Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
POOL TV CUMPLE 15 AÑOS EN EL AIRE – ESPECIALES DE NOVIEMBRE: HABLAN LOS CEOS
Nueva norma de inversiones: "Produce una disminución de la rentabilidad. Las Lebacs eran la mejor inversión"
Lo dijo Jorge Del Pecho, Gerente General de Federación Patronal Seguros, en Pool. Sostiene que es evidente que la nueva norma de inversiones tiene un fondo político: "Esta decisión va a impactar en los números de las empresas, en particular en la nuestra", adelantó.
21 de noviembre de 2017
Como durante todo noviembre, Pool TV sigue festejando sus 15 años ininterrumpidos al aire entrevistando a los CEOS y figuras más relevantes del mundo asegurador. Jorge del Pecho, Gerente General de Federación Patronal Seguros, brindó una entrevista en la que opinó sobre su compañía y el mercado en general.

Pool: ¿Qué opina sobre la nueva norma que impide a las compañías invertir en Lebacs?

Del Pecho: Realmente esto produce una disminución de la rentabilidad, porque las Lebacs eran la mejor inversión en cuanto a resultado financiero. Es evidente que hay un fondo político en tratar de desarrollar inversiones a más largo plazo. Esta es una decisión que va a impactar en los números de las empresas, en particular en la nuestra. Hay muchas cosas que hay que ver a futuro porque también se habilitan inversiones en otro tipo de posibilidades que habrá que ver cuál es la rentabilidad, pero es una norma muy nueva sobre la cual todavía no hemos terminado de hacer un análisis de los impactos y de las alternativas. Una pérdida de rentabilidad implica que el resultado del ejercicio se pueda complicar un poco, porque todos los deberes que se hacen de la puerta para adentro, en cuanto a los gastos operativos y de funcionamiento, nuestra empresa los tiene controlados, muy austeros. Nosotros gastamos en funcionamiento prácticamente la mitad de lo que gasta en promedio el mercado. En cuanto a nuestra ecuación de resultado económico vamos a tener que buscar algunas otras alternativas si perdemos en el ramo financiero.

Pool: ¿Cómo cerró el ejercicio anual de Federación Patronal a junio de 2017?

Del Pecho: Hemos tenido un crecimiento en facturación y en producción cercano al 36%, superior a la inflación. Logramos el objetivo de que cada vez esté más diversificada nuestra cartera. Cuando empecé con la gerencia técnica y comercial, allá por el 2003, nosotros facturábamos arriba del 80% en Automotores, ahora estamos en el 59% en ese ramo. Básicamente no desacelerando en el ramo de Automotores porque seguimos siendo líderes en el mercado, pero sí creciendo mucho en riesgos como Combinado Familiar, Integral de Comercio, Incendio, Responsabilidad Civil y muchos otros ramos. Particularmente ART, que en nuestra empresa es un ramo más y está integrada. Representa el 24% de la facturación y el resto de los ramos aproximadamente un 17%. Desde ese punto de vista hemos cerrado un balance muy bueno, igual que muchos otros anteriores. Nuestra empresa tiene una trayectoria, y prácticamente todos los años repite esos estándares de crecimiento, rentabilidad y, fundamentalmente, una administración muy austera.

Pool: ¿Cuál es el plan de negocios que tienen para el ejercicio que estamos transitando?

Del Pecho: Como comercializamos a través de los productores, y son 6000, es muy difícil establecer metas. Sabemos que siempre nos va bien cuando somos innovadores, creamos productos y desarrollamos oportunidades como para que el productor crezca. Nuestra meta, y todos los ejercicios es igual, es mejorar y facilitarle las cosas a al productor de seguros. Eso nos lleva a un crecimiento. Estamos apostando a eso. Consideramos que el avance de la tecnología y las redes sociales está abriendo una nueva oportunidad al productor y un desafío que estamos liderando a partir de inversiones muy grandes que hemos hecho en sistemas, en softwares y hardwares, como para que el productor pueda beneficiarse de esta nueva corriente de los clientes que entran a través de redes sociales buscando un asesoramiento o un productor que los atienda. Hacia eso estamos orientando el esfuerzo y esa es nuestra meta a futuro. Hemos invertido en el ejercicio anterior 6.600.000 dólares en recambio de equipos tecnológicos y empezando con una experimentación de trabajar con nuestra nube. Hemos hecho un modelo hibrido. No dejamos de tener equipamiento en nuestra empresa. Empezamos a probar con el tema de la nube para que a futuro podamos trabajar exclusivamente con ello. Estamos haciendo una especie de experimentación y transición como para prepararnos al futuro.

