Suscríbase y reciba gratis nuestro newsletter y alertas de noticias en su casilla de e-mail
PANORAMA ECONÓMICO
Problemas de inversión privada
El economista Fausto Spotorno dijo que todos apuntan a eliminar el cepo cambiario el año que viene: “Si no liberás el giro de utilidades, no vas a tener inversiones. Si no liberás las importaciones, vas a tener serios problemas con las exportaciones”, agregó. Por su parte, el economista Pablo Singerman sostuvo que es inviable hacerlo de un día para el otro y que la única alternativa sería pidiendo prestamos afuera: “Pero hay varios candidatos que no están pensando en aumentar la deuda externa sino que apuntan a continuar con la línea del desendeudamiento”. Los especialistas hablaron de inversión, de deuda, de consumo, de tipo de cambio, y sólo coincidieron en una cosa: hay problemas de inversión privada.
14 de abril de 2015
Los economistas Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres y Asociados, y Pablo Singerman, director de Singerman y Marko Consultores, director del Departamento de Economía del CBC de la UBA, y profesor de Economía y Macroeconomía en la Facultad de Derecho de la UBA y la UB, estuvieron en Pool Económico para analizar la coyuntura económica de nuestro país y trazar las perspectivas en un año electoral.

Pool Económico: Alejandro Vanoli, presidente del Banco Central, dijo: “Es importante que siga el dólar ahorro porque da certidumbre y tranquilidad a los ahorristas”. También dijo que su objetivo es reducir la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue. ¿Qué piensa de las promesas electorales que hablan de anular el cepo cambiario?

Spotorno: Hay que definir (y entender) el “cepo cambiario” como el conjunto de tres restricciones: a las importaciones, a la compra de dólares y al giro de utilidades. La restricción a las importaciones va a haber que sacarla. No llega a fin de año. Ya la OMC falló en contra de la Argentina así que si no logramos negociar algo con EE.UU. y con Europa, el año que viene vamos a tener que levantar las restricción o, de lo contrario, empezaremos a recibir castigos por parte de otros países que van a cerrar sus economías a las importaciones argentinas. Esta restricción es un problema muy serio para el año que viene. Luego está la restricción al giro de utilidades, que es la más grave de todas. Ya se están acumulando entre 12 mil y 15 mil millones de utilidades no giradas. Es un monto muy grande y mientras restrinjas esas utilidades no podés esperar mucha inversión desde afuera… porque nadie te va a poner plata que no pueda sacar. Hay que hacer algo con esto aunque tal vez no una liberación total de golpe ya que se daría una fuga de capitales muy grande. Pero algo hay que hacer. Finalmente está la restricción a la compra de dólares es, de las tres, la más chiquita. Macri dijo “quiero salir del cepo el primer día”. Eso quiere decir unificar el mercado cambiario; el tema es qué hacés con los dólares que salen. Vanoli, cuando dice que quiere “ir achicando la brecha”, lo que está diciendo es que si logra cerrar la brecha lo suficiente a lo mejor ya no resulta más necesario un cepo cambiario.

Creo que todos apuntan a eliminar el cepo el año que viene. Si no, el próximo gobierno va a estar peleando con esto todo su mandato, cuando en realidad cualquiera que sea presidente querrá tomar sus propias decisiones y no estar resolviendo problemas del gobierno anterior (al menos se apuntará a perder el menor tiempo posible en resolverlos).

Pool Económico: El propio kirchnerismo estaría en línea con la definición de Vanoli.

Spotorno: Es que no hay muchas opciones. Si no liberás el giro de utilidades, no vas a tener inversiones y no vas a poder crecer. Si no liberás las importaciones, vas a tener serios problemas con las exportaciones lo que también genera problemas para crecer. Lo único que es discutible es la compra de dólares para el sector privado.

Pool Económico: A mi entender, para librar el cepo deberían cumplirse dos condiciones. Una es que haya un flujo de ingreso de dólares y otra es que haya una devaluación. ¿Qué opinás, Pablo?

Singerman: Yo tengo otra visión. Empezaría por contar por qué hoy hay algún tipo de restricción a la compra libre de dólares. En principio, tiene que ver con que la Argentina no tiene el dólar como moneda corriente. No los producimos ni los fabricamos. Para nuestro país, los dólares se generan de una sola manera: cuando ingresan dólares del exterior por exportaciones o inversiones. En otras épocas, es cierto, había otra manera: pidiendo préstamos. Pero este Gobierno tomó lo decisión de no pedir préstamos porque definió que no sólo no va a generar más de deuda sino que, además, va a desendeudar al país. Son definiciones políticas que devienen en definiciones de política económica.

