Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
RC MEDICA
Especialidades más demandadas: traumatología, obstetricia y cirugía general
Ejecutivos de SMG Seguros y Federación Patronal coinciden en que aumentó la cantidad de médicos con seguro (aunque todavía no alcanza al 50% del total) y en que sigue creciendo la litigiosidad de la medicina. Para ellos, el beneficio de litigar sin gastos promueve las aventuras judiciales.
22 de junio de 2010
Pool Económico abordó la actualidad de los seguros de Responsabilidad Civil Médica. En el negocio operan 16 compañías de seguros, pero cinco de ellas concentran el 80% de la producción del ramo: SMG Seguros, TPC, Noble, Seguros Médicos y Federación Patronal.
Para analizar el negocio, Pool convocó a Horacio Canto, gerente de Administración de Riesgos de SMG Seguros, y a Leandro Anzoátegui, jefe Sección Responsabilidad Civil y Seguro Técnico de Federación Patronal Seguros.

Pool Económico: ¿Qué está pasando en el tema de sumas aseguradas? ¿Cuál es hoy el monto mínimo por el que debe asegurarse un médico o una clínica? ¿Qué coberturas se están tomando?

Canto: Es muy difícil dar un único valor para una suma asegurada ya que depende de distintas variables. Depende de la actividad (si es médico o paramédico), del área geográfica (no es lo mismo el monto de condena en la provincia de Buenos Aires que en Capital Federal o que en la provincia de Mendoza), y del tipo de especialidad del médico (indiscutiblemente hay especialidades que ameritan una suma asegurada mayor).
Yo diría que, en promedio, es razonable tener una suma asegurada para un profesional de la salud de unos 200 mil pesos como mínimo. Algunas especialidades (cirujano cardiovascular, neurocirujano, cirujano plástico, anestesista, etc.), ameritan tener una suma mayor por el riesgo de la especialidad.
Con respecto a las instituciones, también dependen del área geográfica. No es lo mismo una siniestralidad en un área litigiosa como la Metropolitana que en un área rural o un área de poca concentración de población.
Podríamos hablar de una suma asegurada de unos 500 mil pesos, pero en caso de ser un área pequeña o con poca siniestralidad, no sería inaceptable tener una suma asegurada cercana a los 300 mil pesos.

Pool Económico: Leandro, ¿cuál es la experiencia siniestral del negocio de Federación Patronal, que se enfoca más en los médicos que en las instituciones médicas?

Anzoátegui: Ciertamente, nosotros apuntamos más a la persona física (profesionales de la salud) que a las instituciones. Con las instituciones somos un poco más restrictivos y tenemos muy pocas aseguradas (la mayoría vienen de años renovándose y con buena experiencia siniestral).
Respondiendo a la pregunta, estamos en el orden de entre el 40 y 50% de siniestralidad (en cada ejercicio va variando… 40%, 42%, 45%...). Eso quiere decir que de cada 100 pesos que entran de primaje, se terminan pagando 40 pesos en siniestros. La frecuencia es mucho más baja. Como nos dedicamos a asegurar personas físicas, tenemos una gran cantidad de profesionales asegurados (más de 50 mil), y en ese caso la frecuencia se diluye un poco.

Pool Económico: ¿Aumentó el porcentaje de profesionales de la salud que tienen cobertura? ¿Va en ascenso? ¿Impacta la situación económica del país?

Canto: La situación económica del país hace que el número de reclamos siga en ascenso en los últimos tiempos. Pero en cuento a la cantidad de médicos asegurados, la realidad es que, si bien ha aumentado, el porcentaje hoy no es muy significativo.
No obstante eso, en general tanto las instituciones médicas como los colegios médicos obligan a sus asociados o a sus dependientes a tener un seguro de responsabilidad profesional. Por lo tanto podemos decir que está creciendo.

Pool Económico: ¿Hay una estimación que indique qué porcentaje del total de los profesionales de la salud cuentan con cobertura?

Canto: Yo creo que menos del 50%.

Anzoátegui: Sí, coincido. Y peor si agregamos al resto de los profesionales que no son médicos.

Pool Económico: Pero las instituciones les exigen tener seguros…

Anzoátegui: Sí, para amortiguar los efectos que tienen sobre su propia responsabilidad. Al ser solidarios con el profesional con el que trabajan, necesitan que ellos también estén asegurados.

Pool Económico: ¿Y que porcentaje de las demandas prosperan?

Canto: En este momento, el menor número de demandas prospera. De hecho podemos decir que en un 80 ó 90% de los casos las demandas son rechazadas (en primera o segunda instancia). La demanda es rechazada saliendo airosos la institución demandada y el médico demandado. Esto obedece, indiscutiblemente, a que existe una gran cantidad de aventuras judiciales estimuladas por la petición de sumas realmente exageradas a sabiendas. Nosotros somos muy proclives a estimular a la justicia para que aplique efectos sancionatorios a estas demandas infundadas con valor alto, pero porcentualmente se aplica muy poco.

Pool Económico: Se dice que en las transacciones extrajudiciales las compañías están pagando el 20% del monto demandado. ¿Cuál es la experiencia de ustedes?

Anzoátegui: Coincido con Horacio respecto a las demandas, al porcentaje de profesionales que terminan siendo condenados (el 80% o un poco menos). En la etapa extrajudicial hay una parte de los siniestros que son un poco dudosos y en los que uno trata de imaginarse o de estimar (en base a la experiencia y a la jurisprudencia) cómo terminaría ese caso si fuera a juicio. Y, ante la duda, generalmente se termina pagando. Es por eso que quizás en la etapa extrajudicial la cantidad de indemnizaciones sea mayor a la de la etapa judicial. Es decir, menores montos indemnizatorios pero mayor cantidad de indemnizaciones, ya que lo que se trata es de impedir que determinados casos vayan a juicio porque serían más caros.