Pool: Hubo un cambio importante en el régimen de reservas durante este año. ¿Cómo ha impactado eso en Federación Patronal?

Del Pecho: El impacto de este cambio nosotros no lo hemos sentido demasiado. Siempre nos caracterizamos por tener reservas muy bien constituidas. En ese sentido la nueva normativa no implicó para la empresa tener que hacer reservas adicionales. Nuestra compañía es una de las pocas en el mercado que tiene previsiones voluntarias, por 7100 millones de pesos. Tampoco esto significo que tuviéramos que disponer de esas previsiones para un aumento de reservas. El nivel de reservas es, entre lo que es deudas con asegurados más las reservas técnicas, aproximadamente un 120% de la facturación anual. O sea que tenemos de reserva un poco más de la venta anual, 23 o 24 mil millones de pesos.

Pool: ¿Cómo impacta en la compañía la baja en los resultados financieros? Después de ejercicios con resultados extraordinarios.

Del Pecho: Para nosotros el tema de resultado financiero, al cierre del ejercicio a junio de 2017, fue muy satisfactorio. Siempre le estamos ganando un poquito a la inflación. Eso es un hecho realmente bueno. Con este cambio –impedimento de invertir en Lebacs- evidentemente entramos en un ambiente donde lo tendremos que ver. Somos una empresa con 95 años de vida, yo llevo 35, y en este tiempo en la economía Argentina hemos vivido muchos cambios y muchas adaptaciones, y la empresa siempre ha logrado encontrar la mejor opción como para posicionarse y consolidarse. Entendemos que estos cambios van a generar lo mismo: vamos a encontrar una forma para arrojar utilidad y seguir consolidando a la empresa.

Pool: Riesgo del Trabajo y Automotores son dos ramos en los que actúa muy fuerte Federación Patronal, y ambos son los que tienen el mayor índice de litigiosidad dentro del mundo asegurador. ¿Cómo está actuando la compañía en este campo de los juicios?

Pool: Lamentablemente al cierre de este ejercicio, en la composición de nuestro stock de juicios, tenemos más de ART que Automotores, siendo líderes en el segundo y número uno con más de un millón de autos asegurados. Y en ART tenemos una cartera importante, pero estamos en noveno lugar. Tenemos 33 mil juicios en total, de los cuales 19 mil son ART, 11 mil de Automóviles y apenas 3 mil de otros ramos, entre los que está RC. Estamos muy preocupados por la demora que hay en la provincia de Buenos Aires, donde está nuestra gran cartera de Riesgos del Trabajo, en cuanto a adherir a la ley nacional. Estamos expectantes de que se logre, al nivel por lo menos de la provincia de Buenos Aires, esa adhesión porque a nosotros nos significaría una merma en la cantidad de juicios que hasta ahora no la hemos observado, porque nuestra cartera fuerte está en esa provincia.

Pool: Hay un gran componente fraudulento en estos juicios, ¿no?

Pool: No tanto en ART, pero sí en Automotores y el resto de los ramos, los juicios que hay en cartera son aquellos que nosotros calificamos como “no transables”. Para nosotros son aventuras jurídicas en casos en donde el asegurado no tiene culpa, o se trataba de alguien que venía alcoholizado conduciendo, o no tenía registro, o no estaba la póliza con cobertura. Muy pocos juicios están en nuestra cartera en donde nosotros tengamos la convicción de que vamos a tener una sentencia desfavorable. Hoy una buena inversión es cancelar un pasivo judicial, por las tasas que aplican y las actualizaciones. De los juicios que tenemos en cartera, muchos son instancias que nosotros estamos esperando que lleguen las sentencias porque consideramos que van a ser favorables a la empresa. En ART no es lo mismo porque ahí el problema es que el trabajador cobra y después litiga igualmente. Sería muy bueno que se logre en Buenos Aires la incorporación a esta ley.

