Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
FRAUDES CON TARJETAS DE CREDITO
-
1 de enero de 2007
"Hay cosas que tenemos que poner en claro para el usuario de tarjetas. Hay un montón de cosas que te pueden hacer con las tarjetas: pueden aumentarte el cupo de tu tarjeta, gastar ese cupo y después volver a bajártelo. Toman los datos de tu tarjeta: hay empresas que se fabrican para llamarte y decirte que te ganaste un viaje. Así te sacan los datos personales y de tu tarjeta", dijo Victor Varone en la sección de Asesoría Jurídica de Pool Económico. "Esto es todo un trabajo de logística armado, y después te aumentan el límite de compra de tu tarjeta, lo gastan y te lo vuelven a bajar. Así, a fin de mes cuando te llega el resumen de la tarjeta, te llega con un dinero de más y vos ni te enteraste de cómo pasó. La gente dice ‘yo en Internet no compro porque te roban datos’, pero no sólo paso eso en Internet. Pasa también con los formularios que uno llena en los restoranes, por ejemplo, cuando nos preguntan ‘qué le pareció la comida, la atención, control de calidad’, etc. También todo el telemarketing que te hacen: te llaman para preguntarte todo, para ver tus movimientos. Mi concejo es que no se pongan datos de la tarjeta en lugares poco seguros o confiables. Sólo en lugares probados y mus chequeados. Otra cosa muy importante son las tarjetas corporativas, y este tema es muy delicado. Por ejemplo, pasa mucho el tema de un empleado de una firma al que le sacan los datos de su tarjeta (los datos los sacan de su resumen de tarjeta). Empiezan a comprar en forma telefónica cargando los costos a los datos robados. Esto es importante para los funcionarios que viajan, porque vos no te vas a acordar si en Colombia gaste 20 dólares más o 20 dólares menos. Más allá del consejo obvio de tener un pequeño registro de los gastos propios, juntando los tikets, que es molesto, pero es seguro, yo recomiendo tener un buen control sobre quién recibe los resúmenes y quién los emite. Otra caso que se hace es tomar los datos de alguien para armar una tarjeta falsa de una persona, de un funcionario de una empresa, y después lógicamente como los datos son falsos, empiezan a haber compras. Es una situación incómoda para la persona, porque tiene que pasear por cuanto juzgado hay, diciendo ‘yo no fui’. Hay que ser muy cuidadoso", finalizó Varone.