Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PELEA ENTRE EL GOBIERNO Y LAS PREPAGAS
Horacio Buceta, presidente de Satius Consulting Group, advirtió que "las prepagas quizás necesiten realizar un aumento hacia fin de año".
1 de enero de 2007
La pelea entre el Gobierno y las prepagas está al rojo vivo. El secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno les pidió a las prepagas que pongan freno a los aumentos en el valor de las cuotas. Para trata el tema Pool Económico invitó a Horacio Buceta, presidente de Satius Consulting Group, consultora en beneficios médicos.
"La discusión entre el Gobierno y las prepagas es lógica cuando hay proceso inflacionario en los temas médicos", comenzó. Sin embargo, consideró que tendrían que bajar un poco los decibeles y trabajar más técnicamente: "Hace falta buscar información, definir cuáles fueron los parámetros reales de inflación en el área médica y ajustar los precios en función de esos parámetros". En ese sentido, señaló que "las prepagas están bien porque el mayor empleo ha generado la vuelta de mucha gente que se había caído del sistema privado, y además los aumentos de sueldo han generado mayores recursos a través de los aportes".
Sin embargo, el presidente de Satius Consulting Group advirtió que las prepagas quizás necesiten realizar un aumento hacia fin de año: "Esto no tiene que ver con sus balances, ya que han ajustado sus números gracias a los aumentos que ya practicaron, sino con que están ajustando demasiado a sus proveedores (médicos, clínicas, sanatorios y laboratorios). Hay un desfasaje muy grande en lo que están cobrando los prestadores médicos y eso sí hay que ajustarlo. El aumento tiene que darse porque, de lo contrario, la Argentina puede perder la medicina privada de primer nivel que está al nivel de los primeros países del mundo", insinuó.
Desde el 2002, las prepagas subieron sus cuotas un 85 por ciento para los individuos. Buceta explicó los motivos de esta suba: "Fue por la devaluación, ya que todos los insumos importados subieron un 200 por ciento, y por los aumentos de salario que les han incrementado los costos no médicos en un 30 por ciento. Es un aumento justo", consideró.