Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
RIESGOS DEL TRABAJO
“La última palabra la tiene el Poder Judicial”
Lo dijo en Pool Mara Bettiol, presidente de la UART. “El problema es que hay diferentes interpretaciones sobre cómo se aplica lo que está previsto en la ley, lo que da origen de nuevas demandas”, explicó respecto de la imparable judicialidad que aqueja al sistema de Riesgos del Trabajo que hoy corre peligro. “Por año se fijan 60.000 incapacidades y estamos teniendo casi el doble de demandas judiciales. Estamos llegando a grados que son inadministrables para nosotros”, advirtió.
27 de enero de 2016
Mara Bettiol, presidente de la UART, la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, estuvo en Pool Económico para analizar la litigiosidad imparable que está jaqueando al sistema de Riesgos del Trabajo.

Pool Económico: ¿Cuáles son los datos positivos del sistema de Riesgos del Trabajo en cuanto a la reducción de la mortalidad laboral, las prestaciones, la reinserción de los trabajadores accidentados, etc.?

Bettiol: La fase más positiva del sistema tiene que ver con los servicios y beneficios que otorga a los trabajadores, a las empresas y a quienes se accidentan.

El alcance de cobertura está en el máximo histórico, casi 10 millones de trabajadores (9,7 millones de trabajadores cubiertos en tiempo y forma, con morosidad muy baja).

En materia de prevención también se avanzó muchísimo: el índice de fallecidos continúa con una marcada baja acumulando casi 70% de caída. Esto quiere decir que dejaron de morirse en el ambiente laboral más de 7.000 personas.

En materia de accidentes también ha habido una baja desde 2008 hasta aquí del orden del 30%.

En cuanto a beneficios (prestaciones o indemnizaciones que se dan cuando ocurre un accidente), también hubo una mejora sustantiva a partir de la reforma de 2012: se actualizan en forma automática todas aquellas sumas que están fijas en pesos y hay otra porción que se actualiza conforme a los salarios. En estos tres años de vigencia de la norma, esos valores fijos se multiplicaron casi por cinco.

En materia de reubicación laboral (cuando una persona se accidenta y queda con una incapacidad permanente) también se dan prestaciones para que pueda volver a la vida laboral. Dos tercios de las personas que quedan con incapacidad son reubicadas laboralmente, ya sea en sus mismos puestos o en otro puesto de trabajo.

Pool Económico: Es un sistema que ha tenido un resultado positivo extraordinario, pero tienen encima el tema de la judicialidad. Uno de los problemas menos conocidos que ha heredado el nuevo gobierno es este explosivo sistema de Riesgos del Trabajo. ¿Cuál es el análisis que hacen ustedes?

Bettiol: La otra cara de estos servicios y beneficios viene por el lado de los juicios. En 2015 hubo otro incremento del orden del 22%, casi 105 mil demandas nuevas. Esto no se condice con los beneficios de los que hablamos ni con el nuevo marco normativo que se aprobó en octubre de 2012 intentando dar respuesta a todas las objeciones de constitucionalidad que tenía el sistema.

Esperamos que la cantidad de demandas baje, como consecuencia de este nuevo marco normativo y los mejores beneficios. Hoy, la última palabra la tiene el Poder Judicial, en la medida en que se unifiquen criterios en cuanto a la aplicación de esa reforma (ya sea en cuento a la utilización del baremo o a la aplicación del RIPTE).

Pool Económico: ¿Qué es lo que pasó? Porque se escuchó a todos y se hizo una reforma como para darle respuesta a todas las objeciones que podía tener el sistema.

Bettiol: Hay nuevas interpretaciones sobre cómo se aplica lo que está previsto en esa ley, entonces eso da origen de nuevas demandas y planteos. Existen diferentes interpretaciones en los diferentes juzgados de todo el país.

Acá, la última palabra la tiene el Poder Judicial en sus máximas instancias, sean Cortes Nacionales o la misma Corte Nacional.

Pool Económico: Con la imagen de un carancho, la UART ha publicado avisos alertando a la población sobre la judicialidad que sufre el sistema. ¿El mensaje -no dicho explícitamente en el aviso- es que si algo no cambia el sistema va a la quiebra?

Bettiol: La verdad es que corre peligro. Por año se fijan 60.000 incapacidades y estamos teniendo casi el doble de demandas judiciales. No es un sistema preparado para administrar ese tipo de cosas; es un sistema cuya cobertura es de “letras grandes”, muy inclusivo y muy integral. No ameritaría demasiadas dudas o interpretaciones alternativas, con lo cual la persona tiene que estar cubierta dentro del sistema y no necesariamente acudir a la justicia. Eso tendría que ser una excepción.

Quisimos poner sobre aviso a la población de que así no podemos seguir. Estamos llegando a grados que son inadministrables para nosotros.

