Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
CLEARING DE SINIESTROS
Fabián Pons, gerente general de CESVI Argentina, explicó el sistema de Clearing Asegurador: "El no culpable del siniestro es atendido por su propia compañía, que le repara el automóvil. Se pretende llegar a un acuerdo entre aseguradoras, prescindiendo del damnificado", dijo.
1 de enero de 2007
Pool Económico lo anticipó a fines de 2005. Hoy, el clearing de siniestros es un hecho. Fabián Pons, gerente general de CESVI Argentina, estuvo en Pool Económico para hablar del CLEAS, Clearing Asegurador.
"Lo más importante es cómo va a cambiar la imagen de la industria aseguradora –comenzó Pons–. Se trata un sistema que ya está funcionando en Europa desde hace décadas. Se pretende llegar a un acuerdo entre compañías de seguros, prescindiendo del damnificado (que hoy en día es el que está sufriendo todos los avatares de tener que ir a una compañía y hacer todos los reclamos). Dadas ciertas condiciones del siniestro -si se encuadra dentro de los lineamientos del tipo de siniestros que involucra a CLEAS y si el mismo se da entre dos compañías que adhieran a CLEAS-, se puede tramitar a través de este sistema. La novedad es que el no culpable del siniestro es atendido por su compañía que le repara el automóvil. Después, a través de un sistema informático que maneja todo el proceso, hay un acuerdo entre las compañías y compensan un módulo. Mensual o trimestralmente (o dependiendo el período establecido), se compensan entre las compañías. De esta forma el asegurado es bien atendido y se le repara el auto. Así, las compañías van a estar preocupadas de dar muy buen servicio con costos acotados porque están recibiendo un módulo independientemente del monto de la reparación", detalló Pons.
El valor del módulo al que se refiere el gerente general de CESVI Argentina "va a arrancar con el costo medio siniestral" que su organización tiene como experiencia: "Con el funcionamiento del sistema se va a ir ajustando, sólo con los casos que integren el sistema CLEAS", adelantó.
Pons detalló que los siniestros que abarca este sistema son aquellos en los que no haya lesionados, en los que el límite del siniestro sea de 10 mil pesos, y en el que no intervengan más de dos vehículos: "Están exentos vehículos pesados y motos. Todo esto es por ahora. En todos los países donde se implementó este sistema se hizo primero un marco base y después se fue analizando el funcionamiento para hacer ajustes", señaló.
En definitiva: si una persona choca con otra y tiene un daño no superior a 10 mil pesos, su propia compañía, aunque esa persona no haya tenido la culpa del accidente, le repara su auto. "Estamos hablando de reparación y no de indemnización económica. Sólo en casos excepcionales se va a admitir una indemnización. Por ejemplo que se trate de un automóvil muy viejo o un auto de colección. La idea es sanear el mercado, mejorar la imagen y, por sobre todas las cosas, bajar la judicialización que se está viendo hoy en día donde los únicos que ganan son los abogados que litigan. Siempre pierden el damnificado y la compañía", dijo Pons.
Las aseguradoras van a tener la libertad de elegir los talleres en donde harán las reparaciones de los autos: "Este es un juego muy interesante. Cada compañía tiene que resolver cómo quiere atender al cliente y qué servicio le va a dar. Hoy, aproximadamente el 96 por ciento de los asegurados tienen un seguro contra terceros, con lo cual no conocen el servicio de su compañía. A partir de ahora, con el CLEAS, lo van a conocer. La compañía va a tener que darle un servicio al damnificado y cuidar sus costos. Hay un cambio de la forma de trabajo de las compañías que es radical. Las aseguradoras ahora se van a poder distinguir por el grado de servicio que den. El cliente lo va a poder ver reflejado en el grado de atención que le den. A lo mejor haya compañías que le dejen elegir el taller al asegurado", estimó Pons.
El CLEAS arrancó como una idea dentro de CESVI Argentina y hoy hay 6 empresas que están trabajando en la fase de prueba. Pero la idea es que esté abierto a todo el mercado asegurador: "Nuestro objetivo es que todas las compañías de seguros estén trabajando dentro del sistema, que se hará operativo a partir de principios de enero del 2007. Se acaba de presentar una cláusula en la Superintendencia para que esto sea aprobado y sea tomado en cuenta. Un dato relevante es que las compañías dueñas de CESVI abarcan 33 por ciento del mercado. La idea es que el año que viene se sumen no menos de 10 más", adelantó Pons.
Por otro lado, el gerente general de CESVI Argentina habló sobre el robo de autos: "En los últimos 9 meses subió un 17,7 por ciento en Capital Federal, un 6,6 en la provincia de Buenos Aires y un 2,4 en el interior del país. Básicamente, hay más demanda de repuestos robados. Hay poca oferta de repuestos y a precios muy altos. En un mercado que tiene el 38 por ciento de autos no asegurados y otro 62 por ciento que no tiene seguro de daños propios, se hace muy tentador recurrir a repuestos robados. Hay una falta de escrúpulos de la gente de comprar repuestos robados. Nos consta que el Gobierno está preocupado en el tema. Cuando se publicaron estas últimas estadísticas tuvimos contacto con gente del Ministerio de Interior, preocupados por esto. Es un flagelo que hizo que en 2002 el 30 por ciento de los homicidios fueran en ocasión de robo de automóviles. Hoy estamos mejor que en 2001, pero ya es una tendencia: hace varios meses viene creciendo", finalizó Pons.