Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: ALICIA CABALLERO
"Este año terminará con una tasa de crecimiento del 8 por ciento, y en 2005 habrá una desaceleración", estimó la directora del departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA.
1 de enero de 2007
Alicia Caballero, economista Directora del departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA, estuvo en Pool Económico para hacer un análisis de la situación actual y de las perspectivas económicas de la Argentina.
"Este año terminará con una tasa de crecimiento del 8 por ciento, y en 2005 habrá una desaceleración que tendrá que ver con la caída de las precios internacionales de los comodities exportables argentinos, la suba de las tasas internacionales y el requerimiento de nuevas inversiones para sostener el crecimiento, que será un punto clave", puntualizó Caballero.
Muchos economistas dicen que sin acuerdo con el FMI y sin salida del default, no habrá nuevas inversiones y que, en consecuencia, el crecimiento económico se detendrá. Incluso lo planteó el director del FMI, Rodrigo Rato, cuando estuvo en Buenos Aires. Dijo que la reestructuración de la deuda es un requisito indispensable para el crecimiento. Caballero, al respecto, dio su opinión sobre si es tan así o si se puede continuar creciendo sin esto: "la economía es un todo. En la economía todo tiene que ver con todo. Hay muchas variables que juegan. El crecimiento económico no depende de una sola cosa –determinó Caballero-. Una de las variables es el clima de inversiones. Es muy importante el ‘clima’, pero a la hora de la verdad, las empresas hacen sus proyecciones y sacan sus cuentas. Hacen números más allá del clima. Entonces, el hecho de que la Argentina presente ante sus acreedores un frente definido y se destrabe el tema de la deuda, y que empiece a ser vista como un país que arregló sus problemas, es algo que mejora la tasa a la cual los flujos futuros de fondos se descuentan", explicó.
Uno de los temas que hoy preocupa a los economistas es si el aumento del salario mínimo a 450 pesos provocará inflación. Lavagna proyecta una inflación del 7 al 10 por ciento para 2005. "Lógicamente, todo traspaso a salarios impacta en los precios. Yo creo que la inflación hoy no es un tema acuciante de la economía porque está a niveles previsibles. En la medida en que el Banco Central siga manejando como hoy, en forma prudente, la emisión monetaria, no podemos en un escenario catástrofe o en un escape inflacionario. Por otro lado –separó Caballero-, con los niveles de tasa de desempleo que hoy tenemos, tampoco podemos prever un desborde salarial, con lo cual los mecanismos de transmisión, si bien siguen existiendo, son un poco más lentos que antes", diferenció la economista.
Por último, Caballero respondió sobre cuánto debería crecer la economía argentina, y por cuánto tiempo, para llegar a niveles de desempleo realmente bajos, como los tenía –por ejemplo- hasta la década del 80. "Tendría que crecer sostenidamente al 8 ó al 10 por ciento anual unos cuantos años. Pero creo que es crucial recomponer las inversiones, porque es la única manera de generar empleo genuino y bienestar genuino. Las pequeñas y medianas empresas son un canal muy importante de generación de empleo, y es ahí donde la Argentina debe seguir trabajando. Respecto de la relación que tiene el Gobierno con los empresarios, yo creo que siempre es mejor un mensaje pro negocios y pro inversiones. Se dice que es mejor ser explotado por el capital que ignorado por el capital", concluyó Caballero.