especial.

Rangugni: Es que en realidad se trata de un contrato innecesario, que no tiene una razonabilidad técnica. Lo sabemos pero no tenemos pruebas de nada.

Auditorio: ¿Cuál es el argumento para decir que no se va a monopolizar si la lista de aseguradoras nacionales es de 120 y sólo hay cuatro interesadas en ofrecer reaseguros?

Durañona: Estas cuatro de las que hablé son el primer paso. Son sólo las que tenemos hoy sabidas, a seis meses de que empiece a funcionar el nuevo régimen. Además, como dije hace un rato, aquellos rubros que no estén contemplado dentro del mercado argentino y que justifiquen realmente un reaseguro, van a estar contemplados dentro de la previsión del artículo 19, con lo cual no veo ningún motivo para la monopolización.

Rangugni: Además, las 120 aseguradoras no se reparten el mercado de la misma manera. Hay una concentración… las cinco aseguradoras primeras del mercado se reparten un porcentaje importante.

Auditorio: ¿El tema retrocesiones estaría incluido en la resolución?

Durañona: La retrocesión en un seguro más. Entonces, para la retrocesión se aplica lo mismo que indica esta resolución para el reaseguro. Si no sería incoherente.

Auditorio: Tal vez haría falta que se dijera de manera específica.

Durañona: Puede ser. Por eso digo que no tenemos inconvenientes en seguir abiertos y estudiar todas las propuestas que nos hagan llegar para corregir, modificar o complementar la resolución, en tanto y en cuanto se respete este lineamiento. Hablo de que, por ejemplo, la aclaración sobre la retrocesión es importante. O lo de reasegurarse en la misma compañía. Son temas que van surgiendo que nosotros no estamos cerrados a revisarlos.

Auditorio: Pero el núcleo central de la resolución no es modificable.

Durañona: El espíritu está claro y en inamovible.

Auditorio: ¿Hay seis empresas argentinas de reaseguros?

Rangugni: Hay seis empresas argentinas registradas en reaseguros, pero operando no hay ninguna todavía.

Durañona: Pero va a haber antes del 1° de septiembre compañías de reaseguro argentinas trabajando. Yo se los garantizo, y lo garantizo porque lo sé.

Auditorio: Pero todavía no están inscriptas.

Durañona: Pero se van a inscribir. Hay plazo hasta el 1° de septiembre. En breve van a tener la información oficial.

Auditorio: En el marco de este nuevo sistema de reaseguros, ¿está planteado finalizar la liquidación del INDER? Sobre todo por eso que dijeron de la imposibilidad del asegurado de reclamar ante reaseguradoras del exterior. La realidad es que cuando se le ha ido a reclamar todas las reaseguradoras del exterior pusieron la plata. Pero hay muchos expedientes en marcha. Hace 20 años que están liquidando el INDER.

Durañona: Yo no sé si todas las reaseguradoras del exterior pusieron la plata.

Rangugni: Menos del 20% de las compañías en liquidación que tienen contratos con privados han logrado recuperar. Dentro de ese “menos del 20%” (que creo que 18%) están General Re, Mapfre, etc., que son compañías que estaban, lo que pasa es que se les abrió tanto el mercado que no les convino más estar.
No se les ha podido cobrar a casi ninguna de las compañías del exterior.
La SSN tuvo delegados (recuperadores) que cobraban. Eso salió bien.

Durañona: Eso todavía está vigente, pero es hacia atrás.
Además, tengan en cuenta que el grueso de la operatoria de reaseguros tal como se hacía estaba totalmente en infracción con la normativa societaria que establece la Inspección General de Justicia. La IGJ reglamenta una ley nacional (que es la ley de sociedades comerciales). Nosotros desde la SSN tenemos que cumplir con esa normativa.

Auditorio: Sumando las seis compañías locales inscriptas pero no operativas a las cuatro locales que dijeron que están en firme, ¿en septiembre va a haber 10 locales operando?

Durañona: Para el 1° de septiembre podríamos llegar a tener 10 compañías locales.

Auditorio: Es decir que las cuatro que de las que hablás como “en firme” son nuevas.

Durañona: Son nuevas.

Auditorio: De las seis inscriptas pero no operativas se decía “ojalá que no operen porque no son buenas empresas”.

Durañona: No sé si son las mismas empresas las que digo yo que las que usted dice.
Hoy hay cuatro locales de capitales nacionales que están haciendo todos los avances para operar en reaseguros en la Argentina. Y hay, además, entre tres, cuadro y cinco extranjeras que tienen intensiones de instalar sus sucursales acá.
Y otro punto importante: nosotros estamos muy interesados, y es el espíritu principal de la resolución, en ir hacia un mercado de reaseguros importante en la región, principalmente en el Mercosur y en la alianza estratégica con Brasil. Queremos armonizar nuestra legislación con la de la de Brasil. Ya pedimos una reunión de intercambio con las autoridades de seguros de ese país para ver de qué manera podemos ir armonizando nuestra legislación y que el mercado de reaseguros se desarrolle de manera regional, que las pautas puedan servir fronteras adentro y afuera (primero dentro de los límites del Mercosur y después a toda la región).
La región va a crecer en los próximos 50 años como líder en el mundo. Eso tiene un potencial inmenso. Y los han visto muchas compañías que se han instalado en Brasil.

