Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
DOCTRINA
Culpa grave
El abogado Hernán López Saavedra comentó un fallo judicial que determinó que la culpa grave, para ser causante de exclusión de cobertura, tiene que ser personal del tomador del seguro.
6 de diciembre de 2007
El abogado Hernán López Saavedra, del estudio López Saavedra, Armando, Esnaola & Vidal Raffo, estuvo en la sección Asesoría Jurídica de Pool Económico para comentar un fallo de la Suprema Corte de Buenos Aires vinculado a la culpa grave.
“Si bien no es inédito, es poco frecuente -dijo en abogado-. La causa es del 8 de agosto de este año y se trató de un caso donde un conductor ocasionó un accidente de tránsito en el que hubo lesionados. El conductor, que no era el dueño del auto, aparentemente estaba alcoholizado. La aseguradora sostuvo que, al estar alcoholizado el conductor, no solamente él no estaba cubierto sino que tampoco lo estaba el tomador del seguro, el dueño del auto”, relató López Saavedra.
“En primera y segunda instancia hicieron lugar al planteo. Exoneraron al asegurador bajo el argumento de que la culpa grave del conductor era aplicable al conductor y al dueño del auto. El caso llegó a la Corte y ésta lo revocó. Dijo que por aplicación de las propias normas de la Ley de Seguros, el artículo 114 -en materia de responsabilidad civil es el que regula la cuestión- dice que el asegurador no responderá en caso de culpa grave del asegurado. Es personal. El 158 tiene un listado de artículos inmodificables. El 114 es un artículo inmodificable, salvo que sea a favor del asegurado. La Corte entendió que al ser éste un artículo de orden público no modificable, en la medida que el tomador del seguro no tuvo nada que ver con el accidente, no se lo podía excluir de cobertura. Sí se lo podía excluir -y se lo excluyó- al conductor”, remarcó el abogado.
La Suprema Corte ya había tratado un caso particular con anterioridad, al que cita varias veces en este fallo. “Creo que el fallo se ajusta a lo que dice la ley, que prevé que la culpa grave tiene que ser personal, que ese artículo no se puede modificar en perjuicio del asegurado”, dijo López Saavedra.
El abogado contestó, por último, una inquietud que le planteó Pool Económico sobre si, a los efectos legales, esta situación planteada no es igual a la de si le roban el auto a un asegurado y los ladrones hacen un desastre con él. “No, es distinto porque yo, en este último caso, no presté el consentimiento para que me usen el auto. El Código Civil prevé que cuando me roban el auto y ocurre un accidente, yo como dueño del auto no soy responsable. El tema que planteás yo es distinto”, cerró.