Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
SEGUROS PATRIMONIALES: VOCES A FAVOR DEL AUMENTO DE CAPITALES
En la edición especial por el 3º aniversario de Pool económico, Christian Garbrecht, gerente comercial de la reaseguradora Münchener de Argentina dijo que "deben ajustarse los patrimonios de las compañías porque no reflejan la solvencia necesaria para respaldar a los asegurados".
1 de enero de 2007
Para su 3º aniversario, Pool Económico organizó una edición especial y en el panel de aseguradores de seguros patrimoniales estuvieron Gonzalo Santos, gerente general de La República; Christian Garbrecht, gerente comercial de la reaseguradora Münchener de Argentina; Mariano Devoto, gerente técnico de Mercantil Andina; y José María Iglesias, gerente de operaciones de San Cristóbal.

La superintendencia envió a las cámaras empresarias el proyecto para modificar los capitales mínimos exigidos a las compañías de seguros. ¿Cuál es tu opinión sobre este incremento de capitales, Gonzalo? ¿Lo consideras necesario para aumentar la solvencia del sector?

Santos: "a mi me parece necesario porque después del 1 a 1 quedaron bastantes desactualizados los capitales exigidos por Superintendencia (que igual son mínimos, pero después surgen de un coeficiente en función de las primas y los siniestros). Pero igual 3 millones, que era el mínimo, me parece que quedó muy desactualizado. Esto hace a la solvencia del mercado y el compromiso del accionista para con la compañía con la que opera. Me parece que es adecuado el incremento".

¿Aunque implicara dejar a un lado el margen de solvencia?

Santos: "no. Una cosa es paralela a la otra. No quiere decir dejar el margen de solvencia. Me parece que es una cosa más que hace que el mercado asegurador tenga un paraguas protector y donde el cliente que se asegura sepa que hay una agencia atrás que responde. Todas las medidas que hagan que el accionista se comprometa con el país y la compañía son positivas. De hecho, en La República nuestros clientes nos piden que tengamos compromiso con la compañía independientemente de las exigencias. Hace a la transparencia y a la solvencia del mercado".

¿Cual es tu perspectiva con respecto a esto de los capitales mínimos, Christian?

Garbrecht: "mi opinión es que sí es necesario ajustar los patrimonios de las compañías, especialmente en la búsqueda de solvencia. Hubo un descuadre con la devaluación de la moneda y poco a poco se han ido mejorando posiciones de los balances. Hoy en día se puede decir que las compañías están en una mejor posición, pero todavía no reflejan la solvencia total que se necesita para respaldar a los asegurados. Mi posición es que es necesario hacer ajuste. Pero una cosa no suple a la otra: los márgenes de solvencia son necesarios, pero combinados también con los capitales mínimos".

¿Hubo un incremento de accidente?

Iglesias: "tiene que ver con la taza de uso del vehículo. Los malos momentos que vivimos en 2001 hicieron que el stock de vehículos estuviera expuesto, pero no tenían taza de uso elevada porque habían escasos motivos para transitar en el caso de los vehículos de transporte. Y en el caso de los vehículos domésticos, eran escasos los recursos para alimentar el combustible. En la medida en que el bienestar ha sufrido un cambio favorable, el uso en ambos casos se ha aumentó y, en consecuencia, ésta es una razón por la cual se están manifestando accidentes".

¿Cuál es la tendencia en materia tarifaria para ramo automotores?

Devoto: "tiene que tener una tendencia hacia el alza de los precios, sobre todo en RC, porque hay un aumento de la frecuencia y de la intensidad de los siniestros, y todo lo que son repuestos ha subido más allá de la inflación. Además, todo lo que es sentencia de lesiones y muertes también aumentó. La prima de RC (que es fija y no es en función de la suma asegurada), viene ciertamente estancada. Así que debería haber una reajuste".

¿Cuál es el impacto que tiene la inflación? ¿Qué puede pasar en un escenario inflacionario?

