Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
PIRATAS DEL ASFALTO
"Ahora se roba menos, pero de mucho más valor", afirmó José Luis Anselmi, liquidador de seguros y gerenciador de riesgos.
1 de enero de 2007
Para analizar el accionar de los piratas del asfalto, los delincuentes que roban camiones que trasportan mercaderías, Pool Económico convocó a José Luis Anselmi, liquidador de seguros y gerenciador de riesgos, y al abogado Víctor Varone.
"Según las estadísticas de Capital Federal, se roban 25 camiones por día. Pero varía según el día de la semana: 5 camiones los jueves, 7 los miércoles, etc. -comenzó Varone-. Pero según las estadísticas de Provincia, me acabo de enterar, el robo bajó un 40 por ciento, y son 10 camiones por día. Yo mucho no creo en estadísticas y tengo muy claro que ha subido la intensidad de los robos, en términos de dinero y de sofisticación. Están implementando una tecnología mucho más moderna. Usan la gama de inversiones de los satélites o sistema de rastreo para ser más específicos en los términos. Tenemos que llegar a una conclusión. Hay estadísticas distintas, pero yo creo que las mejores nos las dan las empresas", estimó el abogado.
"Desde el punto de vista del seguro, si comparás agosto del año pasado con agosto 2005, es la misma cantidad de camiones –intervino Anselmi-. Hay reuniones mensuales en la Secretaria de Seguridad de la Policía Bonaerense donde se hace una evaluación de lo que pasó y las medidas que se toman al respecto. Oficialmente, en agosto de 2003 hubo 132 delitos. El mismo mes de 2004, 102 delitos. Finalmente, agosto de 2005, 64 delitos. Entre 2003 y 2005 hubo una baja del 50 por ciento de siniestros denunciado en la provincia de Buenos Aires. Esa es la información oficial. Pero si le preguntás a los del seguro si perciben esa baja, dicen que no. Eso se puede deber a que, como decía Varone, la intensidad y la sofisticación son mayores. Se tiende a robar productos que están asegurados. Podría ocurrir que se roben menos camiones de poco monto. Lo que realmente pasa es que se roba menos, pero de mucho más valor. Otro fenómeno que coincide con esto es que hay una migración del delito hacia lugares en los que nunca hubo", completó Anselmi.
Varones habló de las zonas que conforman el mapa de este tipo de delitos: "En 150 kilómetros alrededor de Buenos Aires se comenten el 80 por ciento de los robos". Según el abogado, en el interior del país se destaca el robo de ganado: "Cada camión son 20 o 30 mil pesos. Creo que aproximadamente 1.956 kilos, algo así como el 30 por ciento de la producción, está al borde de ser robada. El robo a estos camiones es algo muy violento. También el robo de soja. Realmente está muy complicado. Y el robo de alimentos siempre es el preferido porque evidentemente es de fácil traspaso, se comercializa rápido", analizó y agregó: "También la industrial textil es víctima de estos robos".
Por su parte, Anselmi dijo que "el 95 por ciento de los casos, en la provincia de Buenos Aires, son robos de materiales de construcción". Estos robos son elevado en cantidad, no en valores. Después siguen comestibles y la electrónica, según el liquidador de seguros y gerenciador de riesgos.
Los que más llama la atención en algunos casos, además de la frecuencia y la intensidad, es el volumen que representan en dinero las mercaderías robadas: "El mes pasado se robó un camión con 1 millón 300 mil dólares en productos químicos. La semana pasada, 200 mil dólares en aire acondicionados. A cada rato se roba un camión lleno de celulares y eso es algo así como 200 mil dólares", enumeró Anselmi.
Según Varone, los delincuentes trabajan ahora con inhibidores que corta la señal de los celular que puedan tener los choferes o interrumpen las señales de los dispositivos de rastreo: "Este inhibidor corta cualquier tipo de comunicación a unos 10 o 15 metros de donde esté", agregó.
"Hoy en día es muy difícil evitar un robo. Además, si bien puede ser cierto que el 100 por ciento de los camiones tiene un sistema satelital de rastreo, no puedo decir que tal sistema sea 100 por ciento inefectivo. Es un sistema que sirve de apoyo, pero no evita robos", aseguró Anselmi.
Las mercaderías de mayor valor, en general están aseguradas. Pero los altos costos de las pólizas de transporte estaban repercutiendo en la elección de los transportistas. Ahora invierten más en seguridad y no tanto en seguros: "Esto se está agravando porque, como los delincuentes se están sofisticando, para cuidar tu camión tendrías que poner 4 o 5 móviles de custodia. Tiende a gastarse cada vez más plata, pero como los ladrones son cada vez más selectivos, es ineficiente el gasto", desalienta Anselmi.
Según el abogado Varone, lo que se está haciendo es aplicar cada vez más trabajo de inteligencia en el transporte: "Se piensa así: ‘para robarme un camión que tiene 500 mil dólares, los piratas necesitaran una cierta cantidad de equipos. Entonces, si divido al camión en 5, van a necesitar 5 veces más equipos’. La idea es hacerles el negocio económicamente no rentable a los piratas. Están empezando a jugar con planes previos de cómo llevar la mercadería y de contingencia. Antes todo el mundo se preocupa de lo previo; ahora se están empezando a preocupar por el después. El tiempo que pasa entre el robo, la advertencia del robo, y la denuncia es perfectamente aprovechado por el pirata para hace su redistribución. Se está trabajando en ver cómo complicarles la venta de la mercadería a los piratas del asfalto. Se está aplicando cada vez más inteligencia a lo que es la logística", aseguró.
Anselmi agregó a lo de Varone el aporte que hacen en esa materia las aseguradoras: "Se supone que la aseguradora es una experta en administrar riesgos. Por consiguiente, lo que un asegurado le demanda a su aseguradora es justamente eso, además de la cobertura del siniestro. Nosotros vemos que cada vez más aseguradoras se están involucrando en este tema a punto tal de dar directamente el programa completo de seguridad incluido en la póliza. Me parece muy inteligente para mantener una prima razonable en el rubro del transporte, que se estaba perdiendo a favor del gasto excesivo de seguridad. Ahora las aseguradoras te venden un paquete de seguro, más seguridad", destacó Anselmi.
Varone finalizó: "Hay una sinergia entre la empresa que contrata el seguro y la aseguradora".