Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: GERMAN SEGRE
Según el CEO de Centergroup, consultora de comercio exterior, "los industriales brasileños son muy pragmáticos" y, dentro de ese pragmatismo, "la Argentina es muy importante para el Mercosur".
1 de enero de 2007
Germán Segré, CEO de Centergroup, consultora que se dedica al comercio exterior, fue convocado por Pool Económico para analizar la situación del comercio exterior argentino.
Primero habló del Mercosur: "nosotros nunca tuvimos un Mercado Común. Lo que tenemos es una Unión Aduanera Imperfecta que ha sido muy útil en los negocios. De hecho hay un intercambio de miles de millones de dólares que ha crecido. En este momento hay un in pass político donde se esperaba más de la relación entre Lula y Kirchner. Pero desde lo económico, cuanto menos intervengan y molesten los gobiernos, mejor. Las cámaras sectoriales hacen acuerdo bilaterales, se reúnen con frecuencia y el gobierno está interviniendo cuando esas cámaras no se ponen de acuerdo. Por ejemplo, tenemos un conflicto con línea blanca. Las cámaras de la Argentina y de Brasil no se ponen de acuerdo y ahí interviene el gobierno y más como amenaza del tipo ‘si ustedes no se ponen de acuerdo intervenimos nosotros’", aseguró Segré.
Tanto Lula como Kirchner están en un contexto con un antecedente grave: "muchas veces, con la globalización, uno estornuda y el otro ya se entero. A veces Kirchner ha hecho discursos más para nivel interno o por enfrentamientos políticos y allá llegan con un sonido diferente. Lo mismo pasa de Brasil hacia la Argentina", estimó Segré.
El ejecutivo de Centergroup vive hace 20 años en San Pablo, Brasil. Explicó en Pool Económico cómo ven los empresarios industriales brasileños al Mercosur y a la Argentina: "desde lo político, Lula fundamentalmente tiene una clarísima postura. Quiere ser líder de Latinoamérica y a partir de ahí el liderazgo brasileño de la región proyectarlo en el mundo. Los industriales son más pragmáticos. Lo que quieren es saber de negocios y, dentro de ese pragmatismo, la Argentina es muy importante porque Mercosur. Y nuestro país, liderando ese destino, es el segundo destino de las exportaciones brasileras (primero está Estados Unidos lejos). Para los industriales eso es lo importante. El Gobierno puede hacer poco para aumentar eso aún más. Depende de ellos entrar a nuevos sectores, por ejemplo. Lo mismo pasa con los industriales argentinos. El brasileño es pragmático: ‘tengo un mercado, me interesa meterme en ese mercado’, y así funciona. Hay sectores puntuales donde nos peleamos, donde obviamente uno tira para un lado y el otro para el otro lado. Ahí debe haber una negociación. Hay otros sectores que han tenido una medida de protección durante una década, una vez instalado el Mercosur para que tuvieran competitividad. Ahora políticamente recurren al lobby como por ejemplo el caso del azúcar", finalizó Segré.