Santos: "las pólizas de seguro tienen un coeficiente de ajuste (de entre el 10 y el 30 por ciento) que se contrata como una alternativa con las pólizas. Comenzaron a reutilizarse nuevamente después del 1 a 1 y tienen reajustes automáticos. Yo creo que los índices de inflación que hay ahora (estamos al 10 por ciento) no tienen un gran impacto, sobre todo cuando las pólizas son semestrales o, como mucho, anuales. Eso, me parece, genera el recambio suficiente para estas cláusulas alternativas. Lo que sí es cierto es que la inflación va pegando contra el consumo, en los sueldos de la gente que consume nuestros seguros. Lo que le queda para contratar seguros cada vez es menos. Pero los sueldos no se registran a las mismas tazas que se registra la inflación, entonces los clientes se tienen que debatir entre qué porcentajes pagar".

Los resultados de las compañías en seguros generales fueron mejorando bastante en los últimos balances, principalmente por el resultado financiero aunque hubo una mejora técnica también. ¿Cuál es la perspectiva en cuanto a resultados?

Iglesia: "hubo un gran énfasis sobre todo en el tema industrial. Por el contrario, las expectativas de rendimiento, inclusive a nivel mundial, han sufrido un deterioro. Por lo tanto esto nos está exigiendo un cambio de estrategia para poder obtener logros positivos en la esencia de nuestra actividad: la parte técnica. Tendremos que generar más autofinanciamiento y ver los resultados.

Cuál es el impacto de los juicios dentro del campo?

Devoto: "el impacto lo venimos sufriendo hace rato. Hay jurisdicciones que aún conservan lo que llamamos ‘taza activa’. Cuando uno no puede obtener esos rendimientos, no los puede obtener financieramente en el mercado. Por eso los juicios impactan negativamente no sólo por las sentencias elevadas, sino también por el rendimiento financiero".

Hay muchos casos de mediación antes que un juicio.

Devoto: "exacto. En nuestro caso en particular, hemos lanzado una campaña y logramos reducir el stock en 600 juicios. Estamos tratando arreglar de manera administrativas todos los casos".

¿Cuáles son los principales desafíos de la industria aseguradora argentina?

Garbrecht: "yo creo que hay varios desafíos. Uno de ellos es tratar de bajar los altos costos que hay, tanto de adquisición como de producción. Eso hace que el producto se encarezca y no tenga tanta penetración en el mercado como pudiera tener. Si se pudieran bajar los costos sería un producto más accesible para la clientela. Otro desafío creo que es la innovación y las búsquedas de un nuevo negocio. Creo que es un mercado un poco estancado en la maza que se vende y la búsqueda de un nuevo negocio es un desafío interesante para crecer y hacer crecer la actividad".

Esos nuevos negocios, ¿podrían pasar por responsabilidad civil?

Garbrecht: "en general todas las gamas de la economía susceptibles de asegurarse y de la industria privada. Habría que prestarles una protección y, en la medida en que se encuentre la manera de encontrar nuevos productos, nuevos nichos de mercado, eso beneficia nuestra industria en general".

Hablando de responsabilidad civil, ¿la RC es mala palabra en las compañías de seguros?

Devoto: "quizás el tema de Responsabilidad Civil sea una mala palabra por los resultados obtenidos en el pasado. Pero a lo que se puede llamar mala palabra es Responsabilidad Profesional. Estamos hablando de riesgos con 10 años de período de renuncia, y quizás con dificultades para conseguir reaseguro. En lo que hace a otro tipo de responsabilidad civil, creo que hoy las compañías ya aprendimos mucho sobre cómo suprimir este tipo de riesgos. Ya no se habla de mala palabra como en el pasado".

Mirando en perspectiva, ¿cuáles son los ramos que pueden llegar a tener mayor desarrollo en un futuro inmediato?

