Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
FINANZAS PERSONALES
El economista Ezequiel Asensio dijo que "la herramienta más tentadora para invertir siguen siendo, como desde hace un buen tiempo, los bonos".
1 de enero de 2007
En la columnista de Finanzas Personales de Pool Económico, el economista Ezequiel Asensio, de la consultora Fundamentals, explicó qué pasó con la tasa de la FED y qué impacto puede tener a nivel nacional e internacional: "Finalmente, Bernanke decidió no subir la tasa un cuarto de punto más (o sea, llevarla a 5,50). Hizo una pausa después de 17 subas seguidas. Ahora se está expectante a ver qué pasa con los próximos datos. Se venía barajando hasta ayer a la noche las probabilidades de subas. La semana pasada estaba más para la suba, hasta que apreció el dato de empleos agrícolas (que crecieron menos de lo esperado). Aparentemente eso llevó a la Reserva Federal a no volver a subir la tasa por decimoctava vez. Las probabilidades venían bajando hasta ayer, que sólo había un 30 por ciento de probabilidades de suba. El mercado estaba diciendo que este ciclo de alza de tasa de interés llegó a su fin. Habrá que ver si llegó a su fin o si sólo hizo una pausa. Ahora se esperan datos de inflación para volver a retocar en caso de que haga falta", dijo Asensio.
¿Cuál sería el impacto sobre el resto de las economías mundiales de una eventual extanflación, o una inflación con desaceleración o recesión, o cualquier otro panorama económico que atraviese Estados Unidos? "El resto de las economías mundiales vienen siguiendo la suba de tasa de interés de Estados Unidos, como pasó en Japón, Europa y China (por su crecimiento fuerte y recalentamiento de la economía, que viene creciendo el 10 por ciento anual) –contestó Asensio–. Podría tener un efecto importante en lo que es el comercio mundial y verse afectada la Argentina o los países emergentes que exportan la mayoría de sus productos. Yo no veo una recesión en la economía americana, aunque sí una desaceleración. Eso fue lo que mostraron los datos bien claramente del último mes. Dijeron ‘Hasta acá llegamos. Esperemos a ver qué pasa’. Se veía claro una desaceleración de la economía (con datos de producto y empleo), pero no era tan clara una desaceleración de materia de inflación (que estaba en niveles de 2,3 ó 2,4). La reserva, por su parte, se mantenía en su nivel máximo, acorde del 2 por ciento. Eso fue lo que llevó a muchos a hablar de extanflación: inflación y recesión", señaló el economista.
Respecto al impacto de esta situación en los mercados de nuestra región, Asensio explicó: "La Argentina sufrió un poco en mercado de capitales por un tema de miedo y memoria de lo que venía pasando en los 90, con otra suba de mercados de interés. Pero no está en ninguna cartera de ningún portfolio internacional. No existe como alternativa de inversión. Entonces, hoy la Argentina se financia del mercado doméstico o con Chávez comprando bonos argentinos. Repito: el impacto que tiene el mercado de capitales es un efecto de miedo o preocupación. Pero no hay un aspecto directo contra el mercado de capitales argentino", remarcó.En cuanto a finanzas personales, Asensio dijo que la herramienta más tentadora para invertir siguen siendo, como desde hace un buen tiempo, los bonos: "Ahora, con esta suba de las tasas de plazo fijo. En el último mes se vio que lo que pagan los plazos fijos es una décimas por encima de la inflación, pero en términos anuales, seguidos con tasa de interés reales negativas. La mejor alternativa sigue siendo los bonos que ajustan por CER y los bonos en dólares", finalizó.