Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
ENTREVISTA A DIEGO SOBRINI
"Un juicio es un siniestro mal tramitado"
Lo dijo en Pool el presidente ejecutivo de Mapfre Argentina. "Somos una de las compañías líderes del mercado y tenemos solamente 2.500 juicios (que para el volumen de producción es una cartera reducida)", completó. El objetivo del Grupo es lograr un resultado técnico operativo equilibrado. "Para eso monitoreamos la siniestralidad y en función de la misma ajustamos las tarifas. El aumento promedio en lo que va del año fue de un 15 %", señaló.
19 de octubre de 2010
Pool Económico entrevistó a Diego Sobrini, presidente ejecutivo de Mapfre Argentina, grupo asegurador integrado por Mapfre Seguros, Mapfre ART y Mapfre Vida.

Pool Económico: ¿Cómo cerró el Grupo Mapfre su balance anual al día 30 de junio en lo referente a los datos principales? (producción, resultados, superávit de capital, etc.)

Sobrini: El Grupo creció un 20 % en primas. La rentabilidad alcanzó casi los 30 millones de pesos entre las tres compañías (antes de impuestos). Mapfre Seguros obtuvo la mayor rentabilidad con casi 20 millones de pesos. Le siguió Mapfre ART con seis millones y Mapfre Vida con tres millones de pesos. Mapfre Argentina tuvo una pérdida técnica de 11 millones, que representa el 1,2 % de las primas devengadas del ejercicio. El porcentaje es bajo si se lo compara con los diez puntos de pérdidas sobre las primas del mercado. Nosotros siempre queremos tener equilibrio en el resultado técnico. Así que, desde el punto de vista de la gestión, estamos 1,2 % abajo todavía.

Pool Económico: La pérdida técnica de 11 millones de pesos es una cifra pequeña en relación a los 1.252 millones de primas emitidas. De todos modos, por la resolución 32.080, ¿qué están haciendo para cerrar la brecha técnica y obtener resultados operativos también positivos?

Sobrini: Estamos constantemente buscando ganar eficiencia. Esto se traduce en una operación más dinámica, menos burocrática y menos costosa. Siempre estamos trabajando con la mejor tecnología, los mejores procesos y las mejores operaciones, de manera de poder ir teniendo mayor espalda, mayor volumen y menos costos operativos.

Pool Económico: ¿Cómo se hace para tener menos costos operativos en este contexto?

Sobrini: Trabajamos con vocación de pago en la variable siniestralidad. Pero básicamente son procesos tecnológicos, y no es que vayan a bajar los costos en forma nominal sino que quiere decir que se van a bajar en función de las primas. Al crecer un 20 % las primas en un año, uno dice “tengo que crecer mis costos operativos del año un 10 % para ganar la diferencia en productividad”. Ese es un ABC dentro de Mapfre. Siempre crecer más en primas y menos en costos de manera de ir ganando productividad.

Pool Económico: ¿Cuál es la meta de crecimiento que se han fijado para el ejercicio 2010/2011?

Sobrini: La meta es repetir un crecimiento del 20 %. Este porcentaje es nominal. Mapfre Argentina va a terminar el ejercicio con 2.300 millones de pesos de primas.

Pool Económico: ¿Qué negocios serán los motores del crecimiento?

Sobrini: Para nosotros el negocio de Automóviles, con toda su venta de autos nuevos, sigue siendo un motor importante dentro del sector.
Mapfre lleva 25 años en el país y en toda nuestra historia siempre nos dedicamos a los autos particulares. Ese es nuestro segmento: autos particulares de poca antigüedad. Hoy creemos que tenemos que dar un paso más e ir a otro tipo de riesgos. Por eso abrimos una nueva división a la que llamamos Riesgos Especiales dentro del ramo Automotor. Y se llama “especiales” porque tienen alguna especialización y características particulares como son flotas de camiones, transporte de cargas peligrosas, taxis o motocicletas. Queremos entrar en esos negocios que se han desarrollado muchísimo en el país, van a seguir desarrollándose y merecen un tratamiento especial.
Otros motores de crecimiento serían: Comercio, Hogar, las pymes, el campo y los seguros agrarios, Cauciones y Salud. Nosotros tenemos una prepaga médica pequeña con unos diez mil clientes. Vamos de a poco. Despacio. Pero los seguros de salud también tienen mucho potencial para desarrollarse.