Iglesias: "mirando hacia dentro, hacia la compañía, y no hacia fuera, creo que tenemos bastante para hacer. Hay que tratar de mejorar sobre todo en materia de costos y de procesos. En la medida en que se produzca ese ajuste, aún aquellos que están hablando de responsabilidad civil, y aún aquellos que aparezcan como una amenaza, se van a tornar atractivos. Desde ya que no podemos estar esperanzados en que la variabilidad de los tiempos acompañen un devenir venturoso de las compañías, pero estamos acostumbrados a soportar embate del medio externo. O sea que está en nosotros el hecho de poder acomodarnos en ese medio ambiente para ser exitosos".

Pero por ejemplo, el ramo automotor es un clásico y seguirá su desarrollo dependiendo de cómo evolucione la industria del automóvil. Pero el ramo granizo, y todos los que sean seguros del agro, tuvieron un desarrollo importante porque hay compañías que se han incorporado a este negocio y antes no lo hacían.

Iglesias: "yo diría que esto tiene que ver con algo que en economía es denominado ‘el deterioro de los márgenes’. Aquello que es bueno, es atractivo para una mayoría que lo va a tomar por una zona competitiva. Es decir, que lo que le pasa a los automóviles, le va a pasar al granizo. Si miramos cuáles son las tarifas de granizo hoy y las comparamos con las tablas de hace 10 años, nos daremos cuenta de que hay una rebaja y que la competencia es mayor. Creo que todo está en la habilidad".

O sea que lo que aumenta concretamente es la oferta.

Iglesias: "la oferta crece en el momento en que los precios son más atractivos. Pero también es todo un compromiso para las compañías poder enfrentar sucesos con mejor información. Hoy el reaseguro nos asiste con mayor tecnología, por ejemplo. La predicción y la previsibilidad son mayores. No obstante, tenemos que aceptar llevar adelante nuestra acción con ingresos menores".

Gonzalo, vos sos gerente general de una compañía de capitales chilenos. Entre 2001/2002 muchas compañías empezaron a sacar inversiones en el exterior. Estas inversiones que están en el exterior ¿se están repatriando o se van a mantener afuera?

Santos: "yo creo que depende de la estrategia de cada Grupo. Eso es muy particular en cuanto a qué quiere la compañía. Nosotros tenemos la estrategia de que el ingreso no provenga del ingreso financiero, de resguardar el capital que no es de la compañía, sino de los propios clientes. Y creemos que la mejor manera de guardarlos, por ahora, es que estén en el exterior en dólares. Cuando el panorama del país mejore un poco, probablemente los traigamos y tengamos echados a los activos y pasivos que es lo que dice la lógica. Creo que en el largo plazo, los que hemos tenido la plata afuera (nosotros la tenemos desde antes del 2001), siempre terminamos ganando. Por lo cual nuestra estrategia es, por ahora, mantenerlos afuera".

O sea que aparte de ser un tema de rentabilidad, es un tema de seguridad

Santos: "las tazas en la Argentina están muy cercanas a las de afuera. Digamos que no hay un mejor ingreso por traerla en la Argentina. Pero más allá de eso, para nosotros no es atractivo traerla en este momento. A futuro veremos, pero siempre resguardando el patrimonio de los asegurados porque, en definitiva, esos activos pagan los hechos que ya ocurrieron y no los que van a venir. Así que la mejor forma para estar resguardados, es en el exterior".

Christian ¿cómo ven los accionistas de tu compañía éste escenario nuevo de la Argentina?

Garbrecht: "en realidad venimos trabajando desde antes de la crisis económica y han permanecido desde entonces. El desarrollo que se viene presentando en al economía y la estabilidad que se ha logrado mantener desde la crisis, es difícil decir de explicar desde el punto de vista de los accionistas. Pero la compañía ve que la vienen acompañando y apostando a esta industria aseguradora y que lo va a seguir haciendo hacia el futuro. Así que esperamos que esta senda en la que estamos perdure hasta el futuro, porque es muy importante para todos nosotros".