Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
ESTADOS CONTABLES
Balances dibujados
Una normativa de la Superintendencia les permite a las aseguradoras contabilizar los títulos públicos al valor que tenían a junio pasado. A septiembre, hubo una baja de los títulos y acciones del 15% en comparación con su valor a junio. Hoy, la diferencia entre el precio contable y el valor real de esos títulos es del 45%. Lionel Moure, socio de Deloitte, analiza el alcance que tendrá este desfasaje a diciembre y el impacto que significará sobre la solvencia del mercado.
13 de noviembre de 2008
Pool Económico convocó a Lionel Moure, socio de la consultora Deloitte, para analizar la nueva normativa a través de la cual la Superintendencia de Seguros de la Nación les permitirá a las compañías aseguradoras contabilizar los títulos públicos al valor que tenían a junio pasado.

Pool Económico: ¿Cuál es tu análisis sobre esta norma? ¿Cuál será, en los balances, la diferencia entre el precio contable y el valor real de los títulos? ¿Tenemos balances dibujados?

Moure: No todas las compañías optaron por esta posibilidad que da la norma de mantener los valores de los títulos a junio, como si nada hubiese pasado. Algunas reconocieron las cotizaciones al cierre y las pérdidas que corresponden.
Así y todo, para mí el problema principal no está a septiembre sino después, en lo que transcurrió de septiembre a hoy, ya que la baja principal de las cotizaciones la tenemos ahí, en ese período. En septiembre hubo una baja de los títulos públicos y acciones del 15% en promedio. Si eso lo medís hoy, está en el 45%. Todo respecto a junio pasado. Con lo cual, como se ve, la novedad es lo que pasó después de septiembre.

Pool Económico: Eso quiere decir que hay un desfasaje entre lo que contabilizan algunas compañías en sus activos como títulos públicos y la realidad de mercado de un 45%...

Moure: Igual pensemos que la cantidad de títulos públicos a cotización representa más o menos un 15% del total de la cartera. Y que las acciones son aproximadamente un 10% del total de la cartera. Con lo cual, las cotizaciones de títulos o acciones te van a incidir en un 25% del total de la cartera. Hay un 25% de la cartera que fluctúa por las cotizaciones.

Pool Económico: Si no estuviera esta norma, ¿habría compañías que tendrían que aportar capital?

Moure: Esto le hubiese dado pérdida financiera y yo no creo que, en general, los balances a septiembre tengan pérdida financiera, un poco por cómo se reconocerán estas inversiones a cotización y otro poco porque la baja fue posterior a ese mes. Yo no creo que esto acentúe demasiado lo que ya venía pasando. Sólo se va a notar un poco más. El problema principal, como ya dije, pasa después. Los resultados técnicos mejoraron levemente. Pero creo que a diciembre sí va a haber problemas de capital.

Pool Económico: ¿Qué pasará en la medida de que esta norma siga teniendo vigencia en el balance trimestral a diciembre?

Moure: Y… mirá… va a depender de cómo siga creciendo la producción. Pero si ya tuviste problemas de capitales a junio (hubo muchos aportes de capitales a junio, también hubo exiguos superávit de capital), probablemente los vuelvas a tener a septiembre. A diciembre, entonces, se va a acentuar un poco más. El problema de fondo, creo, es de la rentabilidad sobre todo técnica del negocio. Obviamente, en un contexto en el que la rentabilidad financiera no acompaña, eso hace acelerar la necesidad de rentabilidad técnica.

Pool Económico: Esto que hace la Superintendencia, ¿está bien técnicamente? ¿La medida es correcta, o lo que tendría que hacer es decir “señores, les salió mal la inversión y ahora tiene que poner plata”? Por otro lado, hubo más presión para que las compañías de seguros compren más títulos públicos…

Moure: Hay que diferenciar las tres clases distintas de títulos públicos que hay. Están las Letras y Notas del Banco Central, que en general no se afectaron fuertemente por lo que pasó y se pueden mantener hasta que venzan que son tres, seis o doce meses. Después están los Títulos Públicos que cotizan, que son de los que venimos hablando, que disminuyeron un 15% a septiembre y un 45% después. Por último están los Préstamos Garantizados que representan un 25% de la cartera de las compañías. Eso está a un valor que no refleja la cotización. Si lo medimos al día de hoy, el valor de realización de esos títulos es de (se pueden vender a) un tercio aproximadamente de lo que están registrados en los valores contables.

Pool Económico: ¿Qué pasa con una compañía que tiene un 80% de títulos públicos, de los cuales la mayoría son préstamos garantizados?

Moure: Ahí tenés dos cuestiones para analizar. Si vos considerás que esos títulos se van a pagar a su vencimiento, y considerás, entonces, que esta fluctuación, esta baja es temporaria, no lo veo como un problema de fondo. El problema aparece si estos préstamos garantizados no se pagan a su vencimiento.
Por lo general, los que los tienen, los tendrán hasta su vencimiento porque no cotizan y es difícil salir a venderlos antes. Las compañías de Retiro, por ejemplo, los tienen a plazos que llegan a 2030. Las compañías de Patrimoniales tienen vencimientos más cortos, como 2018 o antes. Así y todo, en esos plazos lo esencial a analizar ahora es si se van a terminar pagando o no, y si esa desvalorización es un signo de que efectivamente no se van a pagar a su vencimiento.
Creo que el tema principal va a pasar por el cumplimiento de las obligaciones en los próximos años en los títulos públicos que va a ser el desencadenante de cómo esto incida en la solvencia de las compañías, por el fuerte posicionamiento que tienen.