Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: CARLOS PEREZ
El economista de Fundación Capital dijo que, "aún sosteniendo la quita del 75%, se puede mejorar la oferta a los acreedores de la deuda".
1 de enero de 2007
Para septiembre de este año, la Argentina tendrá que suscribir un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y se anticipa una tensa negociación en los próximos meses. Carlos Pérez estuvo en Pool Económico y fue consultado sobre su análisis de lo que puede suceder en la relación con el G7 y con el FMI: "hemos pasado una segunda revisión de manera exitosa y, si miramos los dos últimos años, la evolución de la relación con el FMI es claramente favorable. En la medida en que la Argentina mantenga la política económica gradual y racional actual que aplica con éxito Lavagna, las posibilidades de continuar una buena relación con el Fondo, y de llegar a acuerdos razonables con los acreedores tenedores de bonos, son muy importantes".
Por otra parte, Pérez aseguró que se puede mejorar la oferta a los acreedores y que eso no significa sacrificar el crecimiento económico de la Argentina: "yo creo que sería de un alto costo político para el Presidente y su Ministro de Economía desdecirse de algo sobre lo que han insistido mucho: la quita del 75 por ciento sobre el valor nominal, y la mantención de superávit primario fiscal del 3 por ciento del PBI a lo largo del tiempo. Sin embargo –sostuvo Pérez-, aún con quita del 75 por ciento y sin subir el superávit, se puede mejorar la oferta agregando al menú de bonos presentado en Dubai un cupón de renta variable atado al sobre-crecimiento que pueda tener la economía argentina". El especialista de Fundación Capital también habló de la posibilidad de mejorar la oferta dando una garantía sólida a la capacidad de repago del endeudamiento post reestructuración: "eso permitiría disminuir considerablemente las tasas de descuento y, por lo tanto, mejorar en mucho el valor presente de la deuda reestructurada" agregó. Estas son las cartas que, según cree Pérez, tiene Lavagna para seguir adelante, "ya que en los últimos tiempos habló de bonos atados al crecimiento".
Finalmente, Pérez dijo sobre la política económica de Lavagna que "hoy es acertadamente pro mercado, pero también pro sociedad".