Cuando la Argentina, por problemas con la generación de energía, debió comenzar a importarla, necesitó utilizar gran parte de los dólares que generan las exportaciones para tal fin (también podemos habar de por qué durante tantos año, antes de ser estatizada, YPF no generó energía y debimos importarla). Entonces, gran parte de nuestros dólares se van en la compra de energía. Tenemos, como consecuencia, una cantidad limitada de dólares para los importadores. Y aparece esta pregunta de qué hacemos con los dólares que el resto de la gente nos está pidiendo. Hay quienes están acostumbrados a ahorrar en dólares, hay personas que los necesita para viajar y hay importadores que los precisan para comprar bienes terminados e intermedios. Los funcionarios de este gobierno dicen “no tenemos dólares para todos y no los vamos a pedir prestados afuera”. Acá aparecen las restricciones que algunos llaman “cepo cambiario”.

Yo opino que es imposible salir de cepo cambiario en el corto plazo. Ningún candidato lo está planteando. Macri lo dijo pero Melconián salió atrás a decir que es inviable hacerlo de un día para el otro. Sabe que no se puede, justamente por esto: si no tenés en el BCRA la cantidad de dólares necesaria para cubrir la demanda que generaría salir de esta restricción, ¿cómo hacés? Bueno, una alternativa es pidiendo préstamos. Así probablemente podrías tener los dólares que quieras, pero andá a saber a qué tasas te los prestan. Además, está el tema de que volvés a la generación de deuda. Me parece que hay candidatos, varios, que no están pensando en aumentar la deuda externa sino que apuntan a continuar con la línea del desendeudamiento.

Distinto es el tema del ingreso de dólares por inversiones, tema sobre el que, en algún punto, puedo coincidir con Fausto.

Pool Económico: Los candidatos dicen que el año que viene va a mejorar la situación económica y que van a ingresar inversiones. Algunos los atribuyen a un triunfo opositor y a un cambio de rumbo, otros no.

Singerman: Inversiones ya están entrando. Hoy se presentó la nueva inversión de Honda de 250 millones de pesos para la fabricación local (para consumo interno y para exportación) de la camioneta HR-V. Es una noticia sumamente importante por lo que significa. Inicialmente, es cierto y hay que contarlo, se va a fabricar con sólo un 21% de autopartes argentinas, pero con el tiempo se va a tratar de llegar al 80%. Esto es lo que está planificado según la información de la compañía.

Pero, hay que entender algo: la Argentina viene de 50 años de destrucción de industria nacional, con lo cual no podemos pretender que en diez o doce años un solo Gobierno cambie lo que se destruyó en 50.

Pool Económico: En los años recientes, Argentina sostuvo su crecimiento en la fortaleza de Brasil y el elevado precio de los commodities. Esas dos situaciones ya no son tales. Por ejemplo, la soja perforó los 350 dólares.

Spotorno: Pero ese no es un mal precio.

Pool Económico: Comparado con el precio que tenía en los ‘90, no.

Spotorno: Comparado con 2007 tampoco. En 2007, cuando decíamos que el precio de la soja estaba volando, estaba en 360 dólares. En realidad la soja está en un mal precio para el dólar que tenemos en la Argentina. El serio problema del cepo es que tenemos un dólar insostenible. Hoy el tipo de cambio real, por ejemplo contra Brasil, es más bajo que el que tenías en 1998. Está más apreciado que en ese momento. Y el tipo de cambio real, multilateral, contra todos los países, me parece que estamos casi en el límite de lo que estaba en la convertibilidad. Todavía no estamos ahí, pero casi. Con la diferencia de que no nos podemos endeudar. No es que no “queremos” endeudarnos, eh? Es que no “podemos”, básicamente porque Griesa no nos deja. De hecho, el Gobierno intentó tomar deuda en el exterior hace poquito pero se cayó porque Griesa empezó a pedir información. Además, hay que decir que en realidad no es cierto que la Argentina no esté tomando deuda. Estamos tomando mucha deuda, lo que pasa es que mayormente la toma en BCRA. En deuda en pesos, es cierto, pero el tema del financiamiento es muy serio. No tenemos dólares, no están entrando dólares, los precios están totalmente desfasados (todos; la soja, el petróleo, el gas y los televisores tienen precios diferentes en el mercado local y el mercado internacional).

Pool Económico: Singerman no está de acuerdo con lo que decís. Antes de que él cuente su opinión, ¿qué te parece, Spotorno, que puede pasar con el vencimiento de 6.000 millones de dólares del BODEN 2015? Se dice que se va a reestructurar esa deuda, que se va a ofrecer un canje por otro bono al 2022.

Spotorno: Creo que esa es la mayor oportunidad que tiene el Gobierno. Esos 6.000 millones que vencen ahora es la necesidad más importante de dólares que tendremos este año. Al Gobierno lo beneficiaría un canje porque liberaría muchos dólares. Pero vamos a ver qué pasa. En diciembre se intentó algo pero se hizo muy mal: se intentó vender el bono contra dólar oficial y no dio para nada. Pero yo creo que el canje puede funcionar. Hay que ver. Es muy difícil el BODEN 2015 en particular porque los tenedores son mayormente extranjeros están muy atomizados, lo que dificulta mucho convencerlos. Pero igual yo creo que hay muchas posibilidades de hacer un canje, por lo menos parcial.

