Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
D&O
“Hay que subir las tasas ahora”
Lo dijo Florencia Gallino de Chubb en Pool Económico. Y se basa en un hecho concreto: se disparó la siniestralidad en D&O, potenciada por la crisis financiera internacional. En la Argentina, directores y gerente de empresas (grandes, medianas, chicas, y hasta sin fines de lucro) están siendo demandados. Los aseguradores advirtieron: si los abogados le ponen el ojo al asunto, la situación puede salirse de control.
14 de mayo de 2009
D&O se llaman las pólizas de seguro que cubren la responsabilidad de directores y gerentes. Según la ley, los directores y gerentes de empresas -coticen o no en bolsa- deben responder “a título personal y con su propio patrimonio, solidaria e ilimitadamente”, por los perjuicios que le puedan ocasionar a la sociedad, a los accionistas o a los terceros, ejerciendo sus funciones.
En el actual contexto de crisis económica y financiera internacional, esta cobertura toma mayor relevancia. ¿Explotó la demanda de D&O? ¿Y la siniestralidad? Pool Económico convocó a Florencia Gallino, suscriptora senior de Líneas Financieras de Chubb Argentina, y a Horacio Bach, director de Líneas Financieras de Zurich Argentina, para analizar el tema.

Pool Económico: Primero veamos qué está pasando a nivel internacional. Con la crisis financiera, ¿explotaron las demandas contra los directores por las descomunales pérdidas que tuvieron algunas empresas?

Gallino: Las empresas que están recibiendo más demandas son las entidades financieras, está claro, porque son las más afectadas por la crisis. Pero también están siendo demandadas las empresas comerciales. Manejo de fondo, despidos, la crisis… Todas estas circunstancias ponen a los directores en riesgo de ser demandados. Y es por eso que la demanda mundial de seguros D&O aumentó mucho desde 2008 a esta parte.
Si bien la cantidad de demandas a empresas puede ser más o menos la misma que el año pasado, lo que cambió fue la severidad de las mismas, sobre todo las iniciadas contra entidades financieras.

Pool Económico: ¿Quiénes inician las demandas y qué relaman?

Bach: Por ejemplo, los accionistas minoritarios de una compañía, que han comprado acciones en la bolsa, descubren que sus activos han bajado tremendamente. ¿Qué hacen? Lo primero, en muchos casos, es culpar al management de la empresa por haber tomado supuestas malas decisiones. Pero no es tan fácil. Tienen que probar que la baja de las acciones está relacionada con los directivos y que no es culpa, por ejemplo, del mercado o del contexto externo.

Pool Económico: Toda esta batahola, ¿está generado redefiniciones en las políticas de suscripción y de precios aplicadas a las coberturas D&O a nivel internacional?

Gallino: "Las aseguradoras empiezan a tomar recaudos y hay un incipiente endurecimiento del mercado. Todo el mundo está convulsionado y eso ha llegado al precio de los seguros".

Todavía los reclamos específicos de D&O están muy escondidos detrás de lo que es la crisis en general. Ambos directivos convocados por Pool Económico coincidieron en que es difícil separar y diferenciar cada caso.
“Todavía está muy mezclado. De todos modos estamos empezando a detectar que hay muchos problemas con los derivados: valuación, cambio de moneda, cotizaciones. Y eso nos pone en alerta a los suscriptores, que debemos que tener mucho más cuidado. Hay que elevar las tasas, que es lo que necesitamos ahora mismo”, reconoció la ejecutiva de Chubb.
Se da, una vez más, la reacción en cadena lógica: la siniestralidad aumenta, el riesgo aumenta… el precio aumenta. Así de fácil. Y la percepción es que esto recién comienza.

D&O LOCAL
Hasta acá, la voz de dos compañías internacionales que ponen de manifiesto la situación general del mercado global. Pero, ¿qué pasa con D&O en la Argentina? Gallino y Bach hablaron del negocio a nivel local.
El contexto de crisis genera mayor conciencia aseguradora. Ahora es cuando directores y gerentes ven la importancia de contar con una protección. Incluso están los que no se sientan en la mesa de ningún Directorio si con el puesto no viene incluida la cobertura. Confirmado en Pool Económico por los dos especialistas, se puede decir que subió la argento-demanda.
Históricamente, sólo las grandes corporaciones contratan D&O, aunque desde hace un año también las medianas empresas se vienen sumando a la suscripción. Para este segmento del mercado, el middle market (pymes), Zurich lanzó hace poco un producto que atiende especialmente necesidades puntuales de las empresas de mediana envergadura.
Gallino fue más allá: “Ahora compran D&O empresas chiquitas y hasta entidades sin fines de lucro. Parece que no, pero enfrentan reclamos muy duros, por ejemplo, por manejo de fondos y despidos”.

SINIESTRALIDAD
Ambos aseguradores señalaron que es muy difícil cuantificar la siniestralidad aún, pero que está claro que se disparó. “En principio -dijo Bach-, empezamos a cubrir los gastos de defensa de los directivos, que no es poco. Ahí se dispara la cobertura. Pero las sentencias tardan tres, cuatro y hasta cinco años. No podemos saber los números todavía”.
Es decir que, por ahora, las aseguradoras sólo tienen que desembolsar dinero para los elevadísimos gastos que implica defender a los demandados. “Es mucha plata. Tenemos que tener cuidado con la prima porque muchas veces no alcanza”, advirtió Gallino por segunda vez.
Ejemplos sobran y algunos dan pavor por su simpleza: Un empleado, que fue despedido porque la empresa achicó su staff, entendió que el responsable de su desvinculación fue el director de la firma. Le inició una demanda en forma personal y eso activó la cobertura. Hoy Chubb está pagando los gastos de defensa de ese director y no sabe cómo ni cuándo va a terminar el siniestro.
Esto hace pensar en algo aún más preocupante: si los abogados le ponen el ojo a los directores cubiertos con D&O, la siniestralidad puede disparase de manera exponencial. “Por eso necesitamos aumentar las tasas ahora”, volvió a señalar, más enfáticamente, la suscriptora de Chubb.
Ciertamente, existe una preocupación al respecto de la tasa. “Hay otra cuestión: el mercado de capitales se ha restringido y eso encareció el precio del capital que hay que poner. Es decir que hay dos elementos que empujan para arriba el precio del seguro: el resultado del negocio y el capital más caro”, remató Bach para finalizar la entrevista.
Habrá que ver cómo sigue evolucionando las variables más sensibles del negocio (siniestralidad y precio). El alerta ya está dado.