Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ART: DISCRIMINACION DE PYMES
Mara Bettiol, gerente general de la UART, dijo que "el menor tamaño de una empresa es una característica particular de ciertas actividades con más siniestralidad" pero que "es insuficiente y conduce a errores hacer una análisis de las alícuotas exclusivamente por el tamaño".
1 de enero de 2007
El Ministerio de Economía le pidió a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que investigue si "se verifican prácticas anticompetitivas" en el mercado de seguros de Riesgos del Trabajo. Según el comunicado de Economía, la investigación "incluirá un análisis específico sobre los mecanismos de negociación y formación de precios en las etapas de producción, intermediación y contratación final de los seguros de Riesgos del Trabajo".
Mara Bettiol, gerente general de la UART (Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo) estuvo en Pool Económico para dar el punto de vista de la cámara.
"El sector lleva un año operando sin un marco o reglas de juego ciertas. La ley fue objetada en su constitucionalidad y ahora cada juez la interpreta a su entender. Una base fuerte del seguro quedó lesionada", introdujo Bettiol antes de entrar de lleno en el tema de las prácticas anticompetitivas.
"Yo supongo que la Secretaría le encargó a la Comisión ese estudio en el marco de una investigación dentro de su competencia. Veremos qué resultados de arrima. Tenemos la convicción de riesgos del trabajo es un mercado que, al estar atomizado, es muy transparente. Toda la información sobre precios, contratos, afiliaciones, cantidad de empleadores y trabajadores transita por los canales oficiales previstos en la norma, que AFIP recauda y ambas Superintendencias (ART y Seguros) coordinan. Se trata de un sistema muy transparente", aseguró Bettiol.
La gerente general de la UART dijo que no conoce los motivos que dispararon la investigación, pero que "la Comisión tiene a disposición a todo el sector para que le acerque toda la información que hay, más allá de la dispone el sector público desde hace 9 años".
Algunos productores de seguros dijeron que habría un pacto de no agresión o non compete entre las principales ART para poder aumentar las alícuotas sin perder clientes. Si viene un traspaso, se le pasa un 20 por ciento más caro. Se pacta qué sectores se va a aumentar. El pacto incluiría la liberación de empresas para que no parezca sospechoso el hecho de que no haya traspasos. "Eso corre por cuenta de quien lo dijo –aclaró Bettiol-. Lo único que está claro es que hace un año estamos trabajando en un marco de incertidumbre y desde el punto de vista actuarial es casi imposible determinar una tarifa. En este marco, las aseguradoras (cada uno por su cuenta) toma distintas medidas. Algunas empezaron a aumentar en seguida (las que vieron venir el problema más rápidamente) y otras lo hicieron después, cada una de forma muy heterogénea, que es lo que justamente cuestiona la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Pero esto es lo que da como resultado el hecho de no tener un marco normativo de certidumbre para operar en seguros. Si vemos lo que dice un comunicado y otro, vemos que hay contradicciones entre ambos organismos (la Súper y el Ministerio). Pero en una situación normal, la tarifa se fija en función del riesgo, y el riesgos tiene que ver con la actividad, el tamaño, el salarios promedio. Hay un montón de variables que intervienen en la formación del precio", declaró.
Bettiol también habló de la supuesta discriminación que se hace con las PyMEs (la alícuota que se le cobra a las pequeñas y medianas empresas comparada con la que se le cobra a una grande es mucho más alta): "es un cálculo estadístico muy simple. La Super tiene los datos para hacerlo. Hay que chequear salarios, tamaño y actividad, más allá de la siniestralidad particular de cada empresa. En general hay mucha correlación entre firmas de tamaño más chico con actividades como la construcción, el agro o industrias de baja tecnología con salarios bajos. Entonces, la verdad es que no es una cuestión de tamaño exclusivamente. Es por una cuestión de que quizá el menor tamaño sea una característica particular de ciertas actividades que tienen más siniestralidad. Yo creo que es insuficiente y conduce a errores hacer una análisis exclusivamente por el tamaño. El precio, comparado internacionalmente, es bajo y muy competitivo, aún cuando últimamente hubo aumentos productos de los fallos de la Corte Suprema. La forma de ir cubriendo la incertidumbre es subir los precios, si es que se quiere garantizar la cobertura de los afiliados", finalizó Bettiol.