Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ENTREVISTA A JORGE CASTRO
Pool Económico le preguntó si la Argentina puede llegar a competir por un liderazgo político regional, como lo tiene en este momento Brasil.
1 de enero de 2007
Pool Económico entrevistó al especialista en política internacional, Jorge Castro, y le preguntó si la Argentina puede llegar a competir con un liderazgo político regional, como lo tiene en este momento Brasil; y si tendría que apuntar a fortalecer al MERCOSUR, o tener un margen más independiente de Brasil y más cercano a la ALCA:

“Lo que hay que tener en cuenta acá es que Brasil ha crecido mucho en términos políticos y económicos. En estos 3 últimos años dejó de ser un actor regional para convertirse en un actor global. En este sentido el dato para tener en cuenta es que el Gobierno del Presidente Lula ha dejado atrás la crisis que experimentaron (esencialmente una crisis de confianza), en el momento del paso del mandato del Presidente Cardozo al de Lula, y del partido de los trabajadores. El resultado es que Brasil creció un 5 por ciento del PIB, atrajo 18 mil millones de dólares de inversión extranjera directa, y la tasa de riesgo país cayo por debajo de los 400 puntos base. Por otro lado, el MERCOSUR es esencialmente Brasil, ya que comprende un 67 por ciento del PIB regional. El MERCOSUR como proyecto de integración económico, depende de lo que sucede en ese país. Cuando Brasil crece, crece la demanda brasileña, que hace aumentar las exportaciones argentinas. Basta con ver los primeros 6 meses de este año, donde han aumentado más del 35 por ciento nuestras exportaciones a Brasil, y esto está en relación directa a la economía brasilera. El problema está en que, durante los últimos 20 años, la tasa de crecimiento brasileña fue nula medida en términos históricos. El ingreso per cápita ha aumentado 4 por ciento por año, lo cual es muy poco. En definitiva, todo depende de como esté la economía brasileña. De acuerdo a cómo se dé esto, va a aumentar el comercio bilateral y, por este camino, las inversiones argentinas”.