Pool Económico: ¿Hay alguna señal de cambio en la Justicia? Parece que todas las esperanzas están cifradas en estas interpretaciones que hagan las distintas Cortes.

Bettiol: Ha habido diferentes fallos en algunas cortes provinciales respecto de la no retroactividad de la aplicación de la norma. Aprobada la reforma hace tres años, se dieron una serie de juicios. Por los tiempos que maneja la Justicia ya deberíamos estar en instancias superiores, asique debiera ser el momento en el cual se termine abocando.

Pool Económico: Ustedes no están pidiendo que cambie otra vez la ley, ¿no es cierto?

Bettiol: No. Desde el punto de vista normativo se han hecho diferentes reformas. La del año 2012 fue fruto de un acuerdo entre las cámaras empresarias y los sindicatos. Se empezó a trabajar desde 2004, hubo diferentes reformas parciales y al final se dio un aumento prestacional muy importante, se dio respuesta al tema de la opción. La expectativa que teníamos todos era que con estas mejoras el sistema pudiera salir adelante sin tanta judicialidad.

Pool Económico: Se dice que la UIA, la UART y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo solicitarían una reunión conjunta con la Corte Suprema. ¿Cuál sería el planteo?

Bettiol: Nosotros, institucionalmente, solicitamos una entrevista. Veremos si esto se concede en algún momento. Queremos poner de manifiesto la situación actual del sistema. Creemos que hay un tema de gravedad institucional que lo amerita, porque son muchos los beneficios que están en juego.

Pool Económico: ¿Hay ART que quieren retirarse del mercado y no saben cómo hacerlo?


Bettiol: Hubo una serie de compañías que vendieron, otras que han ingresado. En general los grupos internacionales se han ido y hubo ingreso de grupos nacionales, de prepagas. Me parece que ya está, que ese proceso ya se dio. La expectativa de todos los que conformamos la UART es que esto en algún momento se resuelva. Pensamos que los beneficios y la atención que da el sistema, lo merecen.

Pool Económico: La UIA ha manifestado que está “alarmada” por incrementos en los seguros de Riesgos del Trabajo de hasta el 400%. A través de un comunicado de prensa, la UIA detalló “que en algunos casos la alícuota llega a superar el 10% de la masa salarial.

Bettiol: Puede ser que haya casos puntuales. Hoy el sistema tiene una alícuota del 3,5%, un 20% más del valor que había operado en octubre de 2012 cuando salió la reforma, que era el valor estimado de impacto de la reforma. Quiero decir que en promedio estamos en un valor de alícuota razonable, lo que no quiere decir que no pueda haber casos más extremos que por siniestralidad (o judicialidad) tengan otros valores.

La reforma despejó la problemática de las empresas en forma directa (se detuvo la acción Civil, las demandas que hacían los empleados en forma directa a los empleadores). Toda esa litigiosidad se redirigió a la ART y ahora algunas empresas no perciben la problemática. Las ART informan a las empresas los juicios de sus empleados, pero ya no es un dato que sigan tan de cerca y es por eso que se provoca la sorpresa cuando llega la comunicación de alícuotas o el aumento de precios.

Pool Económico: ¿Se podría llegar a compensar esta creciente siniestralidad con un aumento de precios, o es medio imposible? Los resultados técnicos negativas están revelando una tarifa o una prima insuficiente.

Bettiol: Tengamos en cuenta que las trifas se fijan con un año de anticipación. Nadie podía imaginarse que este año -sobre los valores muy altos que ya teníamos de litigiosidad- se incrementaría un 22%. Ciertamente, se vuelve a incrementar la frecuencia (la cantidad de juicios) y, a su vez, la gravedad de los juicios (los valores de los juicios). Hoy el sistema está pagando por punto de incapacidad un valor de entre 12 y 15 mil pesos, que es más alto que cualquier otro sistema de resarcimiento en nuestro país. Ni hablar comparado con sistemas de otros países.

No hay tema prestacional, no es un tema de coberturas y es una pena que esto se judicialice tanto. La instancia judicial debería quedar para los casos extremos.

Pool Económico: ¿Cómo está funcionado el sistema para el nuevo beneficiario que es el personal doméstico?

Bettiol: Con normalidad. No hay ninguna particularidad y se cumplen los presupuestos que se habían previsto. Son alrededor de 350 mil cápitas.

Pool Económico: ¿Qué nuevo beneficiario quedaría para entrar? En su momento hablaron de los autónomos.

Bettiol: No ayuda es el contexto de litigiosidad. Nos pasa lo mismo que con empleadas domésticas. Uno prefiere que todo ese ruido que genera la judicialidad esté resuelto para incorporar nuevas cápital al sistema.