Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
SIGUE EL DEBATE
Seguro Ambiental
Según el abogado Gabriel Macchiavello, no hay todavía pólizas que tranfieran el riesgo porque, por un lado, es muy difícil establecer cuál es el ambiente en un momento determinado en operaciones preexistentes y, por otro, no está definido un límite de la remediación. También participaron del debate la abogada Rossana Bril, titular del Estudio Bril, y el coordinador general de Prudencia Seguros, Jorge Furlan.
10 de noviembre de 2009
La ley General del Ambiente 25.675 -sancionada en 2002- obliga a las empresas que realicen actividades riesgosas a contratar un seguro ambiental.
Como le contamos en otros programas, la secretaría de Ambiente llevó adelante la reglamentación del artículo 22 que exige esta cobertura obligatoria, y fijó que la obligatoriedad es para el DAÑO AMBIENTAL DE INCIDENCIA COLECTIVA.
El trabajo se dio por finalizado con la fijación de montos mínimos asegurables.
Por el momento, la única póliza autorizada es un Seguro de Caución Ambiental de la aseguradora Prudencia, a la que se adhirieron 5 compañías: Escudo, Nación Seguros, Testimonio, TPC y El Surco.
No hay ninguna cobertura de Responsabilidad Ambiental aprobada. Es decir, una cobertura con transferencia de riesgo.
Sin embargo, la UFIMA, Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental, envió 5.000 intimaciones a las empresas de la zona del Riachuelo solicitando datos sobre la contratación de seguros ambientales exigidos por la ley.
Este es el escenario que Pool Económico trató con sus invitados: la abogada Rossana Bril, titular del Estudio Bril; el abogado Gabriel Macchiavello, socio del estudio Rattagan, Macchiavello, Arocena & Peña Robirosa; y el señor Jorge Furlan, coordinador general de Prudencia Seguros y presidente de la Cámara Argentina de Aseguradoras de Riesgo Ambiental (CAARA).

Pool Económico: Macchiavello, 5.000 empresas de la zona del Riachuelo fueron intimadas a presentar datos sobre el seguro obligatorio que exige el art. 22 de la ley. Existiendo sólo oferta de seguros de caución, ¿se puede exigir esto?

Macchiavello: Hay que reflexionar sobre que hay un error de base en la ley: crear un mercado absolutamente nuevo, inexistente en el país y muy complejo en el mundo, a través de una ley. Eso trajo como consecuencia que hoy no exista el producto que se exige. Es distinto un seguro en el que se pueda transferir el riesgo y el seguro de caución, que es lo que se puede conseguir hoy en el mercado, que es una fianza simple en la que siempre paga el asegurado, salvo que no cumpla con la obligación. Estas pólizas no son funcionales para grandes compañías (esto lo dijo incluso la COFEMA). La remediación puede estar entre los 100 mil y los 300 mil pesos, cuando no dólares, dependiendo del daño que se produce. Una empresa pequeña, con dos o tres siniestros de estos, agotaría su patrimonio
Hay mucho que avanzar.
Creo que lo que pasó con UFIMA es un pedido de información, no una intimación. No hay siquiera una investigación. Es a los efectos de conocer la situación actual de las empresas. Esto mismo ya lo hizo la Corte con el caso del Riachuelo.

Pool Económico: Furlan, como presidente de la Cámara Argentina de Aseguradoras de Riesgo Ambiental, ¿qué está pasando con las coberturas de Responsabilidad Ambiental? En la Súper estarían para su aprobación coberturas de Ace, de La Meridional y de Sancor.

Furlan: En primer lugar, es muy complejo poder generar una expectativa de aprobación de una póliza de RC que cubra una garantía como la que requiere el Estado. Yo no comparto el criterio de que no hay transferencia de riesgo en esta póliza. Eso es absolutamente equivocado: la transferencia de riesgo la hace el Estado. Hablo de transferencia de riesgo en función del tomador de la póliza, para quien -de algún modo- habría que pensar en pólizas de RC que sean realmente posibles de concretar.
¿Por qué digo que es difícil de la aprobación, por parte de la Superintendencia, de una RC para cubrir una garantía? Yo les preguntaría a quienes sostienen esta posibilidad, ¿cómo superan lo que establece la Ley de Seguros? La 17.418 en su art. 158, hace referencia a aspectos que no pueden ser soslayados entre las exclusiones que hay que contemplar en las pólizas aprobadas por la Superintendencia para el caso de la RC. Esto hace absolutamente posible que se niegue la cobertura a poquito de tenerla vigente, a favor -por supuesto- de una garantía. Me refiero al caso de las reticencias, el dolo, etc. Por ejemplo, el art. 507 del Código Civil que la dispensa del dolo no es posible.
No me consta que estén en trámite estas autorizaciones de las que se habla. Por lo menos en el caso de una de las compañías mencionadas, no es así. Lo cierto es que en este momento hay 18 compañías involucradas directamente con la promoción de la póliza de Caución Ambiental. Habrá, además, pedidos de adhesión de otras seis y siete más.

Pool Económico: ¿Podés explicar más ampliamente lo de la transferencia de riesgo?

Furlan: La transferencia de riesgo, en este caso, la hace la comunidad a través del Estado (que representa el interés de la comunidad ante un riesgo ambiental). En el seguro de caución se establece una relación entre el asegurado y asegurador. El tomador, es cierto, no transfiere riesgo, pero no forma parte de la relación contractual que establece una póliza de caución.

