Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
POOL DE REASEGURO
Alfredo González Moledo, presidente de Stop Loss, dijo que "en el Pool, si no hay sinistros se les devuelve el importe a los integrantes; y los intereses que se generan se vuelcan al Pool".
1 de enero de 2007
Alfredo González Moledo, gerente general de Asociación de Cooperativas y Mutualidades de Seguros, estuvo en Pool Económico para explicar qué es y cómo opera el Pool de Reaseguros armado por el broker de reaseguros de la cámara, Stop Loss, del que él es presidente.
"Hace dos años nos encontramos con que todo el mundo tenía contratos en dólares en el exterior y retenciones en pesos. En ese momento nació el Pool para automóviles (pero ya funcionaba con negocios puntualmente facultativos. Hoy ya trabajamos para todos los ramos y para todas las empresas", explicó González Moledo.
Son 17 compañías las que participan de este Pool, y ya no sólo son cooperativas y mutualidades, sino sociedades anónimas de capitales argentinos e institutos provinciales. "De esta manera se va a colocar en el exterior un exceso de cifras muy altas –3 millones de dólares- y ahí no se corre el riesgo del cambio porque queda atomizado entre todos los participantes", agregó el presidente de Stop Loss.
Entre los beneficios de pertenecer al Pool de Reaseguros que enumeró Moledo, el que más destacó fue el siguiente: "Cuando trabajás con un reasegurador, si hay utilidades o intereses se las queda él. El Pool lo único que hace es administrar siniestros, es decir que si no hay siniestros se les devuelva el importe a los integrantes. Además, si hay intereses que se pool-generen, éstos vuelven al Pool y así se mejora el Fondo de Siniestros", describió.
El volumen del Fondo de Siniestros que maneja el Pool es de 11 millones en un fideicomiso. La comisión que cobra Stop Loss es del 10 por ciento por administrar el Pool, pero los excedentes se vuelcan: "siguiendo la filosofía cooperativa, el Pool no tiene fin de lucro", concluyó González Moledo.