Canto: Un dato que explicaría la cantidad importante de demandas que hay es el famoso beneficio de litigar sin gastos. Creo que en el 99% de los casos se nos demanda con ese beneficio (que es lo mismo que dar un cheque en blanco y que, además, no se otorga con la misma estrictez que en países centrales, en los que se hace un análisis de cuentas bancarias, de tarjeta de créditos, etc.).

Anzoátegui: Al respecto de la cantidad de médicos asegurados, hay que decir que hay un poco más de conciencia. Hay muchos colegios médicos que antes se autoaseguraban y que ahora han salido a comprar sus pólizas de seguro como corresponde.

Pool Económico: Horacio, ¿cuáles son las especialidades o prácticas médicas más demandadas? El ranking ha ido cambiando. Primero eran los anestesistas, luego los traumatólogos, más tarde los obstetras…

Canto: Los traumatólogos siguen siendo los más demandados junto con los obstetras. La gran diferencia es que la traumatología tiene una gran frecuencia de demandas pero de menor intensidad, y la obstetricia tiene una gran intensidad en las demandas.
Las especialidades quirúrgicas también son de las más demandadas. Con los anestesistas se da una situación muy especial: tal vez por tener una aparatología que registra todos los parámetros durante el proceso quirúrgico, pueden defender mejor la praxis de lo que hicieron durante la intervención y porcentualmente han disminuido su siniestralidad.

Anzoátegui: En nuestro podio también están traumatología, obstetricia y cirugía general. También hemos visto un incremento en clínica médica, que antes se consideraba una especialidad “tranquila”. Tal vez el aumento responde a que el que reclama, en su afán de recibir alguna indemnización, reclama a todos los que intervinieron en su caso, y generalmente hay un clínico que intervino antes que el especialista… todos quedan dentro de la misma bolsa.

Pool Económico: ¿A qué atribuyen esta judicialización de la medicina? ¿Hay un deterioro en la capacitación de los médicos? ¿Hay más abogados merodeando en los sanatorios?

Anzoátegui: Es un poco de todo: entre otras cosas el beneficio de litigar sin gasto y los abogados que quieren hacer su negocio. Sabemos que un médico, para serlo, ha hecho sus estudios. Pero los médicos, como el resto de los profesionales, tratan de trabajar lo más posible. Así, muchos están pasados, trabajando en muchas instituciones durante muchas, además de en su propio consultorio. Esto lleva a que se incremente la posibilidad de cometer errores.
De todas formas, yo creo que el incremento en la judicialidad se debe a las aventuras judiciales que tratan hacer de esto una industria (contando con el beneficio de litigar sin gastos). También hay un poco más de conciencia en los pacientes, y esa conciencia está alentada exclusivamente por abogados que se dedican a esto.

Canto: También influye el deterioro de la histórica relación medico-paciente. Hoy, los médicos atienden a una gran cantidad de pacientes en consultas cada vez más cortas. Eso genera una despersonalización y una deshumanización de la medicina, que rompe o atenta contra esa figura “paternal” que el paciente y el grupo familiar tenía de su médico.

Pool Económico: ¿Ustedes no dirían que se trata de una menor capacitación de los médicos?

Canto: Puede ser, ya que de hecho existe cierto déficit en la formación universitaria, que cada vez recibe menos recursos. Eso se suma a la cada vez mayor cantidad de alumnos. Por supuesto, todo esto sumado a lo que ya dijo Leandro.

Pool Económico: ¿Cuáles son los mayores desafíos para los aseguradores de responsabilidad civil médica? ¿Cuáles son los focos de posibles reclamos?

Canto: Nosotros decimos siempre que un potencial asegurado debe primero poner el ojo en la compañía (qué antecedentes tiene, cuál es su solvencia y su trayectoria, etc.). Una vez cumplido este requisito, debe poner los ojos en el producto (si se adapta a lo que él necesita, etc.). Pero lo que va a marcar la diferencia entre las compañías que reúne las dos primeras condiciones es el “valor agregado”.
El valor agregado significa la concientización y el servicio que le tenemos que dar a los médicos para optimizar el control o la gestión de riesgos. Y eso está dado por tres o cuatro parámetros: una optimización de la documentación médica, un adecuado registro de lo actuado (que es el mejor defensor en un juicio), la estimulación de la relación medico-paciente-familia y la relación medico-medico y, finalmente, el derecho a la información (informar adecuadamente a quines van a ser objeto del accionar del médico sobre qué es lo que se le va a hacer para que quede plasmado en un adecuado consentimiento).

Anzoátegui: Coincido. Nosotros pretendemos, a nivel prevención, que la institución y el profesional (sobre todo, porque es quien debe completar todos los documentos de registro), sea conciente de que tiene que hacer y de que, además, lo tiene que hacer bien, de manera prolija y completa. Y esto lo pretendemos ¡porque el día de mañana esa es una prueba judicial!
Un profesional inexperto tal vez piensa que dejando de lado la documentación o no escribiendo algunas cosas puede a minimizar el riesgo. ¡Al contrario! Todo lo que se deje inconcluso o indefinido les va a jugar en contra.
Es fundamental que tanto la historia clínica como el consentimiento informado sean llevados de manera cronológica, completa y prolija porque es prueba en juicio el día de mañana.
Nuestro rol acá es el de la prevención. Tenemos que comentarles nuestra experiencia y darles consejos y sugerencias de cómo llevar adelante esa documentación.