Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: OSCAR CETRANGOLO
"En los últimos dos años, las cuentas públicas adquirieron una solvencia espectacular", estimó el especialista.
1 de enero de 2007
Oscar Cetrángolo, experto en Políticas Públicas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), estuvo en Pool Económico.
Ahora que finalmente se destrabó el cambio del canje de la deuda, hay muchos economistas que entienden que para que la Argentina sea considerada fuera del default, va a haber que sí o sí negociar una alternativa para los bonistas que no ingresaron al canje. Pero para Cetrángolo no hay una situación de blanco o negro: "el Gobierno va a tener que seguir negociando, y en algún momento habrá algún tipo de salida. Pero no hay que apurarse a tomarla. El Gobierno está manejando bien los tiempos. Los interesados en apurarlo son los que están interesados en eso".
En la materia de actividades públicas, el balance de los dos años de actual Gobierno de Cetrángolo es alentador: "es un momento espectacular en términos de resultados. El Gobierno recuperó solvencia. Se sabe que en las discusiones de políticas públicas, si no hay solvencia es muy difícil. En los últimos dos años, en la entrada y salida del default, las cuentas públicas adquirieron una solvencia espectacular. El punto ahora es si esa solvencia es permanente o si hay puntos que la hacen transitoria, y cómo hará el Gobierno para consolidarla. Me parece que el camino recorrido hasta ahora, en términos de mantener un nivel de gasto financiado y tener un espectacular aumento de ingresos, es un camino que uno no puede evitar. La presión tributaria argentina, aún cuando es baja comparada con otros países de igual desarrollo, es la más alta de nuestra historia, pero por muy lejos. Estamos 5 puntos de producto por arriba de los últimos registros", destacó el especialista.
Por otra parte, para Cetrángolo, queda mucho por hacer: "se avanzó muchísimo en política asistencial con el lanzamiento del plan jefes. Pero hoy la asignatura pendiente es ver cómo llegamos a un programa asistencial mucho más transparente y consolidado. El primer paso se dio, y en las políticas tradicionales, hubo un avance de coordinación sobre todo en salud con políticas más agresivas", finalizó el economista.