Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
RIESGO AMBIENTAL: MAS QUE UN SEGURO, UN FONDO DE RECOMPOSICION
La abogada especialista en legislación ambiental, Rossana Bril, aseguró que "un fondo de recomposición no necesita reglamentación", que "la Ley da todos las herramientas para crearlo" y que sería "una especie de autoseguro".
1 de enero de 2007
Las abogadas Rossana Bril y Claudia Valls, que tienen una gran experiencia en seguros, reaseguros y legislación ambiental, estuvieron en Pool Económico para hablar sobre el fondo de recomposición. Ellas, junto a un equipo de abogados especializados en Derecho Ambiental y Minero, diseñaron un servicio de asesoramiento y gestión preventiva de riesgos.
"El artículo 22 de la Ley General Ambiental exige concretamente el financiamiento de la recomposición. Esto puede ser en forma de seguro, en forma de fondo de recomposición o los dos instrumentos simultáneos", señaló Bril. "En otros países no funcionaron los seguros por lo difícil que es determinar el riesgo, la tasa, evaluarla auténticamente, etc. Pero hace más de 25 años que sí funcionan los fondos de recomposición", continuó la abogada.
Lo que aseguró la especialista es que "la Ley General del Ambiente permite la creación de este fondo", y que "toda la legislación ambiental que hay en esta materia y en seguros, autoriza y da las herramientas para crearlo".
Argañaraz dijo que para poder dar el seguro ambiental es ineludible la reglamentación. Bril, en cambio, dijo que para la creación del fondo no es necesaria: "en primer lugar, la norma dice que es operativa. En segundo lugar hay un fallo de la Corte del año pasado que obliga a 20 petroleras a la presentación del seguro ambiental o del fondo de recomposición, con la cual ahí directamente no requiere la reglamentación, más allá de que la misma pueda colaborar en determinados aspectos técnicos. Pero hay en la ley elementos suficientes como para crear en fondo", insistió.
Se trata de la administración del riesgo que la compañía puede hacer, y de la administración de un fondo financiero, tarea que puede hacer un banco: "sería como una especie de autoseguro y eso nuestra ley lo permite", dijo Bril.
Por la posibilidad de crear un fondo, la abogada dijo que las empresas no pueden eximirse de la obligatoriedad de financiar las reparaciones ambientales argumentando que no tienen una compañía de seguros que les aporte dicha cobertura, aún cuando eso sea cierto: "no hay compañías que den el seguro, los reaseguradores directamente excluyen este riesgo, las aseguradoras extranjeras algunas tiene, pero la cobertura de la que habla la Ley es exactamente para daños de incidencia colectiva. Pero el fondo se puede hacer", argumentó.
"La administración del riesgo se trata de ver dónde está ubicada la empresa, analizar las normas de ese lugar aplicables a esa industria y ver con qué reglas tiene que cumplir. Este es el trabajo de los abogados ambientalistas. Nosotras trabajamos en esto de la siguiente manera: contamos con un banco extranjero con calificación AAA que administra los fondos, y nosotras, con un equipo de analistas de riegos, ingenieros, actuarios y abogados ambientalistas, hacemos la administración del riesgo", finalizó Bril.