Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PIRATAS DEL ASFALTO
El gerente de transportes de Anselmi Gerencia de Riesgos, Carlos Leymarie, aseguró en Pool Económico que "hoy se roba de todo" y que "se avanza sobre rubros antes impensados como los alimentos".
1 de enero de 2007
Carlos Leymarie, gerente de transportes de Anselmi Gerencia de Riesgos, Estuvo en Pool Económico para hablar sobre un tema que hoy preocupa a muchos sectores: los piratas del asfalto. Para comenzar, explicó cuál es el perfil de estos piratas: "Son gente común, pero a la vez delincuentes profesionales. Están muy organizados, con un sistema de logística muy desarrollado tanto en la recopilación de información como en la perpetración del hecho. A diferencia de Brasil, los piratas argentinos son gente pacífica. Prácticamente no hay muertes cuando actúan porque no son violentos. En general tratan bien a los choferes de camiones, les dan de comer y hasta les dan plata para que vuelvan a sus casas. Hay casos en los que les dicen dónde puede encontrar su camión, porque en la mayoría de los casos no roban nada más que la mercadería", aseguró Leymarie.
Respecto a las mercadería robadas, el gerente de transporte de Anselmi explicó que hoy se roba de todo: "Antes eran más selectivos. Por ejemplo, robaban medicamentos ya que un siniestro de este tipo es astronómico. 600 mil pesos en medicamentos hasta ocupan poco lugar. En el último tiempo hubo cambio de rubros que antes eran impensados: alimentos, pollo, harina, azúcar... Antes estas mercaderías difícilmente superaban los 5 mil pesos, pero con la devaluación los camiones cargados con estas cosas pasaron a costar 15, 20 y hasta 30 mil", explicó.
En general, la mercadería que se roba en las rutas ya está colocada de antemano: "Tiene reducidores que son empresarios muy organizados que tiene canales alternativos de comercialización. Así logran vender la mercadería antes, o en el mismísimo momento en que es robada. Por otro lado, se estima que sólo el 10 % de los robos que se cometen son "al boleo", que quiere decir que no tiene logística desarrollado previamente", puntualizó Leymarie.
Según el especialista, este tipo de delitos afecta a determinadas zonas, dependiendo el tipo de economía que tenga: "En Capital y en el Gran Buenos Aires es donde más se producen, pero también es donde mayor cantidad y frecuencia de viajes hay. Es una zona con un importante movimiento económico de mercadería. También hay que hablar de un radio de 150 kilómetros desde Capital por ruta 9, de Rosario y de Córdoba", identificó.
Año tras año aumenta la siniestralidad en este sentido y en la actualidad se llegó a un punto álgido: "Las aseguradoras de transporte de mercadería no van a poder seguir sosteniendo este tipo de seguros. Y cuando desaparezca el seguro de transporte, desaparecerá el negocio del transporte. Se estima que hay 40 millones de dólares anuales en pérdidas por robos de piratas del asfalto", terminó Leymarie.