Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
NEGOCIACION EXTRAJUDICIAL DE SINIESTROS
"En la primera etapa hay que tener la mayor rigurosidad jurídica"
La dijo en Pool Económico Carlos Vitagliano, socio del Estudio Tranmed. "La idea es lograr un acuerdo. Para esto, lo importante es tomar el siniestro desde el primer día", agregó.
18 de agosto de 2009
Pool Económico abordó la temática “negociación extrajudicial de siniestros” que realizan las aseguradoras. Para ello convocó a Carlos Vitagliano, uno de los titulares del Estudio Tranmed, que trabaja con La Caja, Allianz, Liberty ART, Provincia y RSA, y que atiende hoy unos mil expedientes mensuales (90% Autos, 10% Riesgos del Trabajo). Lleva cerrados con éxito 45 mil casos siniestros expedientes en los últimos seis años.
“La clave es atacar la negociación con la misma profundidad que se ataca la etapa judicial”, dicen los socios de Tranmed.

Pool Económico: Dijiste alguna vez que de estos 45 mil siniestros que recibieron, sólo un 2,2% pasaron a mediación o a juicio. ¿Cómo lo hacen?

Vitagliano: Nuestra idea es que el siniestro, desde que ocurre, merece una atención que implica un conjunto de elementos tanto en la calle como profesionales que los guíen, que permitan conocer ese siniestro desde el primer momento. Se debe saber si ese evento es uno que la compañía deberá resarcir -si tiene algún grado de responsabilidad-, y si esa responsabilidad puede ser punible en una etapa jurídica. La idea es que realmente se logre llegar a un acuerdo con las personas o con sus abogados, de la mejor manera posible. Para esto, lo importante es tomar el siniestro desde el primer día, mirando la mecánica, mirando las coberturas, las responsabilidades, el daño médico, las incapacidades. De alguna manera, sentar a todos los actores para que puedan llegar a un acuerdo en la medida que sea justo para ambas partes.

Pool Económico: ¿La clave es el tiempo?

Vitagliano: El tiempo es clave para imbuirte en todo lo que circunda al siniestro: sobre cómo ocurrió, si hace falta hacer pericias, descubrir la causalidad, los daños, si podés recurrir a un médico. Nosotros trabajamos muy fuertemente con INEBA (Instituto de Neurociencias Buenos Aires) que recaba muchos datos sobre causalidades, incapacidades, cómo medirlas y auditarlas. Podemos sentar a los médicos en una mesa con los exámenes en la mano para que se pongan de acuerdo.

Pool Económico: Vos alguna vez nos dijiste que el acuerdo tiene que ser “médico con médico” y no “abogado con abogado”.

Vitagliano: Claro. En algún momento los dos médicos tienen que ponerse de acuerdo. Así, también el asegurado puede escuchar a los dos médicos y entender cuál es realmente el perjuicio que tiene.
Nosotros tomamos el daño como un daño que se causa a la sociedad. Y si la compañía tiene que resarcirlo, lo mejor es que lo resarza pronto, porque los involucrados del otro lado -que sufrieron una muerte o un daño físico o moral- necesitan el dinero para recuperarse rápidamente. No tiene ningún sentido prorrogarlo en el tiempo si la responsabilidad es efectivamente de la compañía.

Pool Económico: ¿Cómo se puede evitar que los reclamos ingresen a las compañías de seguros directamente como mediación, y lo hagan como debería ser: por la sede administrativa, por el “mostrador”?

Vitagliano: Eso merece un capítulo aparte que tiene que ver con la mediación en sí. Hoy por hoy es muy difícil parar las mediaciones porque muchas veces llegan a las compañías antes que los siniestros. ¿Por qué? Porque hay un problema de reserva de la mediación que debería ser revisado para apoyar a las compañías que en etapa prejudicial realmente tratan de resarcir el daño. Hablo de no obligarlas a reservar de una manera más jurídica que administrativa.
La metodología para reservar las mediaciones debería ser revisada, sobre todo porque la mediación pública, como era principal y ahora es privada, perdió su espíritu. Nació para que hubiera un mediador público que ayudara a que un determinado siniestro no llegara a juicio. Hoy por hoy, en general, los mediadores son privados, son convocados por los abogados actores. De alguna manera el espíritu se perdió.
Yo creo que todo eso debería ser revisado.

