Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: MARTA BEKERMAN
"Una recesión en Brasil puede perjudicar seriamente el comercio argentino", dijo la economista del Centro de Estudios de Estructuras Económicas.
1 de enero de 2007
En estos días hay numerosos análisis sobre lo que está ocurriendo con la economía en Brasil y las repercusiones que puede tener en la Argentina. Marta Bekerman, del Centro de Estudios de Estructuras Económicas y profesora titular de Desarrollo Económico de la UBA, estuvo en Pool Económico para analizar este tema.
"Brasil está pasando por un momento difícil. Está llevando adelante una combinación de política monetaria y fiscal que genera una reducción en la tasa de crecimiento y esto se ve claramente en el aumento del desempleo, lo cual es muy grabe. Que Brasil no crezca no es bueno para nosotros. El mayor impacto que nos llega hoy lo vemos en el comercio. Brasil es un socio estratégico muy importante para la Argentina y que se produzca una recesión allá puede perjudicar seriamente el comercio. Por un lado en que se reduzcan nuestras importaciones, y por sobre toda en que puedan aumentar las importaciones desde Brasil", dijo Bekerman. Aseguró que el Mercosur fue muy satisfactorio durante un período de gran expansión del comercio y que la crisis en el país vecino ciertamente puede afectarlo: "sin embargo, no voy a tomar las voces de quienes dicen que hay que abandonar el barco. Creo que Brasil y el Mercosur son muy importante para nosotros. Tenemos que diferencias entre lo que puede ser una situación difícil y lo que es una alianza estratégica".
Además, Bekerman habló de las fallas que todavía tiene la alianza comercial del sur: "más allá de lo que pasa en Brasil, el Mercosur tiene defectos internos de gestión que es necesario corregir. Un ejemplo es que se avanzó mucho en la liberación dentro del área, pero no en la harmonización de políticas macro y micro económicas. Si esto no se genera, siempre se va a generar tensión dentro del proceso de integración".
Por otro lado, el Mercosur está negociando un acuerdo con la Unión Europea y paralelamente está las negociaciones por el ALCA. Bekerman fue consultada sobre su opinión respecto de estas dos situaciones: "son dos cosas distintas. La Unión Europea es en cliente nuestro muy importante. Con Estados Unidos tenemos más problemas de competencia. Creo que es importante hacer políticas de alianzas con otras áreas, pero desde una perspectiva de modelo de país, de región. ¿Qué queremos? Creo que nuestra estrategia de negociación tiene que relacionarse con esto, porque si no, lo hacemos mal y al revés. Primero negociamos y después pensamos qué vamos a vender. Pero creo que es absolutamente correcto que negociemos en bloque porque no da mayor capacidad negociadora", concluyó Bekerman.