Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
LA VISION DE LAS EMPRESAS
"Las normas no favorecen al ambiente sino a otros intereses"
La póliza de Caución Ambiental es la única cobertura que hoy está ofreciendo el mercado. “Este seguro no tiene transferencia de riesgo y las empresas no lo están tomando”, dijo en Pool Rubén Gueler, de la consultora EHS. “No son satisfactorios para las empresas (obligadas a contratar el seguro) en ningún caso”, se sumó Leonardo De Benedictis, especialista en Derecho y Gestión Ambiental. Sostuvieron: “Las normas no están pensadas en favor del ambiente sino en favor de otros intereses”.
13 de abril de 2010
Mañana comienza el CICLO INTENSIVO DE ACTUALIZACIÓN EN RIESGOS AMBIENTALES que organiza Pool Económico, junto con el Estudio Bril y el auspicio de la revista Estrategas. Mañana, jueves 22 de abril, se realiza el primer módulo. Informes e inscripción: (011) 4342-0398/4092 ó info@pool-economico.com.ar.
Para dar un anticipo del Ciclo y seguir analizando la problemática ambiental, Pool convocó a dos de los disertantes invitados al Ciclo Ambiental, dos profesionales que trabajan con empresas en temas ambientales, uno en la parte jurídica y otro en la técnica: el abogado Leonardo De Benedictis, especialista en Derecho y Gestión Ambiental, con amplio desarrollo de actividades en ámbitos académicos, empresariales e institucionales; y el ingeniero Rubén Gueler, gerente general de EHS, Consultora de Ingeniería, Seguridad, Medio Ambiente y Sistemas de Gestión, y miembro del Consejo Interamericano de Seguridad.

Pool Económico: Venimos tratando la problemática ambiental desde 2002, cuando salió la Ley General del Ambiente. Seguimos de cerca la evolución, hemos contado todo el proceso de reglamentación y hasta “denunciado” la falta concreta de una cobertura de un seguro de Responsabilidad con transferencia de riesgo. También contamos que ya hay una primera póliza de Caución a fines de 2008 y que se abrió una Cámara de Riesgo Ambiental. Recordemos que Sancor fue la primera compañía en conseguir la autorización de una póliza de Responsabilidad Ambiental (aunque todavía no la está operando) y que hay otras 15 compañías en cola de espera de la Superintendencia para que se las autorice a adherir a la póliza autorizada de la compañía Prudencia (aunque eso, en principio, está trabado en la Secretaria de Ambiente). También hicimos referencia a que la UFIMA, a fines del año pasado, salió a exigirles a las empresas que tuvieran una cobertura. Todo esto ya lo saben nuestros televidentes. ¿Qué opinión tienen ustedes sobre la Ley General del Ambiente, su artículo 22, y su reglamentación? ¿Cómo se ve del lado de las empresas?

De Benedictis: El problema es justamente el art 22 que exige un seguro que es casi imposible de lograr, habida cuenta de que está relacionado con otros dos artículos: el 27 que define “el daño a cubrir” y el 28 que determina “el alcance de la reparación”
El art 22 está pidiendo un seguro que tenga “entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del daño que en su tipo pudiera producir el tomador del seguro”. Esto nos tiene que remitir indefectiblemente al art 27 que es el que define el daño ambiental, porque hay que ver alguna situación que se pueda planear en el tomado que entre dentro de esa definición de daño ambiental. El art 27 también define al daño ambiental como “toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente, sus recursos…”

Pool Económico: Sí, bueno, pero más allá de las definiciones, ¿cuál es tu opinión?

De Benedictis: Mi opinión es que el art. 22 está mal estructurado ya que pide un seguro que es imposible de alcanzar. Algunos dirán que ya salieron seguros para esto, pero hay que aclarar que ninguno cumple con los requerimientos de esta ley. Esta ley exige un seguro contra todo riesgo ambiental, y eso no es solamente la contaminación de suelo y agua, que es lo único que está incluido en las pólizas de Caución disponibles, incluida la de Sancor. El riesgo ambiental excede el suelo y el agua. La ley dice “toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente, sus recursos, el equilibrio de los ecos sistemas, los bienes o valores colectivos”. Está claro que no estamos hablando solamente de suelos y aguas. En la doctrina jurídica, además, señala que daño ambiental no es solamente daños a los recursos naturales.

Pool económico: Ok. ¿Y todo esto te lleva a decir que hay que hacer una modificación de la ley?

