Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PIQUETEROS Y DELITOS
-
1 de enero de 2007
La nueva realidad socio-económica que viene atravesando la Argentina desde 2001, hizo que también de desarrollara un derecho penal contemporáneo. El abogado Gabriel Iezzi explicó ese concepto en Pool Económico: "las normas del derecho penal, cuyo código es del año 1921, se han ido adecuando a la cuestiones socio-económicas actuales de nuestro país".
"Desde 2000 empezamos a presenciar la creación de los piquetes y a sufrir sus consecuencias en cuanto a los cortes de calles, avenidas y rutas", comentó Iezzi. Explicó que las justicias locales de todo el país tuvieron, y siguen teniendo distintos criterios frente a los piquetes: "no hay un criterio uniforme judicial penal que diga si están o no incluidos dentro de un delito. Por ejemplo, el fallo en el caso de Pepino Fernández, un piquetero de Tartagal que provocó destrozos en sedes de una petrolera, determinó su procesamiento no solamente por el corte de la ruta sino por delitos conexos. Contrariamente a esto –continuó el abogado-, algunos jueces en Salta dijeron que el corte de una ruta es un delito que está contemplado en el código penal cuando habla sobre el entorpecimiento de la libertad de tránsito", ejemplificó Iezzi.
"Cuando hablamos de piqueteros tenemos que saber que se juegan dos libertades consagradas en la constitución. Por un lado, la libertad de expresión que tiene los piqueteros como cualquier otra persona que quiera hacer valer sus derechos. Y por otro lado, la libertad de tránsito que tienen todos los ciudadanos. Es difícil conjugarlos", aclaró Iezzi, y siguió dando ejemplos contradictorios: "Un fallo de la justicia de Catamarca dijo que un piquete no es delito dada la realidad socio-económica que viven determinadas clases sociales".
El abogado continuó: "el problema es que en algunos casos, más allá del corte, se han empezado a cometer delitos. Algunos abogados dicen que los piquetes se tratan de asociación ilícita ya que supuestamente en algunos casos es un grupo de personas que se junta para cometer delitos. Otros dicen que los piqueteros son una amenaza porque usan palos y van con la cara tapada. También están los que dicen que es extorsión refiriéndose a lo que hicieron los piqueteros en el Ministerio de Trabajo", enumeró Iezzi. Aparentemente, todavía no existe una resolución judicial uniforme y falta una línea de criterio para enmarcar este problema.