Pool: ¿Sentís que se recrudeció la guerra de tarifas?

Del Pecho: En realidad la guerra de tarifas en un ramo tan complejo como Automóviles es una locura porque es un resultado a corto plazo. Con el tema de la judicialidad y la siniestralidad, hay una tarifa que es técnica, y si vos perforás eso la única seguridad que tenés es que vas a perder dinero. No estamos en esa política de guerra de tarifas. Sabemos que el costo de una póliza es la siniestralidad, y es muy elevada, con lo cual son políticas de posicionamiento pero que no se pueden sostener a mediano plazo porque generan una pérdida que es muy difícil de recomponer. Cuando una empresa empieza a decrecer en cuanto a su fortaleza, en cuanto a su patrimonio, en cuanto a su potencial de inversiones, es difícil de recuperar.

Pool: Se está hablando mucho de autos no tripulados y también de consumidores que quieren pagar por su seguro de acuerdo al uso que hacen de su automóvil. ¿Cómo estás imaginando estos nuevos desafíos que son para ustedes tener que dar respuestas desde el seguro a estas nuevas modalidades de los consumidores?

Del Pecho: Esto es algo que es innegable y que va a venir, y lo único incierto es cuánto va a tardar en imponerse en el mercado. Uno piensa en que en nuestro mercado automotor conviven vehículos de hace 30 años con otros de última generación. El horizonte como para que todo esto sea efectivo y de plena aplicación no va a ser en el corto plazo. Por lo tanto vamos a poder ir viendo y monitoreando lo que pase en el primer mundo, básicamente porque un auto que se conduzca solo depende mucho de la infraestructura. Hoy en nuestro país en donde no tenemos conectividad en todo el territorio, pensar en una cosa de estas, me parece que es bastante poco probable que sea en los próximos cuatro o cinco años. El poder ver cómo se va desarrollando esto en Estados Unidos, Francia o Inglaterra, nos va a permitir ir tomando el pulso de esta cuestión. Tarifar los riesgos en función del uso pareciera absolutamente razonable. Hoy es imposible de medir, pero los autos de última gama, importados, tienen sensores que dicen la velocidad a la que circulan, los km que hacen, cómo aceleran, cómo frenan, y todas esas cuestiones evidentemente tienen que ser determinantes en el precio de un seguro. No es lo mismo alguien que ande a 150 km por hora que alguien que ande dentro de los límites que establecen las normas para circular. Esto sí o sí se va a imponer. La duda es cuánto va a tardar en hacerse y en ese sentido vamos a poder valernos de la experiencia internacional como para ir introduciéndolo cuando el momento sea el oportuno. Hoy por hoy es hablar de una futurología bastante adelante de los tiempos que estamos viviendo. Tenemos otras urgencias a corto plazo. Nuestro mercado es muy particular porque está muy influido por conductas sociales que hay que cambiar: el fraude, la litigiosidad que hay en el mercado, también son temas por los cuales hay que luchar y desterrar. Son problemas muy serios que las compañías de seguro por sí solas es muy difícil que puedan revertir. Nosotros ganamos un premio, a nivel Argentina e internacional, por un caso que tuvimos de fraude en donde hemos puesto presos a unos abogados que se dedicaban a esto. El caso se llamó “Los rompehuesos”. Son acciones muy aisladas. Es muy difícil obtener resultados de estas características y pasa en un caso de cada cien. Es un esfuerzo muy grande y muy costoso para las aseguradoras luchar contra toda esta red de fraudes que hay en el mercado. Estamos rondando el 25% de siniestralidad fraudulenta. Tenemos indicadores de presunción de fraude y cuando investigamos llegamos a la conclusión de que 1 de cada 4 es positivo.

Pool: ¿Cuáles son las perspectivas del sector para el año que viene?

Del Pecho: Esto va de la mano de la economía. A las compañías de seguros en general, cuando la actividad económica florece, nos va bien. Creo que están dadas las circunstancias como para que sea un buen año porque hay síntomas de reactivación y uno ve que hay esperanza en la gente. Yo espero que sea un buen año.