Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: ALEJANDRO VANOLI
"Hay que preservar un tipo de cambio real relativamente alto, cosa que no implica fijar el dólar", estimó el profesor de Economía Internacional en la UBA y miembro del Grupo Fénix.
1 de enero de 2007
Para la sección Perspectivas, Pool Económico convocó al economista Alejandro Vanoli, profesor de Economía Internacional en la UBA y miembro del Grupo Fénix.
Se le preguntó si está de acuerdo con la línea del Gobierno de incentivar el aumento del gasto y del consumo aunque esto implique uno o dos puntos más de inflación: "hay que verlo a la luz de cómo vaya reaccionando la inflación y en nivel de actividad. En la Argentina estamos acostumbrados a los bandazos, a recalentar la economía o a enfriarla. Tuvimos un sacudón en el primer trimestre donde se generó una preocupación por los precios y eso motivo a la política monetaria y a la fiscal a acomodarse. El Banco Central estuvo absorbiendo liquidez por otro lado, la política fiscal siguió siendo contractiva, los vencimientos impositivos han ayudado. La perspectiva inflacionaria a entrado en una meseta de entre 0.5 y 0.6 mensual, anualizada en un orden de entre un 0.9 y un 10 por ciento. No es preocupante, pero sí a tomar en cuenta. Habría que ver cuáles son esas medidas expansivas, para no generar tensiones, particularmente teniendo en cuenta que hay algunos sectores trabajando al límite de su capacidad. Es cierto que hay una desaceleración económica, analizando los últimos trimestre, pero todavía estamos en un nivel para este año del 7 por ciento de PBI. Hay que ver los datos, para ver si hay que tomar medidas expansivas o no", respondió Vanoli.
Sobre la refinanciación de los dólares faltantes del Estado para honorar sus compromisos, Vanoli entiende que debería ser vía emisión de Bonos, más que vía acuerdo con el FMI: "Con el FMI los préstamos cuestan un 3 por ciento y con el mercado el doble. Entonces ¿para qué pagar ese excedente?. Pero cuidado, porque también hay que ver cuál es el costo de renovar ese 3 por ciento. Mi sensación es que si uno demuestra un apuro muy grande por dar con el Fondo, puede que las condiciones terminen siendo más duras que si esta negociación se prolonga un poco. En tanto y cuanto se demore la negociación dos o tres meses y eso implique compromisos más duros, puede llegar a compensarse ese sobre-costo. Más acá o mas allá de las elecciones sería razonable encontrar algún punto con el FMI para refinanciar una parte. No digo el 100 por ciento, pero sí un 70. Los puntos de discordia no son tantos y seguramente van a poder resolverse. El tema de tarifas es el más complicado, pero ha habido compromisos. Antes o después de las elecciones habrán cambios. Por otro lado, otra alternativa de refinanciación es la posibilidad de ampliar el cupo que el Banco Central le presta al Estado nacional", enumeró.
Respecto al tipo de cambio, Vanoli fue muy claro: "estoy de acuerdo con preservar un tipo de cambio real relativamente alto, pero esto no implica fijar el dólar. La compatibilidad de la Argentina está fijada en otras monedas, hay que ver que pasa con el dólar en el mundo. Es importante sostenerlo y mantenerlo a niveles altos, pero no un tipo de cambio fijo ya que esto estimula el capital golondrina, la especulación. Lo bueno sería desorientar la especulación, y no dar ningún rasgo a este mecanismo especulativo. Para el estado actual de competitividad en Argentina, sería peligroso que el dólar estuviera a $2,70. Y si el Banco Central mantiene un nivel de cambio fijo, van a haber riesgos", finalizó.