Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: ALEJANDRO VANOLI
El economista aseguró que en caso de una desaceleración mundial de la economía, "la Argentina está mejor preparada que en crisis anteriores".
1 de enero de 2007
En la sección Perspectivas Económicas de Pool Económico estuvo el economista Alejandro Vanoli para hablar de la situación argentina frente a una posible crisis financiera internacional y sobre las expectativas inflacionarias y los controles de precios por parte del Gobierno.
Según Vanoli, las bolsas mundiales junto a los tipos de cambio han tenido una volatilidad que en la Argentina no ha sido muy significativa: "Por eso, nuestro país está mejor preparado que en otras crisis. Hay un nivel de reservas (fiscales y externas) distinto al que había en la década del 90". Además, el economista explicó que el factor de vulnerabilidad "no está tan asociado con la tasa de interés de Estados Unidos", sino con lo que pueda ocurrir con el nivel de crecimiento internacional, el precio de algunos productos exportables y el comercio. Y concluyó: "lo más probable es que estos desequilibrios internacionales contribuyan a la moderación del ciclo económico".
Por otro lado, el invitado también comentó sobre el control de precios y la inflación: "Los controles en el corto plazo sirven y permiten anclar las expectativas. Entre noviembre y diciembre de 2005 se había instalado la idea de que la inflación iba a ser del 15 o 20 por ciento. Pero en estos cinco meses el índice de inflación bajó las expectativas y hoy no superan el 11 por ciento", afirmó.
Siguiendo en el tema, Vanoli consideró que los controles son "efectivos" ya que hay una señal de compromiso de los sectores público y privado de "no aumentar indiscriminadamente" y que esto, a largo plazo, permite comprar tiempo. "Sin embargo –explicó-, algunos aumentos son inevitables porque, después de una devaluación del 200 por ciento, determinados servicios estaban trabajando en plena crisis con márgenes negativos".
Para Vanoli, además de en los controles, se debería trabajar en medidas de fondo. Una alternativa es que haya "mayor capacidad de producción". El economista explicó: "Hay algunos sectores que están trabajando en el límite de su capacidad, por ejemplo, el de insumos y de transportes de petróleo que requieren inversiones. En otros sectores hay cierto colchón para aumentar la producción en caso de que la demanda aumente".
En cuanto a la desaceleración del incremento del PBI, Vanoli entiende que es una "buena noticia" porque es difícil mantener ritmos de crecimiento tan elevados: "Crecer entre un 6 y 8 por ciento cumple este doble juego de, por un lado, tener un nivel de crecimiento lo suficientemente alto como para dar señales positivas a la inversión y, por el otro, enfría las posibilidades de que la economía se recaliente excesivamente".
Con respecto al viaje del presidente Néstor Kirchner a España, Vanoli dijo que los resultados fueron positivos "porque hay anuncios concretos de inversiones en las concesiones de autopistas y en Aerolíneas". Además, dijo que el viaje "marca una cierta normalización con el principal país que tiene inversiones en la Argentina", y estimó que "destrabará inversiones importantes en electricidad y gas". Por último, opinó que los resultados "quiebran esa sensación de que la Argentina está en una situación delicada en términos internacionales".