Bril: El art. 22 no nombra el seguro de caución (que es una fianza), sólo dice Seguros y Fondos. Comparando, los artículos hablan de seguros ambientales obligatorios de otras leyes, por ejemplo la Ley de Presupuestos Mínimos de Gestión y Eliminación de PCBs o de la Ley de Residuos Peligrosos y Radicación Industrial, aclaran: Seguros de RC, Seguros de Caución, Fianzas, Autoseguro, etc. Detallan el tipo de garantía que te exigen. En cambio, el art. 22 se exige sólo dos tipos de garantía: Seguros o Fondos. Lo que pasó fue que cuando la reglamentación de la ley amplió esta situación incorporando Caución y Autoseguro, modificó lo que exige la normativa.

Pool Económico: En otras oportunidades dijiste que en el mundo existen cuatro instrumentos económicos de gestión ambiental: Seguros Ambientales, Fondos Ambientales, Bonos de Carbono e Impuestos Ambientales. ¿Cómo funcionan y qué se está haciendo en esta línea?

Bril: Son sistemas integrales de garantías ambientales. El riesgo ambiental tiene dos grandes aspectos: las personas y el ambiente. Hoy está considerado que los daños a las personas a través del ambiente dañado no exigen la garantía obligatoria. En mi opinión, sí se exige, porque la propia Ley General del Ambiente, en su art. 30, dice que los que pueden reclamar son los damnificados directos. Si esto es así, yo tendía que tener una póliza de RC Comprensiva Ambiental por los daños a las personas a través del ambiente. Ese tipo de coberturas deberían ser consideradas obligatorias y hoy no lo son.

Pool Económico: Las grandes corporaciones están impulsando la creación de un Fondo Ambiental que les pagaría en exceso o en defecto de la cobertura que pudieran tener. ¿Es así, Gabriel?

Macchiavello: Hay algunas ideas al respecto, es correcto. Pero primero hay que aclarar qué es lo que quiere la ley. Lo que la ley pide es que aquel que causa el daño ambiental lo remedie. Este es el daño ambiental de incidencia colectiva: el responsable es el que genera el daño, y la remedición tiene que llevarse a cabo. Por eso yo no coincido con la que decía Furlan. La ley pide que se remedie el daño, y el seguro de Caución suple la falta de cumplimiento de remediación. Es un buen instrumento, pero ¿tiene sentido para empresas de gran envergadura que tienen sus propios planes de contingencia ambiental y que tienen suficiente solvencia como para llevar a cabo sus remediaciones? Tal vez sí tiene sentido si a mí, como compañía, me interesa para trasladar el riesgo para que una compañía responda por mí.
Otro problema del Seguro Ambiental, razón por la cual no sen ven todavía pólizas que trasladen el riesgo, es el tema de la línea de base. Es muy difícil establecer cuál es y cómo está el ambiente en un momento determinado en operaciones preexistentes. Hay que hacer un corte y decir “de acá en adelante responda”, pero es muy complejo. La otra cuestión muy discutida es el límite de la remediación.

Pool Económico: Los aseguradores dicen que para dar cobertura tendría que haber un límite en la remediación.

Macchiavello: Exactamente, por eso nosotros venimos colaborando para establecer criterios de razonablilidad en la remediación.

Furlan: No puedo dejar de coincidir con que para las empresas de gran envergadura y de otro tipo, es una necesidad que el seguro de RC se materialice y se expanda. Pero el problema es que en este tipo de coberturas se pide, a través de un formulario, una declaración jurada, y los reaseguradores son reticentes a creer que no existe un daño progresivo. Hoy hay dificultades para determinar estos pasivos.
Yo creo que si lográramos hacer un combo entre, por un lado, la caución que garantice al Estado la garantía financiera que establece el art. 22 y, por otro lado, algo de RC que satisfaga la transferencia de riesgo, estaríamos en un óptimo.

Pool Económico: ¿Qué propone el COFEMA?

Bril: Está conformado por las autoridades ambientales de cada provincia y sacaron una resolución dando su opinión sobre que la póliza de Caución que está actualmente en el mercado no es lo que exige la normativa. Como es una ley de presupuestos mínimos, las provincias están analizando hacer cada una su propia normativa de seguros/garantías/finazas ambientales (lo que sea), de acuerdo al tipo de riesgo que tenga cada una (no es lo mismo la minería que la agricultura).

Pool Económico: ¿El COFEMA pidió una modificación del art. 22?

Bril: Sí. Esa reforma legislativa tendría que pasar por el Congreso de la Nación, porque es una ley de presupuestos mínimos.

Pool Económico: El abogado Domingo López Saavedra dice que no es viable que la autoridad administrativa de control a través de una resolución modifique la ley, porque no hubo en la ley una delegación expresa de facultades. ¿Cuál es tu opinión, Gabriel?

Macchiavello: Yo creo que es correcto porque se le trató de dar contenido a una redacción bastante deficiente del art. 22. Si uno va a los sentidos estrictos jurídicos y se pone muy ortodoxo, bueno… puede ser… pero lo cierto es que se trató de dar contenido a esta obligación.
Yo creo, en mí opinión personal es que no debería haber un seguro obligatorio, sino que habría que pensarlo para determinadas actividades, sobre todo para proyectos nuevos en ambientes inalterados. Ahí sí pediría un seguro, para ese emprendimiento en particular (minero, petrolero). Por otro lado, resolvería el problema de las pymes, porque tienen actividades a veces muy dañosas para el ambiente pero no tienen recursos para solventar los costos de una remediación.