Pool Económico: El pregunta es por qué no se pueden resolver en sede administrativa antes de convertirse siquiera en mediación.

Vitagliano: Probablemente porque las compañías también ayudan en alguna medida. Cuando las aseguradoras sienten la mediación, sienten mayor presión que cuando el siniestro es administrativo. O cuando se tarda en recoger los elementos, pasa el tiempo. La mediación los obliga rápidamente a reaccionar.

Pool Económico: El discurso de muchas aseguradoras, al menos las 20 líderes, es salir a buscar a los terceros. Uno nota una voluntad política transaccional. “Buscamos los siniestros, nosotros queremos pagar”. ¿Es efectiva esa política que están aplicando?

Vitagliano: Depende de la compañía. En términos generales no se tiene claro quién tiene que trabajar en qué etapa. Por ejemplo, generar velocidad con los llamados “intercesores” que muchas compañías tienen para tratar de llegar al lugar y cerrar el trato... nosotros no compartimos esa visión. Creemos que en esa primera etapa hay que tener la mayor rigurosidad jurídica: evaluar el siniestro en base a las coberturas, las pericias mecánicas, a las causas penales, para tener la mejor y más rápida definición, pero no por la velocidad sino por la efectividad. Es importante tener gente veloz, pero profesionalizada. Deber saber lo que tiene que hacer, y deben estar dirigidos por abogados que sepan qué hay que buscar.

Pool Económico: Ese el trabajo de un liquidador. Y vos el otro día dijiste que esa tarea no está valorada como debería. Tiene más peso el abogado que va a negociar la mediación cuando ya derivó en eso el siniestro, que el liquidador que puede hacer frente al siniestro en el mismo momento que pasa.

Vitagliano: Justamente. La palabra te lo decide “interceptor” o “liquidador”. En realidad esa no es la función. La función es ser profesional, mirar desde todas los ángulos el siniestro. Todo. En nuestros informes, que entregamos a las compañías que nos contratan, hasta indicamos el riesgo judiciable en cada jurisdicción. Es decir cuál puede ser el monto del juicio futuro. Todo esto en realidad se va de bruces con el liquidador porque sólo va y liquida. Acá no es importante liquidar, si no evaluar y decidir si ese siniestro realmente debe ser recompensado.
Nosotros trabajamos mucho para tratar de detectar el fraude que cambia de camiseta todo el tiempo. Viene por los hospitales, o por los médicos, o por los abogados. Para todos debería ser deseable eliminar esto.
Y hablamos de conciliación y no de transacción. El acuerdo es una conciliación entre intereses de un lado y del otro. Nuestro éxito es llegar a coincidir los intereses de la persona que tuvo el daño y la compañía.

Pool Económico: ¿Cómo evaluás la atención de los reclamos de terceros por parte de las aseguradoras.

Vitagliano: Una cosa es el daño material y otra cosa es el daño con lesiones y muertes. El problema es que vos tenés que tener empleados capacitados para recibir la denuncia, hacer las preguntas adecuadas, recabar los datos necesarios y precisos.
Hemos trabajados con los call centers de las aseguradoras para indicarlos cuáles deben ser las preguntas que tienen que hacer y cómo ampliar la información que da la persona en cada una de sus respuestas. La idea es hacerte el mejor panorama en el momento en que recibís la denuncia.
Para daños materiales el CLEAS es muy bienvenido. Pero es sistema necesita que algunas compañías de plaza -que son las más importantes- participen.

Pool Económico: No forman parte de ese clearing ni La Caja ni Federación Patronal, que son los dos líderes en el negocio de seguros de autos.