Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
FINANZAS PERSONALES
Para el economista Ezequiel Asensio, de la consultora Fundamentals, "el proceso de inflación se puede acelerar o bajar dependiendo de las expectativas, de cómo actúe en la gente".
1 de enero de 2007
¿Qué puede pasar con los bonos con CER?, ¿Cuánto pueden subir?, ¿Cuál es la perspectiva de inflación para los próximos meses? Para responder a estas preguntas que los televidentes acercan vía e-mail a la producción del programa, el economista Ezequiel Asensio, de la consultora Fundamentals, volvió a ofrecer su asesoramiento en la columna especializada en Finanzas Personales de Pool Económico: "estos bonos subieron mucho el año pasado y al principio de este. Lo que estamos viendo ahora es que van a seguir atados al nivel de lo que pase con la inflación mes a mes. En julio se frenaron las expectativas de la inflación y ahora en agosto están esperando 0,5 ó 0,6. Estos bonos ajustaron sus tazas de rendimiento con esa expectativa de inflación, y estarán más o menos en estos niveles. Una volatilidad chica del 2 ó 3 por ciento, pero no hay una gran expectativa de suba si la inflación se mantiene en estos niveles. Es decir que al inversor minorista, o cualquier persona, le aconsejo seguir la inflación mes a mes, ver cómo va funcionando, hacia los números que salen, las expectativas que hay, etc", recomendó Asensio.
Por otro lado, el economista dijo que efectivamente los bancos están dejando de ofrecer plazos fijos con CER: "esto pasa por los pasivos de los bancos. Pasa por lo mismo que el Gobierno deja de emitir bonos con CER. Lo que le está pasando es que ellos toman deuda (los bancos con plata que les deja la gente y el Estado emitiendo los bonos), ese endeudamiento cada vez es más caro si la inflación va aumentando mes a mes, y entonces, tanto el Gobierno como los bancos, están viviendo lo mismo: descubre que sus pasivos se están encareciendo y que la tasa activa que está colocando no sube. Sus márgenes se están achicando por lo que dejan de ofrecer estos productos. Los bancos de hecho ya pagaron 4 millones mas en lo que va del año por la suba de los precios", ilustró el economista.
Por último, Asensio dijo que la decisión de invertir en pesos o en dólares estará determinada por el impacto que la inflación tengo en la actitud de la gente: "hace 15 días y hace un año atrás yo sin dudas decía que había que invertir en pesos sin lugar a duda. El a evaluar ahora es la inflación. No estamos hablando de una crisis o de una hiperinflación, estamos hablando de algo que está allá lejos y que se puede acercar más o menos rápido, pero nadie sabe cuándo. Entones, el punto es ver si los precios siguen subiendo de esta manera, si esto se espiralisa con suba de salarios, con indexación de distintas variables de la economía vía la inflación, y si la gente va a decir o no ‘tengo que salir a cubrir mis pesos y ahorrar en dólares’. Es raro que la suba del dólar no se acople con la suba de la inflación. Con esto quiero decir que esta suba de la inflación puede llegar a provocar una mayor demanda de dólares por parte de la gente por miedo o expectativas. Repito que no estamos hablando de un espiral de hiperinflación, pero sí hay algunas cosas que nos recuerdan lo malo del pasado", lamentó Asensio.
Para finalizar, el economista resumió: "¿qué va a pasar con la inflación? El proceso de inflación se puede acelerar o bajar dependiendo de las expectativas de la gente, de cómo actúe en la gente. Hoy no es tanto, pero puede haber algún punto más delante de que sea otra presión. Pero hay que seguir evaluándolo", concluyó.