De Benedictis: Claramente. Eso es lo que venimos diciendo todos los que componemos el sector productivo. La podés arreglar, pero sabiendo que lo estás haciendo fuera de la ley. Ciertas reglamentaciones que hizo la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable habría que analizarlas para ver si son aplicables en todo el país. Por ejemplo, el Consejo Federal de Medioambiente dijo que se aceptan como presupuestos mínimos aplicables en todo el país sólo leyes emanadas del Congreso de la Nación, y acá estamos hablando de resoluciones administrativas.
Para solucionar bien todo esto hay que cambiar tres artículos de la ley: el 22, el 27 y el 28.

Pool Económico: Rubén, ustedes son consultores de grandes empresas. ¿Cómo ven este tema con la obligatoriedad por un lado (que incluyó las intimaciones del año pasado) y las faltas de ofertas?

Gueler: En general hay un desconcierto muy grande en las empresas porque están siendo intimadas. Muchas quieren cumplir con la ley y están haciendo los tramites internos para calcular cuál sería su monto expuesto a riesgo. Si se remiten a lo que dice la ley, algunas empresas deberían previsionar montos superiores a sus propios activos reales. Si uno piensa que todo aquello que está expuesto a riesgo va a producir un riesgo real, no tendría objeto el seguro. El punto es que hoy no hay todavía ningún criterio que se haya puesto en juego en el mercado que diga qué porcentaje de mi monto total expuesto a riesgo tengo que previsionar. ¿Cuánto de ese total tengo que pedirle a la compañía de seguro que me cubra? Por más que yo tenga todo tipo de riesgos en mi empresa (imaginemos que pueda contaminar aire, agua, suelo, especies nativas y lo que sea), no van a ocurrir todos juntos. Nunca va a llegar a un monto tal que ponga en riesgo el capital total de la empresa.

Pool económico: ¿A estas empresas les interesa cubrir el riesgo real o sólo les importa cubrirse de las inspecciones (que salen a preguntar si tiene o no la cobertura)? Porque para cumplir con la inspección podría decir “Sí, estoy al día. Tengo una póliza de Caución”.

Gueler: Sí podrían. Pero las empresas se dan cuenta que teniendo un seguro de Caución lo único que hacen es cubrir su falta de cumplimiento patrimonial en caso de algún siniestro, ¡pero que no están transfiriendo su riesgo! Las empresas siguen siendo sujetos obligados a reparar, y como esa reparación no tiene límites (según esta interpretación de la ley, por la reglamentación), evidentemente nadie les va a ofrecer un seguro que cubra todos los daños reales que pueda causar.

Pool Económico: Me comentaron el otro día que, si incluso con una póliza de Caución las empresas se están autoasegurando, el mercado está pensando en la posibilidad de ofrecerles un reaseguro para ese autoseguro… que, dicho sea de paso, es una figura que no está regulada.

De Benedictis: El autoseguro no estaría, en principio, regulado… salvo que se interprete que el “fondo de reparación” al que hace alusión el art 22 cuando habla de seguro, sea considerado una suerte de autoseguro. De hecho, muchísimas empresas están analizando concretamente esa opción.

Gueler: Hay que agregar que las empresas tienen métodos para calcular su riesgo real (cuánto sería aquello que estaría expuesto a riesgo total). Lo que no se dice es que en el resto de los países se previsiona un porcentaje de ese monto total. En España, por ejemplo, un 5%. Un 7% en otros lados. Si tuviéramos determinado ese porcentaje yo podría calcular fehacientemente, con estudios técnicos y todo, mi monto expuesto a riesgo y previsionar sólo ese porcentaje.

Pool Económico: Hoy las 100 empresas más grandes del país tienen una cobertura de RC Ambiental pero: a) con una suma que excluye los daños y perjuicios derivados de un hecho accidental y súbito, y b) que excluye el daño ambiental y de incidencia colectiva, que es el pide la ley. ¿Qué están haciendo?

Gueler: Yo diría que absolutamente nada. Están haciendo la plancha, esperando que se pongan de acuerdo varias instituciones o estamentos y que alguien diga “vamos para este lado”. Que haya debate, que se definan si cambian o no los artículos en cuestión.

Pool Económico: ¿Hay debate? ¿Hay lobby?

De Benedictis: Yo no diría que hay lobby. Lo que sí hay es una gran confusión y una gran incertidumbre… y un deseo de que esto se resuelva debidamente. Muchos están analizando la opción del autoseguro y también se está esperando que surjan seguros, lo que técnicamente es un seguro (que implica necesariamente que haya transferencia de riesgos, no como en las pólizas de Caución). De esas surgió una sola aunque hay algunas otras que están más o menos en esa línea…

Pool Económico: Son las de ACE (que está respondiendo a las objeciones que le hizo la Súper) y La Meridional (que vuelve a presentarla ahora).

