Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: GASTON O’DONNELL
"Hay que terminar con eso de mantener artificialmente el tipo de cambio y con la aplicación de las retenciones a los productos agropecuarios en general", dijo el miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Dirigentes de Empresa
1 de enero de 2007
Estuvo en la sección de Perspectivas económicas de Pool Económico, Gastón O´Donnell, miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Dirigentes de Empresa. Hace un tiempo publicó en el diario Clarín una nota titulada ‘Empresarios, voz ausente en el debate’ y explicó la razón: "Nos habían pedido que comencemos a participar y a hacer oír la voz de los empresarios. Esa nota salió en Clarín, pero fue un pedido de varios medios porque lo que se percibía era que los empresarios estaban ausentes en el debate público. Había manifestaciones en reuniones privadas que después, cuando trascendían, eran desmentida por los empresarios. Pero ahora es un momento donde creemos que todas las voces deben sumarse para que el país haga una síntesis con los intereses de todos los sectores", dijo.
O´Donnell reconoció que muchas de las veces que los empresarios salieron a hablar, se les dio "con un caño" y "recibieron boicot", y agregó: "recibieron decisiones de contratos bilaterales. Ahora una empresa importante decidió rescindir unilateralmente, luego de una frustrada etapa de negociación. Nosotros creemos que el sistema capitalista claramente gira en torno del eje de los empresarios y ellos tienen la primer responsabilidad del sistema capitalista. Son los primeros protagonistas porque son los que tienen que crear riquezas, pero tienen la primera responsabilidad también si las cosas no funcionan bien. Es por eso que sus voces tienen que ser escuchadas. Hoy en día hay problemas importantes de ciertos costos contingentes que son los que nosotros queremos poner claramente en la gente. Pero antes que eso, queremos poner de manifiesto que es un sector clave del sistema económico y un sector importante dentro del sistema democrático, donde se van a escuchar a todos los sectores", aseguró.
"La competitividad empresaria pareciera que está perseguida al tipo de cambio –dijo O´Donnell-. Es decir, con un tipo de cambio protector sólo de cierto sector. Porque en realidad protegen a ciertas industrias y desprotegen o encarece ciertos servicio e insumos importados. También extractan del campo gracias a las retenciones. Así que protegen para un lado y desprotegen para el otro. En realidad hay que buscar hacerlo competitivo más allá de la barrera del tipo de cambio. Esto pasó históricamente en la Argentina: el tipo de cambio finalmente se te lo lleva la economía, viene la presión salarial, aumento de costos, mantenida artificialmente, o haciendo un gran esfuerzo", recordó.
O´Donnell fue directo al tema de los costos contingentes: "Puede ser muy altos. En la década pasada hubo una ley de la ART que trataba de fijar y prever ciertos costos para el empresario. Pero digamos la verdad: no funcionaban porque tampoco atendía el interés del sector de los trabajadores, había abusos y tenia puntos débiles. Esa ley tuvo algunos puntos donde se atacó su constitucionabilidad, sobre todo el punto de poder o no ir por el sistema del código civil. También se la atacó apelando al hecho de que un trabajador de Santa Fe tenía que venirse a la Capital para plantear una apelación, ya que la ley no le permitía hacerlo de otro modo. Entonces, eso fue en alguna medida corregido. Pero ciertos fallos de la corte abrieron una puerta a la imprevisibilidad. Así, hay costos contingentes por los que, con cada juicio de estos, cae una empresa. Esto es de lo que más se está hablando. Pero el tema despidos también es complicado. Hoy, cualquier trabajador en cualquier circunstancia que puede optar continuar o no con el contrato, prefiere rescindir él mismo el contrato, denunciar él mismo el contrato y darse por despedido. Entre 4 y 5 veces las liquidaciones que se ven hoy, no son las que se veían hace años atrás, porque está la doble indemnización. Están jugando ciertas multas que no existían y hay una proclividad de la justicia en fallar en mayor medida a favor del trabajador. La que antes defendía en la conciliación laboral, hoy va a juicio y después paga", diferenció O´Donnell.
Según el miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Dirigentes de Empresa, el clima no es favorable: "El crecimiento del PBI requiere más puntos del PBI para generar más puestos de trabajo. En general se da así porque con la revolución tecnológica se incorpora capital intensivo. Llega un momento donde incorporar trabajadores te cuesta más. A esto sumale que no te favorecen las regulaciones y los fallos no te dejan prever nada. Así, los costos se elevan a una potencia que no podés manejar. Entonces, vos a lo mejor hiciste justicia para un trabajador en particular y dejaste fuera del sistema 4 o 5 potenciales que podían entrar".
O´Donnell habló del grupo Suez: "Es muy delicado. La negociación nunca trascendió. No se supo si hubo o no negociación con las empresas privatizadas, ni se sabe el plan del Gobierno. Circulan algunas encuestas, sobre todo hechas acá en Capital, donde el 70 por ciento de la gente está pidiendo que vuelva a manos del Estado. Ese es un dato que seguramente se está evaluado. Nosotros creemos poco en las encuesta, pero son datos que el Gobierno maneja. Peor no se vislumbra cuál es el plan del Gobierno. No queda claro, pero la repercusión que tuvo la salida de Suez no facilita la inversión, mucho menos la extranjera", declaró.
Por último, O´Donnell dijo qué correcciones o modificaciones importantes señalarías en el plan del Gobierno: "Hay que terminar con el tema de mantener artificialmente el tipo de cambio porque está generando un déficit fiscal que va a explotar en un mediano plazo. Por otro lado, la aplicación de las retenciones a la soja, a los productos agropecuarios en general, es una política que puede servirte al principio, después de una gran crisis donde quedara un sector demasiado competitivo contra otros sectores que la están pasando mal. Es sólo para arrancar, pero nunca se verificó que un subsidio de un sector a otro haga que el otro arranque para siempre. En general anda bien cuando es protegido, pero si le sacás la protección no funciona más. Es un criterio de justicia, en la medida en que se vaya produciendo en la forma más eficiente. Bueno, esos sectores son los que hay que alimentar y no estar toda la vida sosteniéndolos. Es realmente una injusticia que sean sostenidos porque son más productivos", concluyó O´Donnell.