Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
RIESGOS DEL TRABAJO: URGENCIA POR CAMBIO A LA LEY
"Las demandas y la judicialidad están creciendo porque los fallos de la Corte Suprema de Justicia le han impuesto al sistema una inestabilidad que no puede durar mucho tiempo más", denunció Jorge Aimaretti, gerente general de Asociart ART, en la edición aniversario de Pool Económico.
1 de enero de 2007
Para abarcar los temas más importantes en materia de riesgos del trabajo, Pool Económico convocó a Jorge Aimaretti, gerente general de Asociart ART.
El sistema llegó a septiembre si una nueva ley que reemplace a la vigente, algunos de cuyos artículos fueron declarados anticonstitucionales por la Corte Suprema de Justicia.

¿Hay consensos mínimos para llegar a un acuerdo sobre la ley entre el Gobierno, el sector empresario, la UIA y las ART? ¿Y cuándo estimás que saldría un proyecto definitivo de modificación?

Aimaretti: "yo creo que no hay consenso sobre cuándo va a haber una nueva ley porque concretamente no depende de las aseguradoras sino del poder político. Pero sí hay un consenso importante sobre que la situación que está viviendo el sistema de Riesgos del Trabajo. Y no las aseguradoras o el aseguramiento en sí, sino el sistema. Es un escenario crítico. Desde septiembre de 2004, estos fallos que vos estás citando le han dado al régimen una inestabilidad jurídica y técnica. Ya va a ser un año y requiere una nueva etapa, reeditar un nuevo diseño. Y ese nuevo diseño en términos técnicos también debe ser asegurable y asumir riesgos de la aseguradora. Desconocemos si esto tendrá lugar en el corto plazo pero entendemos que debería tener una pronta solución".

El superintendente de Riesgo del Trabajo, Héctor Verón, dijo acá en Pool Económico que hasta octubre ni pensemos en una propuesta del Gobierno. Pero más allá de las aseguradoras, la UIA, los sindicatos y factores sociales ¿vos creés que hay algunos lineamientos que se comparten? ¿o las discusiones son irreconciliables?

Aimaretti: "no. Irreconciliables no. Creo que en una parte hay consenso, y el principal consenso debe estar en el sector empresario y empleado con el administro del Estado. Los aseguradores poco podemos hacer más que opinar sobre si el modelo que se rediseñe es o no viable en términos técnicos, aunque también podemos opinar (y lo estamos haciendo), sobre qué cuestiones no deberían abandonarse. Hay consensos mínimos pero no lo suficiente que requiere el momento. Si lo hubiera, la ley ya estaría modificada. Lo cierto es que hay que producir alguna adecuación de forma inmediata porque sino, lo que nosotros advertimos es que el sistema va a ir degradándose un poco más".

¿Cuál es la situación de las empresas hoy y qué pasó este año con este escenario? ¿Están recibiendo muchas demandas?

Aimaretti: "el sistema está jacheado porque los fallos de la Corte Suprema le han desestabilizado certidumbres. El diseño que el empleador conocía de antemano hoy se encuentra en un plano desorbitado. El empleador no sabe si está o no expuesto a mayores consecuencias patrimoniales. De hecho, lo que planteó el fallo más conocido, Aquino, es un cúmulo por sobre las prestaciones que brindamos las ART. De esta manera, efectivamente los empleadores tienen preocupación sobre el tema. Ahora, ¿esto se está exteriorizando a nivel masivo?. No todos los empleados necesariamente tienen planteadas demandas por inconstitucionalidad o de mayores daños. Pero no habría que esperar que el terremoto llegue si podemos evitarlo. Concretamente la judicialidad está creciendo porque los fallos le han impuesto al sistema una inestabilidad que no puede durar mucho tiempo más. Hay más demandas. Y las aseguradoras estamos comprometidas en cierta forma. Por más que los fallos no nos han condenado a nosotros, estamos comprometidas en resistir las pretensiones que hoy se están teniendo a nivel judicial y esto va a derivar en mayores costos".

Suponiendo que se aclaren algunos parámetros necesarios para que las aseguradoras puedan tarifar lo que sería una cobertura de responsabilidad civil ¿por dónde va a venir? ¿por la vía de las compañías de seguros generales o las propias ART van a ofrecer la cobertura?

Aimaretti: "eso todavía no se sabe. En principio lo que el proyecto oficial determinaba como núcleo central era la predecibilidad del funcionamiento. Las ART continuamos en el aseguramiento del actual sistema con los beneficios que la ley tendría y eventualmente permitiéndose el acceso de la víctima a la acción civil, que esto fuese asegurable por el sistema asegurador. Pero en esto concretamente aún no se ha definido qué operadores, con qué límites, en qué condiciones, etc. Nosotros creemos que las aseguradoras de riesgo de trabajo estamos en condiciones (conociendo ya la administración del riesgo laboral como la conocemos), de administrar la otra parte de la cobertura. Pero sería aventurado hoy avanzar sobre un terreno que la reglamentación no ha definido".

¿Llegaremos a 2006 con algo más cierto?

Aimaretti: "eso es lo que estamos esperando. Creemos que deberíamos tener Ley antes del 2006.