Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
ANALISTA DE MOODY'S
El pago al Club es positivo pero no basta
Gabriel Torres, analista de la calificadora Moody's, dijo en Pool que la Argentina está dentro del grupo de países señalado como “a un paso del default” porque no está preparada para recibir ningún shock. El pago al Club de París no alcanza. El gobierno no reconoce uno de los problemas más grandes que tiene: la inflación.
4 de septiembre de 2008
En agosto la agencia calificadora Moody’s hizo un leve “retoque” a la calificación de la deuda soberana argentina. Con este cambio, la calificación continúa siendo B3, pero pasó de “positiva” a “estable”. Gabriel Torres, analista para la Argentina de Moody's, estuvo en Pool Económico y explicó qué significa ese cambio.

Pool Económico: En una entrevista con el El Cronista Comercial dijiste que el país estaba muy cerca del default. Días después, la presidenta Cristina Fernández anunció el pago de la deuda con el Club de París, los famosos 6.600 millones de dólares. ¿Cuál es tu análisis de la situación? ¿Este pago cambió la percepción de riesgo que se tiene de la Argentina?

Torres: Creo que es algo moderadamente positivo. El gobierno reconoce que tiene un problema y trata de solucionarlo. Para nosotros, el gran problema con la Argentina no son tanto los números económicos -que no son espectaculares pero tienden a ser buenos-. En rigor, existe la sensación de que el gobierno no reconoce algunos de los problemas que tiene: la inflación es uno de los más grandes; el otro era el tema que quedó pendiente de la deuda. Al resolver éste último (todavía quedan los que no entraron en el canje de 2005), ahora hay una cosa menos a resolver. Quedan cuestiones más de fondo como la inflación y el manejo del gasto público. El gobierno tiene superávit, cosa que es muy positiva, pero es un superávit que se debe, mayormente, al incremento de los ingresos y, sobre todo, el sector externo.

Pool Económico: Si tuvieras que repetir la entrevista con el El Cronista, ¿volverías a decir que el país está muy cerca del default?

Torres: Sí. A ver si me explico en lo que traté de decir. Nosotros tenemos un sistema, una escala de 27 escalones aproximadamente. Arriba de todo están países como Estados Unidos y Gran Bretaña. Traté de poner a la Argentina en contexto. En la categoría B, que es la que incluye a este país y a otros, nosotros agrupamos a quienes están a un paso de entrar en default. En general puede haber un shock, que puede ser político, económico o financiero… hasta meteorológico (en algunos países de las islas del Caribe, por ejemplo, hubo huracanes que los han llevado a dejar de pagar sus deudas).

Pool Económico: De estos factores que nombrás, ¿cuál es el más probable que nos ocurra?

Torres: Yo diría que es una combinación de lo político con la posibilidad de que caiga el sector externo. La soja cayó un 25%. ¿Qué pasa si cae otro 50%, no? Yo no puedo predecir qué va a pasar con los commodities, no soy experto en el tema. Pero sí puedo tratar de plantearme “qué pasa si…”, por ejemplo, se caen. Y la Argentina, a diferencia de muchos otros países de Latinoamérica, no está preparada para el shock.

Pool Económico: En agosto la agencia calificadora Moody’s hizo un leve “retoque” a la calificación de la deuda soberana argentina. Con este cambio, la calificación continúa siendo B3, pero pasó de “positiva” a “estable”. ¿Qué significado tiene ese rating B3, además de “estás a un paso de default”?

Torres: A grandes rasgos, triple A (es decir AAA), son países como Estados Unidos. Después hay tres categorías más: doble A (AA), A y BAA. En este grupo están los países de, lo que se dice, “grado inversión”. En general son muy sólidos.
Dentro del grado “no inversión” hay dos grandes categorías. Por un lado está la BA Hoy están allí Brasil, Colombia, Perú, Costa Rica, Panamá, Guatemala. Son países que tienen problemas pero que también tiene sus fortalezas. Algunos, incluso, están muy cerca de ser “grado inversión”. Por otro lado está la categoría B, en la que se incluyen los países con problemas. Aquí está la Argentina, junto con Paraguay, Ecuador, Bolivia.

Pool Económico: La situación actual de las inversiones en nuestro país -la realidad es que hoy están casi todas las puertas cerradas-, ¿influyen directamente en la calificación?

