Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
-
ROBO A CAJAS DE SEGURIDAD
Ricardo López, del departamento técnico de Crawford Argentina, aseguró que "este tipo de robos son habituales" pero que "son casos reservados porque a los bancos no les conviene que se sepan".
1 de enero de 2007
El robo a 4 cajas de seguridad de la casa central del Banco Nación, volvió a poner el tema en el tapete. A los pocos días se supo que la justicia y la policía estaban investigando otros robos ocurridos en los últimos 4 meses, en otros 5 bancos de Capital (Palermo, Belgrano, Tribunales) y GBA (Vicente López).
Para saber qué es lo que está pasando con la caja de seguridad de los bancos, Pool Económico convocó a la doctora Nidia Singman de Domínguez, profesora de Contratos de la Facultad de Derecho de la UBA (y un referente del tema porque lleva adelante las demandas de damnificados en el robos a las cajas de seguridad en una sucursal del ex Banco Mercantil, casos que tuvieron sentencia y sentaron jurisprudencia), y a Ricardo López del departamento técnico de Crawford Argentina.
"Los robos a las cajas de seguridad son habituales, pero son casos reservados, porque obviamente a los bancos no les conviene que se sepan. El caso del Banco Nación tuvo repercusión porque era, justamente, el Banco Nación, situado cerca de la Casa Rosada, etc. Pero los robos de este tipo son mucho más frecuentes. No son de gran magnitud, pueden ser generalmente una, dos o tres cajas. Son robos de todo tipo: rompen con barreta la caja de seguridad o las abren con duplicado de llaves. Hay bandas con cerrajeros especialistas y te hacen un duplicado de la llave", aseguró López.
También dijo que las causas de los robos pueden deberse a que hay fallas concreta de los sistemas de seguridad o bien a infidelidad de empleados: "hay de todo. Pensemos que si una persona con una barreta logra irrumpir una caja de seguridad nos deja en claro que hay cierta complicidad. Nadie escucha o ve lo que pasa. En el caso de la copia de una llave, puede haber algún tipo de infidelidad. Esto se da de manera que un empleado cubre a alguna persona para que pueda actuar sin problemas y pueda obtener un beneficio apetecible. Porque si se eligen varias cajas al azar es más difícil, pero si se da una inteligencia previa, el nivel para el empleado infiel, va a ser más apetecible", diferenció López.
Según Singman de Domínguez, hay diversidad de casos: "muchas veces se publican casos pero de manera pequeña. O se publican sentencias de los juicios, y en general las leen las personas que están en juicio. La gente en general se entera cuando le toca a uno. Los casos presenta de todo: hay hurtos sin violencia, con violencia y hay casos en los que están afectadas las cerraduras. Yo tuve muchos casos en trámite de juicio donde el cliente descubre que le falta en la caja sus pertenencias", reveló.
Singman de Domínguez habló, además, de la actitud de los bancos frente a este tipo de casos: "en este país los bancos dicen que van a indemnizar y luego no indemnizan, como sucedió con el boquete de Las Heras y Callao. En general hay que hacer juicios que duran varios años. Luego de los planteos puestos a prueba, puede ser que algunos bancos logren llamarnos para algún acuerdo dentro del juicio antes de llegar a la sentencia. Hay que tener en cuenta que no sólo es el dinero, sino el daño moral el que juega un papel importante". Singman de Domínguez aclaró que demostrar que realmente ocurrieron estos robos perjudica muchísimo al banco: "todo esto se prueba por indicios. No es que viene un damnificado y dice que le robaron tal cantidad de dólares y el juez se lo da. Es muchísimo trabajo profesional para probar estos casos".
Respecto a los seguros que pueden cubrir robos a cajas de seguridad, existe la póliza integral bancaria: "esa póliza podría cubrirlo –dijo López-. Las coberturas de integral bancaria están cubriendo generalmente, en primer termino, cualquier tipo de robos de dinero, los tránsitos, cualquier transacción que se haga con documentos, cheques falsificados. El robo de caja de seguridad es un adicional que las coberturas generalmente tienen. Pero al no ser la propiedad del banco, hay que tener en cuenta que es una responsabilidad civil. Dentro de las coberturas de integral bancaria sí suele incluir eso. Lo que pasa es que se limitan las sumas, hay franquicias altas y no es barato. En el caso de que haya joyas por ejemplo, sí se cubre. El dinero en efectivo no. La idea de que en las cajas de seguridad haya dinero es Argentina", aclaró López.
Singman de Domínguez tiene por cliente a uno de los cuatro damnificados del Banco La Nación: "tengo que guardar cierta confidencialidad, pero los bancos niegan el reclamo y su responsabilidad. Existe una cláusula que dice que el banco no se hace responsable por el robo o que responden sólo hasta 2 mil ó 5 mil pesos. Pero hay una jurisprudencia que dice que dicha cláusula es nula y que por prueba de indicios se puede llegar a una sentencia por defunciones legales. Lo normal es que los bancos digan que no le robaron y que si le robaron no había nada adentro", finalizó la especialista.