Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PRODUCTORES DE SEGUROS
"Hay un 25 por ciento del mercado que no está en manos de productores ni brokers. Gran parte de esos seguros son compulsivos. Tenemos que lograr que se tome conciencia del real perjuicio que provocan y de que la verdadera causa que posibilita esta operatoria es la falta de libertad de elección del asegurado y del productor", dijo Jorge Vignolo, vicepresidente de AAPAS.
1 de enero de 2007
Pool Económico convocó a Jorge Vignolo, vicepresidente de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros (AAPAS), y Roberto Speiser, integrante de la comisión directiva de la misma Asociación, para saber cuáles son hoy las principales preocupaciones de los productores y en qué está trabajando la nueva conducción de la Asociación.
"La Asociación funciona con muchas Comisiones de Trabajo y hay una intensísima labor tanto de índole nacional como internacional. Hay una parte de acción de AAPAS en la presencia del ejecutivo de COPAPROSE, y a través de ella con la Federación Internacional de Intermediarios. En el ámbito nacional, se han generado muchísimas acciones y algunas de ellas parecen sencillas, pero son muy importantes porque se ha profundizado el diálogo con todo el mercado. En este sentido, podemos decir que hay un diálogo muy fecundo e intenso con las cámaras empresariales, aseguradoras, organismos de contralor y con nuestros propios colegas. Y en función de esta interacción, van surgiendo aspectos que creemos que son positivos para el mercado en general", dijo Vignolo, y agregó: "En el caso del diálogo con las cámaras que representan a las compañías de seguros, son charlas con un ida y vuelta. Nosotros estamos trabajando en línea con acciones inmediatas y mediatas. Con las cámaras empresariales hay acciones en estos dos sentidos. En lo inmediato, se ha trabajando en una carta dirigida a las asociaciones que nuclean a los administradores de consorcios, advirtiendo de la situación de infraseguros que en general presentan los edificios. Esa situación la hemos comprobado con siniestros conocidos y muy publicitados por el periodismo. Con esa carta hacemos una recomendación a la revisión de la suma y recordamos la responsabilidad del administrador. Los presidentes de la Asociación de Compañías de Seguros y AAPAS han firmado conjuntamente esta nota", destacó.
Vignolo también dijo que, en el plano gremial, hubo un acercamiento con FAPASA: "Hubo una reunión de ambos Ejecutivos. Acabamos de difundir un comunicado conjunto donde restablecemos, ante la opinión de la comunidad y en términos generales, qué pensamos respecto de la legislación vigente, de la falta de profesionalidad de algunos otros canales que operan en el mercado y algunos otros detalles. Entre AAPAS y FAPASA se conversó, se coincidió en algunos aspectos (los que estamos planteando) y se quedó en seguir conversando. AAPAS ha visualizado que quiere ser protagonista del crecimiento del mercado. Y todo, mientras sea hecho en los marcos de la ética y la transparencia, es bienvenido. Todo lo que sume lo vamos a ir incorporando y haciendo. Y esta es una de las acciones que pueden generar resultados a todos los productores a partir de que los dirigentes podamos estar hablando de crecimiento y de acciones comunes", finalizó el tema Vignolo.
El vicepresidente de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros, además, habló sobre los principales problemas que está teniendo el productor asesor en su labor cotidiano: "Una de las preocupaciones se detecta a partir de las acciones que ha hecho esta nueva gestión de AAPAS. La Comisión de Defensa del Asegurado, por ejemplo, recopiló durante mucho tiempo datos de denuncias sobre problemas que tenían los asegurados al ser obligados a contratar seguros a partir de organismos financieros que le otorgaban algún nivel de préstamo. Se elaboró un estudio muy fuerte y se logró cuantificar el perjuicio para los asegurados que eran obligados a contratar este tipo de seguros. Esta es una de las preocupaciones. Hoy hay un 25 por ciento del mercado que no está en manos de los productores ni brokers. Gran parte de estos seguros compulsivos componen este aspecto. Nosotros tenemos que lograr que se tome conciencia del real perjuicio que provocan y de que la verdadera causa que posibilita esta operatoria es la falta de libertad de elección del asegurado y del productor, que es quien le va a dar la posibilidad de transparencia a la operación y va a impedir que haya acuerdos de precios entre los oferentes y la compañía", señaló Vignolo.
Por su parte, Speiser habló de los riesgos difíciles de asegurar: "Efectivamente, existen hoy en día riesgos que son muy difíciles de colocar. Hablamos de la responsabilidad civil contractual, de la RC patronal (que surgió como necesidad de las empresas ante la inconstitucionalidad de la Ley de Riegos del Trabajo declarada por la Corte). Hay pequeñas empresas que recién ahora se están dando cuenta que tiene un riesgo muy importante que va a afectar mucho su continuidad si no se resuelve una nueva ley de riesgos del trabajo. Esto hace que hoy por hoy no haya muchas alternativas. Entiendo que las compañías multinacionales que tienen alguna cobertura en sus casas matrices, extienden esa cobertura hacia nuestro país", dijo Speiser.
En la mesa de Pool Económico surgió una pregunta: ¿Las aseguradoras acompañan cuando se trata de desarrollar nuevos nichos de negocios? Speiser respondió: "Hay compañías que tienen la vocación de acompañar al productor, pero las propuestas surgen, en general, del lado de él. Las compañías, sobre las coberturas existentes, desarrollan algún negocio que acompañe. Pero notamos mucha falta de innovación en este sentido", advirtió Speiser.
Por último, Vignolo retomó la palabra para hablar de la guerra de precios que se evidencia en algunos ramos como autos y caución: "Nos preocupa porque lo que nosotros deseamos es el fortalecimiento y la solvencia del mercado. En alguna medida, las acciones que vienen de la mano de esta guerra de tarifas, en general, pueden terminar atentando contra estas cosas que nosotros deseamos. Daría la sensación que hay un poco de inmadurez en el mercado asegurador porque hasta hace pocos años atrás, momento en que el negocio había cambiado y que no había pérdidas técnicas, se comenzaron a bajar los precios y a regalar cosas, promociones. Como que la tarifa técnica suficiente no es un elemento que tiene que estar primando a la hora de asegurar. Coincidimos con la preopción de los empresarios en que en el caso de autos hay un incremento en los robos y que seguramente va a ser necesaria una corrección tarifaria. Pero va a ser difícil explicarle al consumidor que se acabaron los regalos y que hay que aumentar. Ya hay aumentos esporádicos en algunas aseguradoras que empezaron en enero, pero es un poco prematuro decir que los precios aumentaron en su conjunto", finalizó Vignolo.