Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
CIFRAS QUE HABLAN
Más de 21.000 nuevos juicios por accidentes de trabajo, en sólo 2 meses
De acuerdo los últimos datos de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, UART, en febrero de este año se iniciaron 9747 juicios por accidentes de trabajo, mientras que en marzo, la cifra trepó a 11.705 (todos ellos contra las ART).
27 de abril de 2016
De acuerdo los últimos datos de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, UART, en febrero de este año se iniciaron 9747 juicios por accidentes de trabajo, mientras que en marzo, la cifra trepó a 11.705 (todos ellos contra las ART). De sostenerse esta tendencia, 2016 sumaría 122.628 nuevos casos, un 16% más que el año precedente.
· Marzo16/marzo15 ha experimentado un aumento del 18% en juicios, lo que lleva el anual de 2016/2015 a +16%. Esto implica 122.628 nuevos juicios para 2016

· CABA concentra el 44% de los casos y su crecimiento (25%) está por encima del promedio total (16%)

· La Provincia de Buenos Aires sigue en crecimiento (30%) por encima del promedio total (16%)

· Las Mediaciones/SECLOS aumentaron un 30%, con casi 94.000 casos

Ante esta situación, la UART (cámara que nuclea a todas las ART), convoca a empleadores, trabajadores, representantes gremiales y empresariales, prestadores, profesionales y técnicos así como a los integrantes de los Poderes del Estado y a la comunidad toda, a promover y a realizar un uso responsable del Sistema, en definitiva “cuidar a quien nos cuida”.

Desde enero de 2002, hasta marzo 2016, se presentaron más de 586.000 demandas judiciales. La consecuencia directa de esta creciente conflictividad judicial es un aumento considerable de gastos operativos y de cobertura, con incidencia directa en el costo laboral e impacto en la economía y la puesta en peligro de la sustentabilidad del sistema y sus beneficios para trabajadores y empleadores.A 20 años del funcionamiento del sistema y con casi 10 millones de trabajadores cubiertos, la UART describe la situación actual como paradojal. Mientras los accidentes disminuyen sistemáticamente (68% los fallecidos, por ejemplo) y además se cubren cada vez más enfermedades y se pagan montos indemnizatorios más altos, la amenaza judicial contra las aseguradoras crece sin cesar.

Esta información cuantitativa proviene de la suma de las demandas ingresadas en 16 compañías, que representan el 97% del mercado en términos de trabajadores cubiertos. Cabe aclarar que el número de juicios citado no incluye los que tramitan ante los jueces federales con competencia en las provincias o el fuero de la Seguridad Social (procedimiento de apelación propio contemplado en la Ley N° 24.557), ni las mediaciones o conciliaciones obligatorias previas a la demanda (se estiman en casi 94.000 para 2016), con lo cual el número final es sensiblemente superior.

Panorama nacional
Del análisis por jurisdicción, se detecta que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es el distrito en el que se inicia el 44% del total de las demandas (con un crecimiento del 25% muy por encima del 16% a nivel país), mientras que en la provincia de Buenos Aires, concentra el 16,3% de las mismas. En tercer lugar, se ubica la provincia de Santa Fe (presentando un aumento del 7% y una participación del 14,5% del total). Córdoba evidencia una disminución del 3% respecto del año 2015 y tiene una participación del 11,4% del total. Finalmente, la provincia de Mendoza, presenta una baja del 9% con una participación del 7,1% del total de los casos.

Desde la UART, se considera que la solución a este panorama conjuga tres estadios. Un paliativo, es difundir esta problemática de manera tal que cada actor, informado sobre la delicada situación, colabore en lo que a él respecta. Una condición necesaria, es mantener el compromiso de las aseguradoras con la calidad de cobertura y la solvencia del sistema, para lo cual el financiamiento del mismo es clave. En cuanto a las soluciones de fondo, la clave pasa por el Poder Judicial. Es necesario que los Máximos Tribunales e incluso la CSJN, se expidan respecto de las cuestiones que presentan diferentes interpretaciones judiciales que, conjuntamente con la disparidad pericial, hoy son la principal causa de las demandas. Asimismo, contribuiría disponer, en cada jurisdicción, de una regulación del quehacer pericial.