Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ESCENARIO FINANCIERO MUNDIAL
El economista Ezequiel Asensio dijo, al respecto del 27-F, con la estrepitosa caída de los bonos y los precios de los commodities debido a la corrida bursátil, que "no tiene un fundamento macroeconómico mundial sólido".
1 de enero de 2007
Desde el negro 27-F, con la estrepitosa caída de los bonos y los precios de los commodities debido a la corrida bursátil mundial, continúa la incertidumbre por la fuerte volatilidad de los mercados. Ezequiel Asensio, asesor financiero de Pool Económico, explicó la situación: “Estamos en un escenario altamente volátil. La pregunta del millón es si esto es algo con fundamento o si ocurrió por la volatilidad del mercado exacerbada por la globalización de los mercados, dada la globalización del mundo. Lo primero que hay que decir es que esto no tiene un fundamento macroeconómico mundial sólido. La bolsa de China subió el año pasado un 130 por ciento. Si lo medimos en los últimos 12 meses, subió 156 por ciento. O sea que un ajuste del 9 por ciento no es nada. Los precios de las acciones americanas están en 16,5 que es promedio histórico desde al segunda guerra mundial. La economía americana se está desacelerando a un ritmo tranquilo, compensada por el crecimiento de la economía mundial. En China se discute si en vez de crecer al 9, crece al 8 o 7, a pesar de ser una economía rara por tener 2 puntos de inflación. Estamos hablando de números muy sólidos. No hay síntomas malos. Los precios están a niveles buenos, óptimos. Quizás no re baratos, pero tampoco carísimos”, evaluó.

Muchos expertos dicen que este es el ajuste que en algún momento tenía que llegar: “Correcto. Lo que ocurre es que la lupa es tan grande, la volatilidad es tan grande, que hace que todo se agrande. Pero si uno se aleja ve que es un ajuste de corto plazo con algunas perspectivas en el medio que puede generar cambios en las expectativas (que la desaceleración de la economía americana sea más fuerte, que el mundo entre en una desaceleración y que China entre en un crecimiento bastante más bajo de lo que viene siendo). Eso está por verse. Pero no es un escenario probable en el corto plazo. No hay nada de corto plazo que nos pueda definir algo”, aseguró.

Asensio se refirió también a la situación en la Argentina: “Acá los bonos han sido bastante castigados la semana pasada por esta situación y también por la manipulación del dato de IPC por parte del Indec. Pero hay que decir que los bonos que ajustan por CER están con tasas de rentabilidad bastante atractivas. Si bien cayeron más que los dólares, siguen siendo atractivos. Con respecto a las acciones argentinas, hay empresas, como el Grupo Pampa y algún que otro banco, que están en buenas valuaciones empresarias, cosa que puede dar alguna perspectiva de mediano y largo plazo. Como sugerencia al inversor, mucha cautela. Hay dos perfiles: el inversor y el traider. Traiders son los profesionales que están con el día a día de todo esto. El inversor de largo plazo mira empresas de valor, bonos que puedan tener buena rentabilidad anual y se queda ahí, no está en el día a día. Para esa persona no cambió en nada el panorama. Yo recomiendo mirar a largo plazo y comprar empresas buenas de valor en la bolsa argentina. Los bonos ajustados por CER, en la parte corta y mediana de la curva, siguen siendo atractivos”.

Para cerrar, Asensio dijo: “No hay una hecatombe. Es un gran movimiento de marcado, pero en términos de análisis no hay una crisis de fondo”.