Torres: No directamente. Me explico: el factor más importante a largo plazo de una calificación tiende a ser la riqueza del país. Si uno ve los Productos Bruto per cápita, verá que los países más ricos tienen las mejores calificaciones. Y con buena razón, porque cuanto más rico sos, mejor preparado estás para recibir un shock.
La Argentina es mucho más rica que lo que muestra su calificación. Si uno mira sus números, entiende que debería estar uno o dos escalones más arriba. ¿Qué la mantiene abajo? La política, en un término muy general. La Argentina tiene una política muy contenciosa. Hay mucha pelea y eso la deja atrás.

Pool Económico: Según distintas fuentes, para el año que viene, en el que vencen 20 mil millones de dólares de deuda pública, en realidad el déficit o la brecha fiscal no sería tan grande. Estaría entre los 3 y 5 mil millones de dólares. Por eso llama la atención la baja de calificación de Standard & Poors y el “out look” de Moody’s que bajó de "positivo" a "estable". Lo digo porque es difícil que un país entre en default por una brecha tan chica, ¿o no?

Torres: Es difícil, sí. El Producto Bruto de la Argentina el año que viene, nosotros calculamos, podría acercarse a los 4 mil millones de dólares (dependiendo de lo que pase con el dólar). Es cierto que 3 ó 4 mil millones de dólares no es mucho. El problema es que la Argentina se ha cerrado todas las puertas y casi no tiene dónde pedir prestado.
Por eso el anuncio de la presidenta sobre el pago al Club de París es una buena noticia.

Pool Económico: Dijiste que hay dos temas que influyen directamente en la calificación clave: el reconocimiento de la inflación y el manejo del gasto público. Al respecto hay que decir que, por un lado, en los últimos discursos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no se hizo ninguna referencia que apunte a un reconocimiento de este problema. Por otro lado, en materia de gasto público, recordemos que el año que viene es eleccionario y la perspectiva en esos casos no es justamente de “manejo”. Antes este panorama, ¿es posible que se le vuelva a bajar la calificación a la Argentina?

Torres: Dentro de las definiciones que usamos nosotros, la próxima instancia para bajarle la calificación, sería que la Argentina esté en cesación de pagos o “a punto de”. Es decir, dejó de pagar su deuda o está en la misma situación que a comienzos de 2001. Eso todavía no lo vemos. Este país tiene miles de millones de reservas, la economía está creciendo, el sector externo está fuerte. No habría razón, entonces, para que eso pasara.
Pero sí estamos diciendo que está vulnerable.

Pool Económico: La presidenta criticó a las calificadoras de riesgos porque, entre otras cosas, no previeron ni anticiparon la crisis hipotecaría de los Estados Unidos.

Torres: No puedo hablar mucho de la crisis hipotecaría en sí, porque no estoy en ese tema. Sí puedo decir que ese caso, a nosotros los calificadores se nos acusó de que fuimos demasiados optimistas. Nadie nos puede estar diciendo lo mismo en el caso de la Argentina. No son la misma cosa. Las metodologías para calificar un país y otro son diferentes.
Los problemas que hubo con la calificación de ciertos instrumentos de bonos basados en hipotecas, no están relacionados con la calificación de países. Así que estamos confortables de que la calificación que damos sobre los países es buena. Ahí no tenemos problemas.

Pool Económico: ¿Cuándo van a revisar la calificación de la Argentina?

Torres: Lo hacemos en forma constante. Cuando pasó, por ejemplo, el conflicto con el campo, empezamos a rever la calificación que tenía este país y tomamos una acción que fue cambiar el out look. Si la situación mejora o empeora, lo seguiremos viendo. No hay una fecha en particular.

Pool Económico: Además del pago de la deuda al Club de París, ¿cómo están viendo la recompra de bonos por parte del Gobierno?

Torres: Eso está más dirigido al mercado, lo cual es bueno, pero nosotros no manejamos ese tema. El Gobierno decidió que estaban muy bajos los precios y dio una señal de que iban a sostenerlos. Desde nuestra perspectiva no cambió nada. Nosotros miramos la cantidad de deuda que tiene un gobierno. Hoy la Argentina tiene 150 mil millones de dólares de deuda. Comprar 300 o 400 mil, no cambia nada. Es bueno como señal, pero no cambia sustancialmente la información para nosotros.

Pool Económico: ¿Qué señal concreta creés que podría cambiar algo en los mercados inversores?

Torres: En este momento me parece que el tema más grave es la inflación. Nosotros no le decimos al Gobierno qué es lo que tiene que hacer, pero sí necesitamos ver que hay un índice que la población cree, en el que confía. Hoy nadie usa el índice oficial, ni para negociar salarios, ni para nada.