Singerman: Acá hay discusión y disputa entre ideas. Fausto decía que el país se está endeudando, y es cierto dicho como se dijo: el BCRA se está endeudando, en pesos. Y eso es justamente una idea, una decisión, la autoridad política le dio la orden a la autoridad monetaria de que la deuda se genere en pesos. Se tomó la decisión de contraer deuda en nuestra moneda, ya no en moneda de afuera cuya gestión desde las cuentas públicas el día de mañana sería mucho más compleja porque habría que pagar capital e intereses en dólares. Hoy estamos endeudados en pesos, que es nuestra moneda. Insisto, son decisiones basadas en ideas. La idea de hoy es distinta de la que estuvo gobernando la Argentina los anteriores 50 años.

El segundo punto es el de los fondos buitres y el juez Griesa. Sería muy sano -como mensaje al mundo- que todos los economistas y candidatos a presidente digan qué opinan acerca de esto que es, ni más ni menos -y más allá de los amores y los odios sobre quién preside el Gobierno en este momento-, una injerencia absoluta sobre los intereses argentinos.

Cuando hubo rumores de que la Argentina podía llegar a incumplir con los pagos del último tramo de los bonos, nuestro ministro de Economía ofreció un canje para aquellos que tuvieran dudas. Ese canje no tuvo éxito porque la gente le creyó a este gobierno sobre que había plata.

Pool Económico: Más allá de quejarse de Griesa, lo que deberían decir los candidatos es cómo resolver el problema. Todos coincidimos en que no podemos estar así toda la vida.

Singerman: Por supuesto. Al respecto me parece interesante la visión de Bein (que coincide con lo que intenta hacer el Gobierno en esta última etapa) cuando dijo “me parece que hay que sentarse en forma seria, adulta y profesional, con estos fondos y el juez, y arreglar”. La voluntad argentina, quedó demostrado, es arreglar. Pero fíjate lo que ocurre del otro lado: se intenta instalar la idea del default. Pero todos sabemos (mucho más los que estudiamos economía) que default es cuando debés plata y no tenés con qué pagarla. Este caso es distinto: debés plata, la tenés, la querés pagar y otro no te deja. Esto excede lo kirchnerista vs. Lo no-kirchnerista. Sin embargo, yo no escucho a los candidatos decir que lo que está pasando es una injerencia lisa y llana sobre asuntos argentinos.

Pool Económico: ¿Cuáles son los desequilibrios económicos que afronta la Argentina?

Singerman: Hoy tenemos un desequilibro de inversión y esto a mí me preocupa. Dije ya que coincido con Fausto en que hace falta aumentar las inversiones. Y en ese marco me parece que hace falta la presencia del Estado, porque cuando el sector privado nacional y/o extranjero se retira de la inversión por equis motivo, aparece el Estado para sostener esa inversión con gasto público (después podemos discutir por qué se retiran los privados, aunque también hay que aclarar que se retiran hasta cierto punto, porque hay inversión, aunque no en el nivel que correspondería). Entonces, hay inversión pública. Lo que tenemos es un problema de inversión privada que hay que resolver. Me parece que es interesante escuchar las propuestas de los candidatos para ver cómo creen que se puede resolver.

Después de un 2014 complejo, hay señales de que el consumo interno se está recuperando. Creo que 2016 va a ser un buen año en temas de consumo. Me parece que funcionan los planes del tipo “Ahora 12” -que algunos critican- que se tratan de consumir productos de fabricación nacional pagándoles en 12 cuotas. Se generaron 14 mil millones de pesos en ventas. O sea que funcionan. Yo digo que de verdad el consumo interno tracciona el crecimiento y el desarrollo. Y esto está volviendo después de un 2014 feo, malo.

Pool Económico: ¿Pero las inversiones del exterior?

Spotorno: No. Esas no vienen. Argentina cayó mucho en lo que es inversión extranjera directa, prácticamente no hay operaciones de fusiones y adquisiciones, que es la medición más simple de la inversión (porque se trata de inversiones que compran algo que ya está hecho). Y esta inversión extranjera directa no va a venir hasta que no pueda generar utilidades. Es obvio. ¿Para qué voy a poner la plata si no la puedo sacar?

Singerman: ¿Y la inversión de Honda que se anunció esta mañana?

Spotorno: Son 250 millones de pesos.

Singerman: Eso es un primer tramo. Estamos hablando de una compañía japonesa que viene a instalarse en la Argentina para producir acá y exportar a Latinoamérica. No podemos minimizar eso, Fausto.

Spotorno: Argentina necesita 6 mil millones de dólares por mes de inversiones. Una inversión de 250 millones de pesos es chiquita.

Singerman: Bueno, estamos hablando de una sola, que se anunció hoy y que es la última. Podríamos contabilizar un montón más. De todas formas, el mensaje es muy fuerte: una compañía japonesa como Honda que confía en la República Argentina. No es para minimizarlo. Tenemos que considerarlo. Tenemos que estar conformes y contentos, y subrayar que es algo muy importante. Es un mensaje muy fuerte de un país absolutamente desarrollado industrialmente que viene a invertir a nuestro país para fabricar una camioneta.