Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ROBO DE CAJAS DE SEGURIDAD
-
1 de enero de 2007
Los últimos incidentes en Banco Nación dispararon a primera plana una situación que, según el abogado Víctor Varone, no es poco habitual ni muy esporádico: "es común que uno vaya a una caja de seguridad y la encuentre violentada. Es común para alguien que está inmerso en esta materia. En la casa central del Nación hay 11.800 cajas. Es un lugar muy grande y las robadas fueron violentadas con una barreta, algo bastante burdo. Acá hay dos cuestiones –dijo Varone-: la infidelidad de un empleado que roba la caja, o un falso cliente, que sacan una caja de seguridad y aprovechando alguna circunstancia, sacan otra y la roba", señaló el abogado.
"Hay un error que quiero aclarar: el robo de cajas de seguridad es de competencia de instrucción, en este caso un juez federal por el lugar en donde fue robado. No es que está interviniendo el juez Oyarbide porque es el fuero natural. El fuero natural es el fuero de instrucción, y ahí aparece Oyarbide", aclaró Varone.
El abogado dijo que no es difícil demostrar que una caja fue violentada: "se dice ‘Señores, miren. Acá esto esta roto, la llave esta, etc. Lo más complejo es probar el contenido de la caja de seguridad. Primero, hay una cláusula de adhesión en el contrato que se firma, como el de la tarjeta de crédito, y en estos contratos las cláusulas son abusivas. Uno está comprando un servicio de seguridad, un servicio de custodia sobre la caja y lo de adentro de la caja (que obviamente el banco desconoce, porque el chiste de las cajas de seguridad es que nadie sepa el contenido). Pedirle a la persona una prueba inequívoca del contenido de la caja es prácticamente imposible. Hay personas que nos preguntaron si podían ir con un escribano y certificar qué se deposita en la caja. Sí se puede hacer y, aunque es un poco incómodo ya que el escribano debería ir siempre, es una vía alternativa. Lo importante es que los derechos de la gente se pueden hacer cumplir", concluyó Varone.