Pool económico: ¿Intervendrán en el negocio del seguro ambiental con algún producto de Caución o con alguna cobertura de Responsabilidad Ambiental?

Sobrini: Como grupo prudente que somos, entendemos que no tenemos condiciones para brindar a la industria y a la sociedad en general un producto adecuado a las necesidades. Con lo cual estamos esperando el desarrollo de una nueva normativa, por lo menos modificaciones en los artículos actuales que impactan al seguro. De esa manera será posible hacer un producto que sea bueno para la industria y bueno para el medioambiente del país.

Pool Económico: En un contexto inflacionario, ¿cuál viene siendo la política de Mapfre en materia de tarifas y qué comportamiento estiman para los próximos meses?

Sobrini: Nuestro objetivo es el resultado técnico operativo equilibrado. Para eso, siempre estamos ajustando las tarifas. A su vez, las tarifas están relacionadas con la siniestralidad. Siempre estamos monitoreando la siniestralidad, y en función de la misma vamos ajustando (porque siempre aumenta la frecuencia de daños personales o los costos de reparación).
El aumento promedio de este año fue de un 15 % (en lo que va del año).

Pool Económico: ¿Cómo está manejando la compañía su cartera judicial en el marco actual de la aplicación de la tasa activa?

Sobrini: Históricamente, nuestra vocación fue no tener juicios. Siempre hemos tenido una política de pocos juicios. Para nosotros un juicio es un siniestro mal tramitado. Somos una de las compañías líderes del mercado y tenemos solamente 2.500 juicios (que para el volumen de producción es una cartera reducida). Hay que pensar que el mercado de Seguros Generales tiene 148 mil juicios.

Pool Económico: ¿El clearing de siniestros qué resultados les dio?

Sobrini: Nos dio muy buenos resultados. Esa es una clave para tener menos juicios, sobre todo en daños materiales de autos. Además, es una clave para cambiar la imagen del sector. El cliente es prioritario, y ahí tiene un buen servicio para que le arreglemos el auto sin necesidad de ir a reclamar como tercero a otra compañía. Eso baja la judicialidad; es algo que está comprobado numéricamente.

Pool Económico: ¿Qué podés decirnos en materia de Riesgos del Trabajo?

Sobrini: Ahí no ha bajado la judicialidad. Al contrario, durante el corriente año se ha incrementado. Particularmente nosotros hemos subido un 50 % la cantidad de ingresos de juicios. Esto todavía no se ve porque el nuevo decreto que aumentó las sumas fue dictado en diciembre de 2009 y los juicios que están entrando son anteriores al decreto (y mucho están reclamando los beneficios del decreto aunque son por hechos previos al mismo). Esto va a seguir durante un tiempo. Luego, esperamos, que este decreto sirva para bajar la judicialidad. Uno espera lo mejor. Está por comprobarse. Hay una lógica: cuanto más se paga, menos vocación hay de la otra parte de hacer un juicio. Si la suma es superior y la parte damnificada se siente indemnizada, entonces no tiene necesidad de hacer un juicio.

Pool Económico: Más allá de la siniestralidad, ¿ver que el negocio de Riesgos del Trabajo está funcionando bien?

Sobrini: Desde el punto de vista de la operación, sí. Estamos mejorando todos los actores. Todos los actores estamos mejorando nuestro nivel de operaciones de manera de brindar un mejor servicio. Argentina tiene un servicio muy bueno (Prevención – Atención a los lesionados - Indemnización). Funciona muy bien, pero siempre hay para mejorar: En ese aspecto, estamos haciendo un esfuerzo para mejorar, tener mejores ratios de prevención, de curación y de rapidez en el pago. Así que desde el punto de vista operativo vamos mejorando. Desde el punto de vista macro, el sector todavía necesita una ley.

Pool Económico: ¿Cómo ven el escenario? Se complejiza la lucha entre los empresarios, los trabajadores, los sindicatos…?

Sobrini: Yo creo que el decreto descomprimió, que el tema está funcionando… aunque con una altísima judicialidad que no es buena para nadie (empresarios, administradoras de riesgos del trabajo, trabajadores). El escenario tiene que cambiar. El decreto descomprimió, ayuda, pero no es la cuestión de fondo. En el fondo necesitamos solucionar la inconstitucionalidad de los artículos que fueron decretados inconstitucionales.
Pero hay esperanzas. Se sigue trabajando y esperamos que pueda ser un tema a tratar en el Congreso.