Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
POLEMICA: LA FRANQUICIA NO ES OPONIBLE AL TERCERO
Así lo confirmó un fallo plenario de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. Diego Sánchez, juez de esa Cámara que formó parte del voto minoritario dijo: "No corresponde hacer extensiva la condena a la aseguradora porque por ese riesgo no ha percibido prima ni ha hecho las reservas y no puede afrontar el pago al que es condenada sin causa".
1 de enero de 2007

Pool Económico el año pasado contó que en contraposición a la postura que venían sosteniendo los tribunales, una sala de la Cámara de Apelaciones en lo Civil declaró que la franquicia, en un caso de transporte público de pasajeros, no es oponible al tercero. También informó que en diciembre, para unificar criterios sobre el tema, la Cámara llamó a un plenario y que la votación confirmó la postura de la inoponibilidad de la franquicia. El tema preocupa a los aseguradores y a sus abogados.

Por eso en esta oportunidad, Pool Económico convocó a un juez que participó del plenario para analizar el tema: Diego Sánchez, juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil.

Sánchez aclaró, primero, qué quiere decir que la franquicia no es oponible a los terceros y cuál es la polémica: "En el transporte público hay 40 mil pesos de franquicia obligatoria. Quiere decir que la aseguradora de la transportadora paga el daño por encima de los 40 mil pesos. La mayoría de las Salas había dicho que esto era oponible (que la víctima, por debajo de los 40 mil pesos, debía dirigir su acción contra la transportadora o contra el conductor). Algunas salas dijeron lo contrario: que estos 40 mil eran inoponibles a las víctimas. Ante la contradicción se convocó a un plenario que se firmó el 13 de diciembre. Por mayoría (la votación fue de 28 a 6) se decidió que la franquicia era inoponible a la víctima. Esto quiere decir que la aseguradora debe pagarle a la víctima y, en su caso, tiene derecho a repetir contra su asegurada transportadora lo que le pague a la víctima. Yo formé parte de los seis minoría en la votación. En el voto minoritario dijimos que no correspondía hacer extensiva la condena a la aseguradora porque, entre otras razones, por ese riesgo la aseguradora no ha percibido prima ni ha hecho las reservas y no puede afrontar este pago al que es condenada sin causa".

Sánchez dijo que muchas doctrinas aseguraron que, al dictarse el plenario del 13 de diciembre, se le había puesto un punto final a la cuestión: "Sin embargo, en el voto de la minoría enunciamos que en los días previos al plenario, entre agosto y noviembre, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictó varias sentencias en el sentido del voto de la minoría diciendo que las normas legales aplicables hacían que la franquicia fuere oponible al tercero. En realidad, la Corte no se pronunció de este modo, sino que anuló sentencias de aquellas Salas que decían que la franquicia era inoponible y mandó a dictar nuevas sentencias por sostener que no se habían respectado las normas vigentes, por ejemplo el artículo 118 de la Ley de Seguros. La Corte hasta ahora dijo en muchos casos que las sentencias que han condenado a la aseguradora declarando inoponible la franquicia no son derivación razonada del derecho vigente y que se apoyan en afirmaciones puramente dogmáticas. La Sala de la que formo parte, el 20 de marzo debió dictar una nueva sentencia. Entonces, aparecen encontradas dos fuertes presunciones de aplicación obligatoria. Por un lado, como juez tengo vigente el artículo 303 del Código Procesal que me dice que la interpretación de la doctrina de la mayoría es de aplicación obligatoria. Por otro lado, tengo lo que me dice la Corte que me ha dicho lo contrario. Y eso es vinculante", expresó.

El juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil dijo que entiende que esto se transformará en una "cuestión opinable". Dos jueces de la Sala de la que él forma parte, integraron la minoría y uno la mayoría.

"Nosotros sostenemos que debe estarse a la interpretación de la Corte, que es vinculante y se debe aplicar en el caso. Personalmente, entiendo que aún la interpretación de la Corte debe aplicarse a todos los casos iguales. Esto lo sostuvimos en la votación del plenario porque no hay derecho sin seguridad. Ha dicho la Corte en otras sentencias que la seguridad jurídica hace a la esencia del Estado y los jueces debemos defenderla. Si un litigante no sabe cuál será la solución de su problema o, ante un recurso extraordinario de una sentencia de la Corte, la Cámara puede modificar lo decidido, evidentemente estamos afectando la seguridad jurídica", advirtió.

Hasta acá, se entiende el argumento de las aseguradoras. Ahora, ¿qué pasa con la víctima que no puede cobrarle a la empresa de autotransporte porque esa empresa está en concurso preventivo o cesación de pagos? "Ese fue un tema que nos ocupó y preocupó en el plenario y en otras sentencias -dijo Sánchez-. Es el argumento central que guía el voto mayoritario a favor de condenar a las aseguradoras, aún cuando la propia mayoría sostiene que la franquicia es oponible como norma general a la luz de la legislación vigente. Nosotros decimos, en el voto minoritario, que el juez no puede transformarse en legislador sino que tiene la obligación de aplicar las normas legales vigentes o declararlas inconstitucionales y no aplicarlas. La mayoría está guiada por el problema real de ‘qué hace la víctima’. Somos uno de los países que está adelante en estadísticas de accidentes. Vemos a diario a víctimas que no están satisfechas con sus indemnizaciones. Entonces, ese es el problema al que debemos buscar solución, en mi opinión, no por la vía del plenario sino por la vía de una reforma legislativa. Se debe derogar el artículo 68 de la Ley de Tránsito 24.449 y todas las normas de Superintendencia reglamentarias. Se debe dictar una moderna ley de seguro automotor obligatoria que cree las condiciones que están dadas en casi todo el mundo para que las víctimas sean satisfechas en sus indemnizaciones, aún en caso de que los que causaron los daños carezcan de seguros o sean insolventes", sostuvo.

Sánchez recordó cómo surgió la franquicia en cuestión: "Es de 1997, el mismo año en que el Poder Ejecutivo dictó el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 260 que declaró la emergencia del autotransporte. Eso fue la consecuencia de la liquidación de Belgrano Cooperativa de Seguros que afectó a un alto porcentaje de transportadoras del país. Éstas habían pagado las primas de sus pólizas a Belgrano y, ante su liquidación, quedaron sin cobrar".

Surge una pregunta: ¿el plenario se va a aplicar en caso que el asegurado sea insolvente o se va a poder llevar a cualquier discusión sobre franquicia? "Es aplicable obligatoriamente al transporte público de pasajeros que es el que rige la Resolución 25.429 y la franquicia de 40 mil pesos. No se aplica a otros supuestos -respondió Sánchez-. Aún así, en la minoría nos preocupó lo siguiente: si la mayoría declaró inoponible 40 mil pesos por ser suma elevada, todas aquellas sumas que sean por encima de 40 mil (que son muchas en materia de corredores viales, aseguradoras eléctricas, etc.), podrían ser consideradas elevadas y, en consecuencia, cabría aplicarles igual principio. Si eso pasa, en nuestra opinión, caería totalmente la base misma del seguro. Pero repito que no es obligatoria la aplicación del plenario en otros supuestos. La obligación de nuestro plenario es sólo sobre transporte público", finalizó Sánchez.