Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ECONOMIA: HÉCTOR VALLE
El economista de FIDE dijo que “la nueva política del gobierno brasileño es una muy buena noticia para la Argentina”.
1 de enero de 2007
El gobierno brasileño hizo un gesto bastante concreto de apoyo a la Argentina. Héctor Valle, de FIDE (Fundación de Investigaciones para el Desarrollo), estuvo en Pool Económico para dar su interpretación de esta nueva política de Lula: “yo creo que es una muy buena noticia para la Argentina y que se funda en que los resultados macroeconómicos de Brasil son muy malos –dijo el economista-. Lula prometió en su campaña que la economía iba a crecer en un 5 por ciento, y este año será sólo del 2,5 ó 3 por ciento. Además, las tases de interés siguen estando muy altas. Por otro lado, los principales afectados por la recesión brasileña son los trabajadores y los empresarios, grupos que formaron la alianza social que sostuvo a Lula. Yo creo que eso, y el caso de la Argentina, se está mirando con mucha atención. La deuda es el hecho maldito para los mercados financieros internacionales”, aseguró.
Por otra parte, Valle dio su sensación de lo que podía suceder en el vencimiento con el FMI y con el acuerdo y pago, o no, por parte de la Argentina: “El Fondo debe aprobar porque, por un lado las metas se cumplieron en exceso, y por otro, porque contra la aprobación la Argentina giraría 3.100 millones de dólares y el FMI, días después, remitiría de regreso unos 1.500 millones. Es decir que le FMI recuperaría capital –especuló el especialista-. Estos 3.100 millones sería el último pago fuerte que nuestro país tendría que hacer este año. Es poco creíble que la burocracia del Fondo deje pasar una oportunidad así”, probabilizó Valle.
Algunos economistas sostienen que existen mecanismos técnicos para mejorar la oferta a los acreedores sin afectar el crecimiento. Por el contrario, sugieren que un enfrentamiento con el FMI y el G7 puede provocar serios daños a la economía aunque se mantenga la quita del 75 por ciento. Al respecto, el economista de FIDE dijo que tiene sus dudas: “Podría haber una mejora importante en la oferta si se calzara la negociación con el crecimiento. Pero ahí hay una situación contradictoria, porque en buena medida el crecimiento en Argentina requiere que Brasil se active, que la Comunidad Europea rebaje sus subsidios, que Estados Unidos rebaje su proteccionismo. Esas son cosas muy difíciles, hay contradicciones de intereses.
El economista Eduardo Curia sugirió hace un tiempo que la Argentina no debe tener una posición inflexible en cuanto a la quita sobre la deuda (dijo: "No minimicemos el poder de fuego que hay del otro lado"). Valle fue consultado sobre su opinión respecto de ese comentario: “No debemos tener una actitud desentendida del tema. Si esto se prolonga mucho, la Argentina puede empezar a sufrir más que embargos: sanciones comerciales. Si el país tiene dificultades de pago, y a eso se le suma la no posibilidad de acceso al crédito internacional, vendrá un importante ajuste hacia adentro”, terminó el especialista.