Auditorio: Pero Brasil tiene todavía un 50% de reaseguro estatal (IRB). Todo el análisis que hacés da la idea de que se va a cubrir un hueco con reaseguro nacional.

Durañona: Lo vuelvo a decir: no está en la agenda en reasegurador estatal.

Vicesuperintendente de Seguros de la Nación, Juan Bontempo: Una aclaración. El número de compañías es apresurado definirlo hoy. Se habló mucho 10 compañías pero eso lo sabremos hacia delante. Es un punto de partida.

Auditorio: Y las del exterior, ¿se acercan los operadores más fuertes con interés en esto?

Durañona: Sí, todos los días vienen. Les interesa mucho este esquema regional.

Auditorio: ¿Las compañías argentinas que dicen que están “en firme” para operar en reaseguros están hoy dentro del mercado asegurador?

Durañona: Sí, son del rubro. Pero también estamos teniendo conversaciones con empresas que no lo son, que quieren hacer alianzas con compañías del exterior para instalarse acá. Hay conversaciones de todo tipo.

Auditorio: Volviendo a los 1.250 millones en reaseguros, ese dinero no quedaría dentro del mercado nacional.

Durañona: No todo, pero queremos que una parte se quede.

Rangugni: Por otro lado, de ese primaje total, si hay sospecha de engrosamiento de primas para mandar al exterior (como salió en una revista) que se conoce como grossing up, eso va a desaparecer. No va a haber más grossing up y no va a haber reaseguros innecesarios. Por eso probablemente va a bajar el volumen de primas: porque hoy hay operaciones que no son realmente reaseguros.

Auditorio: ¿Cuáles fueron las observaciones que acercaron las cámaras de aseguradoras?

Durañona: Las que vimos en los medios. Mucho temor a la vuelta del INDER o a la instalación de una reaseguradora estatal (por eso lo aclaramos categóricamente) y el planteo de la posible monopolización. Pero la principal preocupación que nos plantearon las cámaras con mucha seriedad y con muy buen criterio (por eso nosotros lo aclaramos acá) tiene que ver con aquellos riesgos que no tengan mercado en la Argentina para poder ser reasegurados. En eso estamos totalmente abiertos. Planteamos un sistema totalmente diferente en cuando al control y la aprobación, pero no está cerrado. Está prevista claramente la posibilidad de reasegurar afuera en caso de que no hay aun mercado que lo pueda cubrir acá.
La aprobación no es estricta, es controlada, razonable. Es un sistema sencillo en cuanto a su tramitación. No estamos hablando de una excepción a la que después se le pondrán trabas que impliquen que no haya, en la práctica, una excepción. No va a haber mucho misterio si realmente en necesario un reaseguro en el exterior.
Nuestro espíritu es ordenar. Si se justifica que un riesgo sea reasegurado afuera, no nos vamos a poner en contra de eso. Y vamos a regularlo porque este es nuestro criterio. Mañana puede venir otra autoridad que se ponga más o menos firme. Por eso queremos que quede bien regulado.

Auditorio: ¿Qué riesgos estiman que son los que no encontrarán capacidad local?

Bontempo: Habrá que ver, pero pueden ser represas hidroeléctricas, aeronáutica, aviones, flotas de barcos…

Durañona: Les pido que los trasmitan al sector: estamos totalmente abiertos a trabajar en conjunto en esta línea: en reglamentar y regular las maneras de proceder en tanto y en cuanto se respete el espíritu de la resolución.
Queremos que sea controlado, ordenado y que no nos hagan observaciones los organismos internacionales (como la que en octubre de 2010 nos hizo el GAFI… eso sumó muchísimo en esta resolución). Tenemos toda la vocación re reglamentar todo lo que haya que reglamentar.

Auditorio: ¿Cuál fue la observación del GAFI? ¿Tuvo que ver con la salida de divisas por reaseguro?

Durañona: Hay tres organismos del Estado Argentino (BCRA, CNB y SSN) observados por el GAFI como organismos que tienen que controlar, porque son los que autorizan la salida de fondos al exterior. Aclaro que no fue por otro motivo, pero tuvo observaciones específicas sobre el mercado de seguros.

Auditorio: ¿La iniciativa de esta resolución nación desde la SSN?

Durañona: Sí, de la SSN y de esta gestión. La Presidenta nos pidió que arbitráramos todos los medios para que la SSN cumpla el rol que el Estado le exige para defender principalmente al asegurado.

Auditorio: ¿Los Bancos Nación y Provincia podrían operar en reaseguros?

Durañona: Sí, podrían perfectamente. Por supuesto.