Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
INFORME FONDOS SOLIDARIOS
-
1 de enero de 2007
Ante la radicación de las primeras demandas judiciales por mala praxis médica, a fines de la década del 80, las asociaciones de médicos, crearon fondos solidarios, para proteger a sus socios frente a los juicios, brindando una cobertura muy similar a la de un seguro.
Estos fondos, ofrecen a los médicos sumas aseguradas de hasta 150 mil pesos, y cobran una cuota mensual fija de unos 60 pesos.
En este contexto, hace varios años se declaró una "guerra" entre estos fondos solidarios y las aseguradoras.Los fondos solidarios, argumentan que son más económicos, que son pocas las compañías de seguros que cubren ese riesgo y que muchas aseguradoras que brindaban esa cobertura quebraron, dejando infinidad de profesionales indefensos.
Por su parte, las compañías de seguros, denuncian que los fondos solidarios funcionan como aseguradoras -pese a que no están autorizados ni controlados, por la Superintendencia de Seguros-, que no constituyen reservas, que no presentan balances, que no pagan el IVA y que -ante una demanda judicial- no son citados en garantía.
A fines de los años 90, presionados por las clínicas y sanatorios, los fondos solidarios más importantes de la ciudad de Buenos Aires, resolvieron asegurarse.
Sin embargo, las compañías continúan denunciando anomalías. Sostienen que en la instancia judicial, los abogados de los fondos no denuncian la existencia de un seguro, apostando a que pague la parte más fuerte, es decir, la clínica o sanatorio.
El año pasado, a partir de una denuncia, la Superintendencia de Seguros intimó al Colegio de Médicos de la Ciudad de La Plata, al inmediato cese de la operatoria de seguros detectada, advirtiendo que los seguros sin la debida autorización, eran nulos. La medida fue recurrida por el Colegio, y ahora deberá resolver la Cámara en lo Contencioso Administrativo.