De Benedictis: Ahí hay un detalle, justamente con la póliza de Sancor. Aparece una cláusula de que no cumpliría con el art 22 y con las reglamentaciones que dictó después la Secretaría de Ambientes y Finanzas. Esto parece extraño porque la cobertura es la misma que las coberturas de las pólizas de Caución pero con una diferencia importante: que aquí estamos hablando de un seguro propiamente dicho, donde hay transferencia de riesgo. El que contrata este tipo de instrumentos va a tener una respuesta cuando llegue el momento. En los otros casos no hay respuesta.

Pool Económico: ¿Qué opinan de la única cobertura que hoy están ofreciendo el mercado de seguros, la Caución Ambiental? En el marco de la exigencia de la ley, ¿cuál es la visión que tienen?

Gueler: El consenso entre las empresas que nosotros asesoramos (que también se han asesorado legalmente) es no innovar, no tomar esta póliza de Caución porque consideran que -si bien parecería estar adecuada a la ley- no cubre el riesgo real porque, para que esta cobertura se active, debe haber primero una insolvencia de la empresa asegurada para pagar el daño ambiental. Eso quiere decir que mientras la pueda pagar, la reparación del daño la tiene que hacer la empresa. Este seguro, entonces, no tiene transferencia de riesgo y las empresas no lo están tomando, en general.

Pool Económico: La Cámara de Aseguradoras de Riesgo Ambiental (integrada por las cuatro compañías que están dando esta póliza de Caución Ambiental) denunció en un documento que publicó el mes pasado que “las empresas están renuentes a tomar la cobertura en una actitud rayana con la rebeldía judicial”.

De Benedictis: No tiene nada que ver. Indudablemente, da la impresión de que esta Cámara observa una actitud “especial”, por llamarla de alguna manera. Han tratado de buscar que las autoridades, ya sean judiciales o administrativas, exijan la contratación de este tipo de pólizas. Pero es como decíamos: justamente, estas pólizas no son satisfactorias para las empresas en ningún caso.

Pool económico: Son todas herramientas que pueden accionar en conjunto. Una Caución le puede servir a determinado rango de empresas en determinadas circunstancias, ¿o no?

Gueler: Sí, pero la Caución está orientada a cubrir una obligación que el asegurado no cumple. Si yo recibo un adelanto por un trabajo que voy a hacer y luego no lo cumplo, la Caución cumple por mí, suple a mi incumplimiento. En el caso ambiental, la Caución no va a reparar el daño ambiental; sólo se activará si la empresa no cumple con la reparación del daño. Además, puede repetir después contra la misma empresa asegurada.

Pool Económico: La Cámara dice “existe una ley, mala o buena, y nosotros somos los únicos que tenemos esta póliza; las empresas la tiene que tomar sí o sí”. Es un problema de defecto en el origen de la ley.

De Benedictis: Sí, bueno, pero hay que tener en cuenta en el tema normativo legal las resoluciones que salieron. Punto uno, el art 22 exige la contratación de un “seguro” y la Caución técnicamente no es un seguro (me he cansando de escucharles decir esto a los especialistas en seguros). Punto dos, las resoluciones de la Secretaria de Ambiente (particularmente la N° 177) hablan, ahí sí, de pólizas de Caución y de Seguros Ambientales. Las empresas están esperando que salgan estos seguros (que empezaron a aparecer ahora con la póliza de Sancor) porque verdaderamente resultan una opción mucho más atractiva.

Pool Económico: La salida de la póliza de Sancor, inexplicablemente, está como trabada. ¿Sabés por qué?

De Benedictis: Lo voy a decir en términos diplomáticos. Lamentablemente el tema ambiental no siempre tiene normas que buscan la preservación del ambiente. A veces tienen en la mira otros objetivos. Por eso muchos abogados estamos hoy tratando de abogar a favor de un derecho ambiental eficaz. Estamos armando un programa que se llama “Hacia un derecho ambiental eficaz” en donde, entre otras cosas, estamos analizando esta problemática de las normas que no están pensadas en favor del ambiente sino en favor de otros intereses. No sé si fui claro…

Gueler: Quiero resaltar que las empresas deberían estar atentas y hacer sus propios cálculos, junto a sus especialistas, para conocer sus reales riesgos. Además, deberían participar en todos estos foros para hacer fuerza.