Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: JOSE SIABA SERRATE
"Estamos creciendo a un ritmo mayor que el que cabe esperar, si las condiciones se mantienen, a lo largo del tiempo. El programa económico no es tan bueno como lo es el resultado", señaló el economista, consultor financiero y columnista del diario Ambito Financiero.
1 de enero de 2007
En la sección Perspectivas Económicas de Pool Económico estuvo el economista José Siaba Serrate, consultor financiero y columnista del diario Ámbito Financiero.
En 2006, la Argentina superará el récord de inversión respecto del PBI de 1998 (21,1 por ciento) y se ubicará por encima del 22 por ciento. Según el economista Aldo Abram, se requiere una inversión mínima del 26 por ciento del PBI para crecer al 6 por ciento anual. Al respecto, Siaba Serrate aseguró que la Argentina ha crecido más que el 22 por ciento con menos inversiones, aprovechando los primeros años después de la crisis: "El acervo de capital estaba intacto, la mano de obra y los recursos gerenciales estaban disponibles. Cuando la economía comenzó a crecer, pudo hacerlo los dos o tres primeros años tomando partido de esta inversión hecha en los 90 y por eso se pudo crecer tan rápidamente y a tasas tan altas. Aún hoy estamos creciendo por encima de ese 6% invirtiendo apenas el 22 por ciento. Y una parte de ese 22 está dirigido a construcciones. Ahora la inversión quizás haga una pausa. Se va a redistribuir o va a cambiar la composición", observó.
En cuanto al largo plazo, Siaba Serrate afirmó que es obvio que la Argentina no está invirtiendo una cantidad importante. "Eso está denotando que estamos creciendo a un ritmo mayor que el que cabe esperar, si las condiciones se mantienen, a lo largo del tiempo. El programa económico no es tan bueno como lo es el resultado. Los resultados son mucho mejores que lo que cabría esperar de este programa", aseguró.
El economista dijo que hay una parte importante de la inversión que la está haciendo el sector público, a diferencia de otros años: "Sin embargo, aún así, da la sensación de que hay áreas muy importantes donde la inversión es realmente muy baja. Por ejemplo, las áreas donde el Gobierno ha fijado reglas del juego o donde no las ha fijado por omisión. Hay una gran indefinición y dificultad de estimar a priori, si uno invierte, qué recupero va a haber y a quién le corresponderán los flujos de ingresos. El sector energía es el caso más claro", señaló.
Se vendieron Pérez Companc, Loma Negra y Quilmas. Ahora parece que también se venderá la compañía láctea Sancor. Al respecto, Siaba Serrate no considera que la mayor participación de los extranjeros en la economía nacional, ya sea trabajando o como inversores, sea algo perjudicial: "Yo no soy nacionalista, cosa que está medio de moda por estos días. Pero lo que sí es claro, y hay que entender, es que parte de las decisiones que han permitido generar este crecimiento, sobre todo la gran devaluación y el default, fueron fundamentales para acelerar las transferencias de la propiedad de varias compañías nacionales que se vendieron a capitales extranjeros", explicó.
Según el economista, además de haber un problema en el sector energético, lo hay también en el tipo de cambio alto: "Es bastante difícil señalar a priori a cuánto tendría que estar hoy el dólar. Lo que sí se sabe es que este tipo de cambio está por encima del cual la economía por sí sola, aún sin grandes ingresos de capitales, sostendría. Eso lo sabemos por la persistente acumulación de reservas internacionales que estamos viendo", finalizó.