Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
POLITICA AMBIENTAL
Eugenia Bec, abogada, habló sobre la nueva ley 25.675 que regula el tema y dijo que "el que causa un daño tiene la obligación de recomponer o indemnizar".
1 de enero de 2007
La contaminación ambiental es de creciente preocupación en nuestro país y está generando demandas. Algunos ejemplos: Existen cientos de reclamos contra empresas eléctricas por el PCB, sustancia tóxica que utilizan los transformadores eléctricos como refrigerante.
La Municipalidad de Magdalena demandó a la petrolera Shell por el derrame de hidrocarburos que produjo el buque Estrella Pampeana. En noviembre del año pasado, el Congreso sancionó la ley 25.675 de Política Ambiental, para regular el tema.Eugenia Bec, abogada especializada en derecho ambiental, estuvo como invitada en Pool Económico para hablar de la nueva ley. Dijo que la misma especifica que "el que causa un daño tiene la obligación de recomponer o pagar una indemnización que va al nuevo Fondo de Compensación".
La abogada explicó que antes de esta ley existían otras pero para temas muy puntuales como contaminación de agua y aire, residuos peligrosos, etc. "La nueva Ley General de Medio Ambiente fija y regula las políticas para el desarrollo ambiental en la Argentina a escala nacional", diferenció.Algunos temas son de concreta aplicación para la comunidad empresaria: "Establece la obligatoriedad de hacer una evaluación de impacto ambiental y reglamenta la obligatoriedad de recomponer las cosas (volverlas a su estado original), y si eso no es posible, tiene que indemnizar (y ese dinero va al Fondo de Compensación)", explicó la especialista.
* Preocupación empresaria por la reglamentación de la Ley de Política Ambiental:
Las empresas están preocupadas por la reglamentación de la ley 25.675 de Política Ambiental, sancionada en noviembre de 2002.
La ley dice que el que cause un daño será objetivamente responsable de reestablecer las cosas a cómo estaban.
Y establece (art. 22) la obligación de contratar un seguro o constituir un fondo de restauración. Sin embargo, no explicita un seguro de qué tipo (daños, RC o caución para garantizar que se repare el daño) ni quienes participarían de ese fondo de restauración.
Las empresas dicen que se pone en juego el patrimonio de las empresas (no tanto las grandes pero si las pymes, contratistas y subcontratistas de las grandes) y que tendría que ser con seguros tomados por las empresas pero con una umbrella del Estado.
En los siniestros catastróficos en los países desarrollados (como España, Italia, Alemania o Francia) siempre el Estado tiene participación. Ahora en USA para los seguros contra terrorismo.
Según sostuvo Domingo López Saavedra, en el foro de ADARA, la Asoc. de Administradores de Riesgos de la República Argentina, desde el punto de vista práctico, los sistemas de responsabilidad objetivo deben ir acompañados con límites por dos razones: 1) porque si se aplica ciegamente, el riesgo se torna inasegurable ya que no hay aseguradoras ni reaseguradores que brinden RC sin límites y 2) porque es necesario ponerle un precio al riesgo a asegurar y sin límites no se puede cuantificar el potencial daño.